Entradas populares

Conducir en Tailandia, ese arte

Para aquellos que nunca hayan pisado Asia, la conducción aquí nada tiene que ver con la que estamos acostumbrados en Europa. En general, el respeto a las normas es escaso, a veces esas normas están poco claras o directamente no existen y en general conducir o ser conducido es una experiencia por la que todos hemos de pasar alguna vez e incluso, tener algún que otro "sustito".



Y eso que estoy hablando de conducir en Tailandia, país en el que vivo actualmente, en el que a pesar de que existe un cierto caos, nada tiene que ver con hacerlo en Vietnam, o Camboya por ejemplo y ya no digamos la India. Aquí, para NO variar, la India siempre es caso a parte...

Mae Hong Son: la joya escondida del Norte de Tailandia. Mae Hong Son: The hidden gem of Northern Thailand

Wat Chong Kham
Mae Hong Son es una pequeña y coqueta ciudad que se encuentra bien escondida en el extremo Noroeste de Tailandia. Limitando con la frontera birmana, durante muchos años ha estado más cerca de sus vecinos birmanos que de la propia Tailandia. De hecho, todo el área perteneció a los primeros reinos Lanna, el embrión de lo que más tarde sería el reino de Siam (la Tailandia de hoy) y en toda la provincia la etnia predominante es la Tai Yai, más conocida como Shan en la actual Myanmar, junto con otra de las etnias más famosas por su tormentoso pasado y presente: los Karen.

Mae Hong Son is a small and charming city located in a secluded corner at the far Northwestern Thailand. Bordering Burma for several hundred kilometers, during many years the city was closer to Burma than it was to Thailand. In fact, some centuries ago, all the area belonged to Lanna Kingdoms, the first ancestors of Siam Kingdom and  precursor of  today's Thailand. In all the province, the main ethnic group is Tai Yai or Shan, the same as in neighbouring Myanmar's Shan State, together with another of the more famous ethnic group due to its uneven and disturbing past and present: The Karens. 

Mae Sam Leap: Un viaje a otro mundo a orillas del rio Salween. A trip to another World in the banks of Salween River

Mitico Salween. Mighty Salween

Este es el primer post bilingüe inglés-español que voy a escribir en el Blog. Hay dos razones fundamentales para ello. Una es que no quiero perder la costumbre de escribir en inglés, lo cual es bastante difícil viviendo en Tailandia, donde poca gente habla el idioma. Otra es intentar ampliar mi red de seguidores, ya que con mucha gente que me encuentro en los viajes y quieren saber qué es lo que hago, se encuentran con la barrera idiomática para poder leer mis escritos. ¡Así que vamos a intentarlo!
For the first time in this Blog, I'll write the post both in Spanish and English. Two are the main reasons for that. The first is that it’s difficult living in Thailand to use English in the day to day life. Common people, as a rule, don`t speak fluent English and even less they write it. The other one is that I want to reach another type of followers, people from English speaking countries and also people I have met during my travels. Sometimes it’s interesting to tell them that I write in a Blog but at the end language barrier becomes an issue for them to keep the interest in the long term. So, let's try and see what it comes out from this!

Templo de Doi Saket y Lago Mae Kuang

Una buena escapada de Chiang Mai en moto, sin tener que hacer muchos kilómetros es la zona de Doi Saket. Saliendo por la carretera 118 por el Noreste de la ciudad, después de tragarte un buen tráfico (inevitable en esta ciudad salgas por donde salgas), al cabo de unos pocos kilómetros empiezas a disfrutar del paisaje montañoso y verde, con la montaña de Doi Suthep a la izquierda y viendo ya la colinita de Doi Saket a lo lejos. 

El pueblo de Doi Saket no tiene mucho en sí, son las dos típicas calles en cruz de cualquier pueblito de Tailandia con mercado y tiendecitas desperdigadas a ambos lados.

Subiendo la colina, encontramos el templo, bueno, el complejo más bien de templos, salas de estudio y residencia de los monjes que allí habitan. El lugar, si vas un día entre semana es muy posible que no haya apenas turistas y que te encuentres con los monjes, vestidos en sus ropas naranjas, dando vueltas por allí. Alguno se te acercará y es posible que te pregunte aquello que de dónde eres. Ante la inevitable respuesta se producirá el inevitable comentario: "ohh, Meeessssiii". En fin, qué le vamos a hacer...