Entradas populares

Antiguas civilizaciones de Asia

El Sudeste Asiático es uno de los pocos lugares del mundo en el que aun podemos deleitarnos con el conocimiento de civilizaciones antiguas. Imperios hoy desaparecidos pero que dejaron un legado histórico, artístico y cultural que a día de hoy podemos descubrir y llegar a conocer si nos decidimos por viajar y conocer estas tierras.

Tanto en la actual Tailandia, como en Birmania, Camboya, India o China podemos encontrar estos vestigios que nos hablan de antiguos esplendores y de civilizaciones que dejaron una profunda huella en la historia, la cual aun perdura a pesar de los muchos siglos pasados desde el final de sus dominios.

Aquí os dejo una pequeña selección de las que consideramos más interesantes.

Religiones en India

 
India es un país no deja indiferente a nadie. Cuna de civilizaciones y culturas milenarias, de mitos y leyendas, India es un país enorme, tanto en extensión como en riqueza de pueblos, idiomas, culturas y religiones. Durante su etapa histórica más reciente, India fue colonia del imperio británico hasta mitad del siglo XX, hecho que ha marcado profundamente su desarrollo y concepción actual de país. Es aquí donde podemos contemplar crudamente toda la riqueza y la pobreza imaginables, todas las contradicciones posibles, lo mejor y lo peor del ser humano. De entre todo ello, destacan sobremanera las religiones en India, como un patrimonio cultural e histórico que no nos pasará desapercibido en nuestro viaje por el Subcontinente.

India siempre fue un cruce de caminos y eso se refleja indudablemente en las religiones. El Hinduismo es la religión predominante, pero con unas minorías bastante importantes de musulmanes, budistas, sikhs y cristianos. Hasta antes de la partición de la India británica en dos, en lo que hoy son los países de India y Pakistán (y posteriormente Bangladesh), todas las religiones convivieron durante siglos en armonía.

Budismo, más allá de la religión


El Budismo es una parte fundamental de la historia y de la cultura del continente asiático. La realidad es que ni soy ni pretendo ser ningún experto en la materia (solo faltaba...) y que la información que tengo aquí consiste en una mezcla de lo que hemos ido aprendiendo estos años, y de otras fuentes como libros leídos, películas y documentales vistos, pero sobre todo en mayor medida de lo vivido en directo en nuestras experiencias viajando y también viviendo largas temporadas en estos países.

En primer lugar, decir que el Budismo no es una religión, al menos tal y como nosotros, los occidentales entendemos el concepto de religión. No existe un Dios creador, hacedor de todas las cosas y del Universo. Buda no es considerado como tal por sus seguidores, sino más bien un maestro del cual entender y de quien aprovechar sus enseñanzas. En el ideario budista, el concepto de Dios como ser supremo hacedor de todas las cosas no existe. ¿Cuáles pueden ser las razones?

Ayurveda, la medicina milenaria de la India

El Ayurveda es un conjunto de técnicas médicas que se desarrolló en la India hace más de 5.000 años y que ha continuado vigente hasta nuestros días. Es una técnica milenaria que se basa en el conocimiento popular y tiene sus orígenes en las antiguas tradiciones de los curanderos de los poblados indios, cuando simplemente se utilizaban remedios naturales de plantas, aceites, especias y diferentes combinaciones de alimentos, para la curación de todo tipo de enfermedades, desde las comunes hasta las más complejas.

Vaya por delante que no pretendo aquí hacer un estudio detallado de esta medicina y filosofía de vida, sino simplemente dar a conocer algunos conceptos básicos del Ayurveda y también hacer notar como en las últimas décadas, estas técnicas han sido “descubiertas” en Occidente, siendo hoy en día cada vez más las personas que creen y practican el Ayurveda como su sistema de curación, bien principal o bien alternativo y complementario a la medicina moderna.
El Ayurveda se fundamenta en la definición de los 5 elementos fundamentales que existen en la Naturaleza, a saber: tierra (bhumi en Sánscrito), agua (yala), fuego (agní), aire (vaiú) y éter (akasha). Como vemos, estos son también los 5 elementos básicos que aparecen en la filosofía griega casi 2.500 años después. Para entonces en el Subcontinente Indio ya llevaban más de dos milenios habiendo desarrollado complejos sistemas de filosofía, medicina y pensamiento. Esto nos da que pensar que a lo mejor en Occidente todavía no lo sabemos todo, como normalmente pensamos y que no está de más viajar para cambiar un poco de perspectiva y conocer otras realidades.

Thanaka, el cosmético natural de Myanmar

Existen multitud de estímulos y cosas sorprendentes que un viajero captura cuando llega a Myanmar. Uno de los que más despierta la curiosidad de la gente la primera vez que visita el país es la thanaka, esas extrañas lociones o figuras de color amarillo que se observan pintadas en los rostros de casi todas las personas por las calles del país.

Esos círculos amarillos, cuadrados, líneas o incluso vistosos dibujos en las mejillas, la nariz y la frente es la thanaka, una pasta cosmética de color amarillo-blanco producido por la molienda de la corteza del árbol thanaka con la ayuda de una piedra plana y lisa y mezclada con agua. El líquido amarillo lechoso resultante se seca rápidamente cuando este es aplicado a la piel.
Mujeres, hombres y niños se aplican thanaka a la cara, brazos y piernas por múltiples razones. La thanaka es muy valorada como un protector solar y también como producto de belleza que mantiene la frescura de la piel, disminuye su oleosidad, refuerza los poros, mejora la tez y añade una agradable fragancia suave a la piel. También se utiliza como medicamento para tratar el acné, hongos, llagas en la piel, el sarampión, la epilepsia, la intoxicación y la fiebre.