Entradas populares

200 posts (y parte II)

Enero-Abril 2013

Que tendrá de raro esta vida que las cosas largamente anheladas años atrás terminan produciéndose ni cuando toca ni cuando ya se las espera. O sí. 

Durante algunos años de instituto, recuerdo que anhelaba ser mayor, tener dinero y poder comprarme los discos de Dire Straits. Cosas de adolescencia... Pues bien, cuando lo tuve, al menos un poco, o ya no me gustaban los chicos de Mark Knopfler, o peor, ya no había discos! Primera vez tarde.

Bilbao, mi Bilbao de toda la vida...
Mucho después suspiré durante tiempo por acabar la carrera, tanto, que cuando este momento efectivamente llegó, casi fue tan de trámite que apenas lo celebré, hasta el punto que ni siquiera me hice foto de la orla, hecho este por otra parte, que aun a día de hoy lamento un poco. Dos veces tarde.

Después, una vez en BCN, estuve durante una época tontamente suspirando por volver a Bilbao. 

Al cabo de más 10 años, al volver de forma temporal, me encontré con sensaciones encontradas tan recurrentes en todo emigrante. Los primeros días todo es maravilloso, te preguntas como puede ser que hayas tardado tanto en darte cuenta y de que quizá ya es hora de dejar de dar tumbos por el mundo y en la vida. Al fin y al cabo, si el 95% de la gente que conoces siguen aquí y son felices, ¿por qué tu no? 

Pero el hechizo dura lo que a Cenicienta le tarda en llegar la medianoche...

200 posts (parte I)

Sin casi darme cuenta, han pasado 3 años y 200 posts desde que en 2010, abrí este mi pequeño sitio, mi rincón desde el que relatar mis experiencias por el mundo.

3 años de viajes, cambios, idas y venidas, encuentros y grandes vivencias que jamás olvidare, y que gracias a este Blog podre recordar en todo momento, cuando el paso del tiempo haga desvanecerse la memoria y los recuerdos.

Todo comenzó un febrero de 2010, y de alguna forma se cierra ahora, más de 3 años y medio después con otro proyecto de vida y trabajo que ni yo mismo podía imaginar hace tan solo pocos meses. Aún recuerdo como una profesora del master me dijo, en el último momento de la última clase, una frase a la que en aquel momento no preste mucha atención, pero que se me quedó grabada: "Tómate el tiempo que necesites para encontrar que es lo que realmente quieres". Mientras tanto, yo andaba con la cabeza perdida en mi inminente viaje a Sudamérica, de un previsto mes y medio de duración. Pensaba que ese tiempo sería suficiente para despejar todas mis dudas y vislumbrar un nuevo futuro. "Igual no son 2 meses sino 4 o 6" llegó a decirme, intuyendo ella casi mejor que yo, que la tarea que tenía por delante era de tal magnitud que se prolongaría durante un tiempo que apenas podía intuir en aquel momento. Yque no serían 2 ni 4 ni 6 ni 10; Al final la búsqueda se prolongaría en espacio y tiempo a lo largo de miles kilómetros y durante más de 40 meses. Idas, venidas, dudas, preguntas, viajes y kilómetros después, mi nueva vida me esperaba en un remoto lugar a casi 12.000 kilómetros de distancia: Singapur. En cierta forma, esa búsqueda continua abierta, como el proceso mismo de la vida, en continuo cambio aunque a veces tengamos la falsa ilusión de que todo permanece. Aunque por suerte o quizá desgracia, es tan sólo eso, ilusión...

Este es un resumen de las etapas de estos más de tres años, en los que por suerte he podido ir relatándo em mi fiel amigo y compañero, este Blog mío que viaja y vive conmigo allá donde el destino me lleva. Aunque creo que mejor dicho, allá donde yo imagino y proyecto ese destino que finalmente se convierte en la realidad, porque aunque no lo parezca, tenemos esa capacidad de nosotros mismos ser capaces de fabricar nuestro propio futuro, para lo bueno y lo malo. Lo que pasa es que nos cuesta tanto creérnoslo y esta desconfianza en nosotros mismos nos lleva a tantos disgustos, a tantas insatisfacciones...