Entradas populares

Religiones en India

 
India es un país no deja indiferente a nadie. Cuna de civilizaciones y culturas milenarias, de mitos y leyendas, India es un país enorme, tanto en extensión como en riqueza de pueblos, idiomas, culturas y religiones. Durante su etapa histórica más reciente, India fue colonia del imperio británico hasta mitad del siglo XX, hecho que ha marcado profundamente su desarrollo y concepción actual de país. Es aquí donde podemos contemplar crudamente toda la riqueza y la pobreza imaginables, todas las contradicciones posibles, lo mejor y lo peor del ser humano. De entre todo ello, destacan sobremanera las religiones en India, como un patrimonio cultural e histórico que no nos pasará desapercibido en nuestro viaje por el Subcontinente.

India siempre fue un cruce de caminos y eso se refleja indudablemente en las religiones. El Hinduismo es la religión predominante, pero con unas minorías bastante importantes de musulmanes, budistas, sikhs y cristianos. Hasta antes de la partición de la India británica en dos, en lo que hoy son los países de India y Pakistán (y posteriormente Bangladesh), todas las religiones convivieron durante siglos en armonía.
Desde la división que causaron los británicos, las tensiones religiosas entre hindúes y musulmanes han sido constantes durante los últimos 70 años. India y Pakistán  han mantenido y mantienen relaciones turbulentas desde entonces, con conflictos pasados como la guerra de independencia de Bangladesh y presentes como el control de la región de Cachemir en el extremo norte del Himalaya, frontera entre Pakistán, India y China.

No obstante este hecho no afecta al viajero que verá como las pequeñas comunidades locales conviven en paz dentro del mismo barrio o poblado respetándose mutuamente y compartiendo lengua y cultura aun teniendo diferente religión. Esto es algo bastante común en India, la convivencia pacífica de comunidades muy diferentes dentro de un mismo poblado o barrio, con gentes de muy diferente etnia, religión, procedencia o incluso idioma. Es una de las riquezas culturales que tiene India y que nos sorprende y descoloca a nosotros los occidentales, más acostumbrados a asociar países y pueblos con determinados grupos étnicos o religiones.

Las otras religiones minoritarias como sikhs o budistas también ejercen mucha influencia en la vida social y política de la India. De hecho en India vive el Dalai Lama, máxima autoridad mundial del Budismo, concretamente en Dharamshala, al norte del país, lugar al que tuvo que emigrar debido a la persecución política que sufrió el Tíbet desde la invasión china en 1959. Y en cuanto a los sikhs, esta comunidad siempre ha sido muy poderosa e influyente en toda la India, hasta el punto de que dos miembros de la misma han ostentado el cargo de primer ministro dos veces en los últimos 25 años.
Existen pequeñas comunidades cristianas en la costa de Goa, debido a la influencia que ejercieron los portugueses al principio de la época colonial, antes de los británicos. No es raro encontrar iglesias en lugares como Panaji o en Siolim.

También existe una comunidad importante de parsis (una de las dos acepciones o corrientes del zorostrianismo) proveniente de la antigua Persia y que se establecieron en los actuales estados de Gujarat y del Maharashtra, dos centros económicos y financieros con Mumbai como capital financiera, al oeste del país.

En definitiva, Unidad en la Diversidad, el más famoso de los eslóganes de India y que pone de manifiesto como un país tan diverso, enorme y diferente, con tal cantidad de religiones, etnias, lenguas y culturas, es capaz de aglutinarlos a todos y formar una nación. La nación India de la cual todos sus habitantes se enorgullecen con un alto sentimiento patriota. Unidad en la Diversidad, realmente pocas veces un eslogan trasciende más allá de un puro cliché para convertirse en una realidad bien palpable. Y esto ciertamente ocurre en India. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario