Entradas populares

200 posts (parte I)

Sin casi darme cuenta, han pasado 3 años y 200 posts desde que en 2010, abrí este mi pequeño sitio, mi rincón desde el que relatar mis experiencias por el mundo.

3 años de viajes, cambios, idas y venidas, encuentros y grandes vivencias que jamás olvidare, y que gracias a este Blog podre recordar en todo momento, cuando el paso del tiempo haga desvanecerse la memoria y los recuerdos.

Todo comenzó un febrero de 2010, y de alguna forma se cierra ahora, más de 3 años y medio después con otro proyecto de vida y trabajo que ni yo mismo podía imaginar hace tan solo pocos meses. Aún recuerdo como una profesora del master me dijo, en el último momento de la última clase, una frase a la que en aquel momento no preste mucha atención, pero que se me quedó grabada: "Tómate el tiempo que necesites para encontrar que es lo que realmente quieres". Mientras tanto, yo andaba con la cabeza perdida en mi inminente viaje a Sudamérica, de un previsto mes y medio de duración. Pensaba que ese tiempo sería suficiente para despejar todas mis dudas y vislumbrar un nuevo futuro. "Igual no son 2 meses sino 4 o 6" llegó a decirme, intuyendo ella casi mejor que yo, que la tarea que tenía por delante era de tal magnitud que se prolongaría durante un tiempo que apenas podía intuir en aquel momento. Yque no serían 2 ni 4 ni 6 ni 10; Al final la búsqueda se prolongaría en espacio y tiempo a lo largo de miles kilómetros y durante más de 40 meses. Idas, venidas, dudas, preguntas, viajes y kilómetros después, mi nueva vida me esperaba en un remoto lugar a casi 12.000 kilómetros de distancia: Singapur. En cierta forma, esa búsqueda continua abierta, como el proceso mismo de la vida, en continuo cambio aunque a veces tengamos la falsa ilusión de que todo permanece. Aunque por suerte o quizá desgracia, es tan sólo eso, ilusión...

Este es un resumen de las etapas de estos más de tres años, en los que por suerte he podido ir relatándo em mi fiel amigo y compañero, este Blog mío que viaja y vive conmigo allá donde el destino me lleva. Aunque creo que mejor dicho, allá donde yo imagino y proyecto ese destino que finalmente se convierte en la realidad, porque aunque no lo parezca, tenemos esa capacidad de nosotros mismos ser capaces de fabricar nuestro propio futuro, para lo bueno y lo malo. Lo que pasa es que nos cuesta tanto creérnoslo y esta desconfianza en nosotros mismos nos lleva a tantos disgustos, a tantas insatisfacciones...



Febrero-Mayo 2010


Mi primer viaje en solitario fuera de España. 3 meses en Sudamérica para volver 5 años después a uno de mis destinos soñados: Argentina. Grandes vivencias, enormes paisajes, mi mítica Patagonia, de nuevo el Perito, el Fitz-Roy, el trek de las Torres del Paine, los glaciares, la Tierra del Fuego, Buenos Aires, el Tango y Caminito, Córdoba y Mendoza, caminos norteños por San Luis y La Rioja, la Argentina más andina de Salta y Jujuy. Bolivia y Uyuni. Pero por encima de todo, su gente. Gentes de pasión, de música y joda (juerga), amigos para siempre, la hospitalidad argentina no tiene parangón en el mundo. Es como ir a visitar a esos tíos o primos lejanos; hace un siglo que no los ves, o quizá no los viste nunca, pero es como si recién hubieras estado con ellos ayer mismo. Te invitan a un café, a dos, a su casa, a cenar, te cargan (vacilan) a todas horas, no paran de boludear, te preguntan qué pensás vos de "la Vieja" (la Kichner) o del FMI. Y al final te lloran a lágrima viva cuando te despiden detrás del vao de los cristales de un taxi en mitad de la calle, sabiendo que seguirás en contacto, pero que quizá nunca más volvamos a cruzarnos en esta vida. Así somos, ellos locos boludos, nosotros gassllegos de mierda.

3 meses que pasan volando y retorno a España. Lejos de haber resuelto algo, vuelvo con más dudas que nunca. ¿Qué hacer? ¿Dónde vivir? ¿Qué quiero ser de mayor?...

Octubre 2010-Octubre 2011


De la forma más tonta, lo que era un viaje para un mes se convirtió en un año completo por el Sur de Asia. 3 meses en el Himalaya de Nepal, 2 más sufriendo en India, otros 4 en Tailandia resarciendo penas anteriores y unos cuantos más repartidos por Malasia, Camboya, Vietnam, Laos y Myanmar, entre templos, monjes, playas y montañas. Un año sabático que había sido largamente aplazado durante quizá los 20 anteriores corriendo en pos de trabajo, dinero y posición para llegar a un destino equivocado. Un año que ocurrió cuando menos lo esperaba y que sin duda fue un punto de inflexión y cambio irreversible en el camino

Noviembre 2011- Enero 2012

Una dura vuelta a España, una "realidad" impuesta de crisis, mal rollo, decadencia e indiferencia. Así es nuestro país, corrosivo, ofensivo y envidioso ante la alegría de espíritu ajena. Por suerte encontramos un pequeño hueco alejado de los estándares. Una casa compartida, gente extraña o llámala no convencional, con la que compartir y aprender. Mística, religión, yoga, espiritualidad, naturaleza, todo junto y revuelto. Pero es curioso el ser humano. Incluso los más grandes y formados espíritus caemos cuando se trata de bajar a la tierra y barrer el suelo de la cocina o tirar la basura. Aun así, gran experiencia y mucho conocimiento cargado en la mochila para ir descubriendo y asimilando para el futuro. Tanto que ahora ya no me suena a friki advenedizo con túnica blanca cuando me hablan de Osho o Khrisnamurti, el libro del Tao o alimentarse del Sol como un tal Ratanmanek. Es lo que tiene codearse con los grandes, pero los grandes de verdad...


 
Si algo viene a mi mente al recordar esos meses, nada mejor que este mantra - Adi Shakti de Snatan Kaur

Febrero 2012-Enero 2013


Por una mezcla de necesidad, casualidad y suerte, fuimos a parar a un pequeño pueblo del Pirineo de Lleida: Salas de Pallars. En principio huyendo de la metrópolis y alrededores. Un poco de mística está bien cuando no es la norma, pero si se convierte en rutina puede llegar a aburrir. Al final acabas pensando que quizá el tropezón de la mañana en el patio o la pisada de la caca de perro estaba escrita desde hacía más de 2.500 años en tu destino, o que se ha producido debido a una extraña conjunción de Marte con Saturno mientras Piscis caminaba con su barca por el lago tirando flechas a diestro y siniestro. Así que antes de volvernos tarumbas o acabar ahogados entre perolos de crema de calabaza o cubos de reciclaje mezclando plásticos con periódicos, decidimos marchar a un destino largamente soñado. Vivir en la montaña, pero la montaña de verdad esta vez, con el eco de las nieves de invierno y picos de 3.000m a menos de 30km de distancia.

Un año de disfrute de la naturaleza y de una tierra única, aunque también un año de nervios e incertezas, de proyectos sin terminar de cuajar y de la llamada de la vuelta a marchar fuera de España como un faro cada vez más lejano, pero cuya vocecilla nunca terminaba de apagarse del todo.


Continuará....

4 comentarios:

  1. Es fantástico esta primera parte de un, sin duda, breve resumen, pero me suena a epílogo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Breve y conciso, que luego dicen que soy un chapas
      De epilogo nada Manel, si acaso, nueva etapa
      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Espero otros 200 post más como mínimo que iremos siguiendo Eva y yo fielmente, y que nos dirán donde te encuentras para poder concretar pronto una nueva cita en alguno de nuestros lugares preferidos.

    Un abrazo Iñaki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, otros 200 estaría bien, aunque no se, yo no imaginaba que llegaria a escribir 200 posts cuando abri este blog la verdad

      Aunque bueno, prometo que mientras este inspirado y motivado, seguiré contandolo

      Un abrazo para los dos

      Eliminar