Entradas populares

Las dos grandes corrientes del Budismo: Theravada y Mahayana

Sigo con el tema de Budismo. En la anterior entrada me quedé describiendo las dos grandes corrientes Budistas, la Mahayana y la Theravada. Pero quizá antes de poder seguir con esto, tenga que explicar algunas cosas más. Bien, partimos de que Buda se iluminó, es decir, alcanzó el Nirvana, la comprensión completa, el despertar y la liberación del alma o karma. Entonces terminó su existencia, es decir, murió, pero no sólo su persona física, también su alma, ya que ya había cumplido con su cometido en la vida. ¿Qué significa todo esto?, se estará preguntando alguno. No suframos, yo todavía sigo haciéndolo...

El Budismo postula que la vida es sufrimiento, que el alma humana, o karma, vaga por los siglos y milenios reencarnadose en cientos, miles de formas de vida. A diferencia del Cristianismo, en el que la resurrección de los muertos sólo ocurre una vez y ésta significa que la persona, tal y como la conocemos, revive literalmente, con su misma personalidad, rasgos físicos, conciencia, pensamientos y personalidad, en el Budismo la reencarnación es un concepto un poco diferente. El karma, una entidad incorpórea y etérea, se reencarna pero por medio de una especie de apropiación (no sabemos si indebida o no) de alguna forma de vida, pasada o futura y no siempre necesariamente humana.

El Budismo, lo que yo he entendido de esta ¿religión?, ¿filosofía?

Sukhotahi, Tailandia
Hace tiempo que quería escribir sobre Budismo, una parte fundamental de la historia y de la cultura para entender el continente asiático. Vaya por delante que no soy para nada ningún experto y que la información que tengo es un poco mezcla de lo que he ido aprendiendo estos años, de algunos libros sobre el tema que he leído, de algunas películas y documentales, también de tirar un poco de internet o de lo que he visto en vivo y en directo en mis viajes a Asia, sobre todo de lo que veo ahora que vivo en Tailandia desde hace casi 6 meses.

Bien, empiezo que no es fácil saber por dónde. Lo primero en primer lugar. El Budismo no es una religión, al menos tal y como nosotros, los occidentales (y omitiré ya a partir de aquí lo de occidentales) entendemos una religión. No existe un Dios creador, divino hacedor de todas las cosas y del Universo. Buda no es considerado como tal por sus seguidores, sino más bien un maestro del cual entender y del que aprovechar sus enseñanzas. Creo que en el ideario budista, el concepto de Dios como ser supremo hacedor de todas las cosas no existe. ¿Las razones?

Pu Chi Fa, un balcón a las montañas de Laos

Al extremo norte de Tailandia, en la parte más oriental y lindando con la frontera con Laos, la carretera 1.093 es una de las más espectaculares de todo el país. Es una carretera de altura, sube sube y sube, serpenteando por un inmenso valle y con unas vistas espectaculares de montañas en la lejanía y verdes prados allá por donde se mire. Nosotros hicimos la ruta en el sentido contrario al que suele ser habitual, viniendo desde Chiang Kham, llegando hasta el mirador y subiendo a la montaña del Pu Chi Fa. Tuvimos mala suerte porque justo en el momento de subir a la cima, las nubes hicieron acto de presencia y nos fastidiaron lo que muchos dicen que es el mirador más espectacular de todo el Sudeste Asiático. Mala suerte! Bueno, al menos vivimos aquí, aunque sea a casi 300 Km, para poder volver en cualquier momento.


Nan, relatos desde el infierno

Cuidado, no nos asustemos, no hemos estado en el infierno, ni que nadie piense que Nan lo es. Esta ciudad en el oeste del norte de Tailandia fue una de nuestras escalas en un viaje de 8 días en moto que hicimos este verano de 2013.

Casi 1.000 kilómetros de moto en una semana dejan baldado a cualquiera, así que nos tomamos un día de descanso en Nan, cuidad que nos dijeron tenía cierto encanto. El lugar tiene templos bonitos pero sin exagerar, el río le da un toque de ciudad ribereña (qué obvio no?), así como adormilada, como atontada. La gente se sentaba en las escalera-terraza, sin más motivo al parecer que el el de contemplar tranquilamente como cae la tarde y las calles iban poco a poco perdiendo público y lugares abiertos cuantos más minutos pasaban de la hora de la puesta de Sol, allá por las 7 de la tarde en pleno mes de Agosto. 

Mae Sai, más allá de las fronteras físicas


Mae Sai es la ciudad más al norte de Tailandia. Bueno, más que ciudad diría que es el último conglomerado habitado antes de llegar a Birmania. En realidad, ciudad, lo que se dice ciudad en el sentido en el que lo entendemos nosotros los occidentales, no se parece mucho a una. Vamos a dejarlo en núcleo de civilización, y así, no hacemos daño a nadie...

Mae Sai tiene mucho más que contar de lo que pudiera parecer de inicio. Al venir de vacaciones a Tailandia, es fácil pasar por alto las singularidades de los puestos fronterizos. Cuando uno vive aquí durante temporadas, acaba inevitablemente teniendo que "vérselas" con la burocracia de un país asiático y para poder seguir residiendo en el país, ha de realizar ciertos rituales como el de ir a "fichar" cada cierto tiempo a la frontera. Salir del país y volver a entrar para renovar el visado es una práctica habitual. No me preguntéis el por qué, pero es así como funciona.

Bien, pues Mae Sai es uno de los 3 puntos que Tailandia tiene abiertos con su país vecino del oeste hoy llamado Myanmar, de toda la vida Birmania. Extraña un poco que en una línea fronteriza de más de 1.000Km que se extiende desde el Triángulo de Oro hasta el istmo del Kra, ya bien entrada en la península de Malaca, estos dos países sólo compartan 3 puestos fronterizos. Razones hay varias. 

Una de ellas ha sido el tradicional recelo entre ambos, ya que durante siglos batallaron en el control de muchas zonas territoriales que fueron pasando de manos; ahora en poder de los reinos thais, luego en manos de los birmanos. Por otro lado, y ya en el siglo XX, Birmania fue (y ha sido hasta hace muy poco) el país mas cerrado al exterior junto con Corea del Norte. Durante más de 50 años, una dictadura militar aisló al país y las sanciones económicas de Occidente tampoco ayudaron mucho. Birmania, Burma, la "Golden Land", el país donde no había pobres, donde todo el mundo recibía educación hasta la llegada del Raj británico, degeneró en un estado arruinado y decrépito gobernado por oscuros y corruptos generales que se llenaron los bolsillos a costa de la explotación de sus innumerables recursos naturales (gas, petróleo, piedras preciosas, madera) y de la más humillante represión de las minorías étnicas de la periferia del país (los Kachin, Karen, Mon, etc.).

Horas Danau Toba (I)

Jeloouuuu, jaur ar yuu misterrrr? Guer yu goin? Guats yor neim? Jau lon yu jierr Indonisissia??
 

(Para los que el inglés lo dominan si es bajito y se deja: Hola señor, como esta señor? a dónde va? Cuál es su/tu nombre? Cuánto tiempo lleva en Indonesia?)

Cada mañana, mediodía, tarde o noche, estos son extractos de los diálogos que los lugareños de Toba nos dedican a los extranjeros. Una y otra vez, mayores o pequeños, hombres o mujeres nos saludan con este marcado acento indonesio al hablarnos su ingles chapurreado. Al pasar por la calle, desde una ventana o balcón, al pasar de una moto, o un autobús lleno de gente, en un bar... A veces hasta por inercia, es ver un guiri y parece que a algunos automáticamente se les ponga en "on" el modo "hello misssterrrr". Otras veces, la mayoría, lo hacen con la sonrisa y la inocencia de quien solo espera a cambio otro saludo amable o la devolución del gesto con otra sonrisa. Así de simple. ¿Para qué vamos a estar mal pudiendo estar bien? ¿Por qué enfadarse si puedo estar contento? ¿Por qué poner mala cara cuando puedo sonreír? Pues así son las cosas. Esta gente de pasado dramático y futuro más que oscuro, ve pasar la vida saludando desde el balcón, comiendo a todas horas sin preocuparse, rezando cuando toca y cantando casi siempre. Esta es la filosofía que gastan por aquí, casi casi igualito que por allí. ¿Verdad que no?? ¡Pues no!