Entradas populares

Golden Triangle, en moto por el Norte de Tailandia (y II)


Día 3, de Mae Sai a Chiang Khong, 15.07.2013

Después de una noche de calores,  me despierto con un pensamiento. Visa Run. Que es esto? Pues un engorroso trámite por el que hemos de pasar los extranjeros que residimos en Tailandia pero que no tenemos aun visado de trabajo. Ir a fichar a una frontera, salir un momentito del país y volver a entrar? Por qué? No lo sé. Ha llegado un punto en que no trato de comprender todo lo que me rodea, tan solo lo imprescindible. Últimamente estoy por no propagar demasiado la entropía que genera mi existencia, así que me he convertido en un ahorrador energético de primer orden, vamos algo así como un moderno electrodoméstico clase A.

Golden Triangle, en moto por el Norte de Tailandia (I)


Todo el campo es un jardín al aire libre
Al norte de Tailandia, el Golden Triangle (Triángulo de Oro) es una de esas míticas rutas del Sudeste Asiático, llena de historias y leyendas, donde la confluyen las fronteras de Myanmar (antigua Birmania), Tailandia y Laos. A cualquier aventurero que se precie, la sola evocación del rio Mekong, el cultivo de opio, las solitarias y altas carreteras desde las que contemplar las montañas entre Myanmar y Tailandia, los poblados chinos allí huidos después de su derrota en la guerra civil de 1949, las tribus de las más diversas etnias (Akha, Karen, Hmong, Lisu…) desperdigadas en las altas colinas, los miles y miles campos de arroz, el verde de una naturaleza exuberante, el azul del cielo, las nubes de algodón,.... todas estas son razones más que suficientes para dejarlo todo, echarse la mochila a la espalda, subirse a lomos de una moto y prepararse para pasar unos 3, 4 o 5 días disfrutando de posiblemente el rincón natural y de mayor diversidad paisajística y cultural de todo Tailandia. Y mira que eso es difícil de decir en un país como este!

Ven a conocer el Triángulo de Oro

El Triángulo de Oro, en el extremo Norte tailandés, es el lugar dónde concurren las fronteras de los países de Tailandia, Birmania y Laos. El río Mekong, que nace a mas de 3.000 Km en la planicie del Tíbet, forma una frontera natural entre los 3 países de una belleza como pocas otras en el mundo.

Durante siglos el Triángulo de Oro fue testigo de caravanas, tráfico de opio y contrabando de esclavos. Hoy día, el gobierno tailandés ha propiciado un cambio en los hábitos de sus gentes, reemplazando el cultivo de la flor de la adormidera por árboles frutales y plantaciones de té y café. Esta ruta pretende mostrar durante 3 o 4 dias, la diversidad de paisaje de la región, con escarpadas montañas de caliza, solitarias carreteras que suben a las alturas, poblaciones con historia, etnias y tribus como los Akha, los Lishu, los Karen, y la presencia omnipresente del magnificio y mitico río Mekong, que nos acompañará por esas carreteras ofreciendo un paisaje magnífico e inolvidable.

enMoto por Tailandia te lleva al Triángulo de Oro

Chiang Rai, la bohemia

Chiang Rai es la última ciudad más al Norte de Tailandia. Mucho más pequeña que Chiang Mai pero con el mismo encanto, Chiang Rai aún conserva ese aire provincial de la Tailandia rural mezclado con nuevos aires de arte, cultura, música y gente joven.

Pero lo que Chiang Rai tiene por ofrecernos se encuentra sobre todo en su provincia. Montañas, ríos, trekkings a poblaciones tribales, cultura, el templo más peculiar y extravagante de todo Tailandia (Templo Blanco) y sobre todo las maravillas del Triángulo de Oro.

Es por eso que Chiang Rai es una visita indispensable para todo aquel que se acerca al Norte del país y qué mejor que descubir las maravillas que nos tiene reservadas, subidos en una moto.

Mae Salong

Mae Salong es una villa en lo alto de las montañas de la provincia de Chiang Rai, poblada por los descendientes de poblaciones chinas huidas en la década de los 50 del régimen de Mao Tse Tung. 

Después de la guerra civil china que llevó al poder al Partido Comunista, el movimiento nacionalista KMT (Kuomingtang) se vió obligado a abandonar el país por las persecuciones a las que fueron sometidos. La mayor parte huyó a la isla de Taiwan, desde la que intentaron recuperar el control de la China "mainland". Muchos otros huyeron a Myanmar, el norte de Tailandia y Laos y se asentaron hasta hoy en estas montañosas y fértiles tierras. 

Pasear por Mae Salong es como estar en China pero sin estar, con casas típicas, mercados y templos donde la cultura del gigante asiático se hace notar allá por donde caminamos.


Bangkok, la otra cara


City of Angels, Venice of the East, la ciudad de la joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con 9 gemas preciosas, cientos de calificativos para esta mega urbe asiática cuyo nombre en thai se encuentra en el libro Guiness de los records por ocupar la cara entera de una hoja tamaño DIN A4, siendo por ello la ciudad con el nombre más largo del mundo. No es broma, el que quiera que lo compruebe...

Himno nacional de Tailandia

Hoy voy a hablar de Tailandia y de su himno nacional. Porque es una de las cosas curiosas y que a los occidentales, y más a los españoles puede sorprendernos. Es el fenómeno del himno nacional de Tailandia. Todos los días, es decir, TODOS, sin excepción, a las 8 de la mañana y a las 6 de la tarde, la vida se para en el país para escuchar por los altavoces de las principales calles de las principales ciudades y poblaciones, el himno nacional. Durante unos dos minutos, todo lo que uno estuviera haciendo, ha de dejar de hacerlo de forma automática y ponerse derecho, serio y en algunos casos hasta solemne para rendir su debido respeto al himno. Un himno que habla del pueblo, de lo felices que son, de la cultura thai y de su adorable rey. De hecho, Thailand significa en thai, el pueblo de las personas libres, que nos da una idea que los que se establecieron esta parte del mundo venían huyendo de algún lugar donde no lo eran, China muy posiblemente dicen los historiadores. 

Pai

Al norte de Tailandia, Pai es uno de esos lugares de referencia que no hay que perderse. Que hay gente? Si. Que puede que ya no sea aquel valle idílico entre montañas y brumas que debió ser cuando lo descubrieron los primeros turistas?  También. Que hay demasiado rollo hipilongo-rasta-cumbaya? Puede, pero creo no hace daño a nadie. O al menos no lo parece. Es verdad que quizá todos estos lugares acaben perdiendo la esencia frente a tanto turismo y sobre explotación. A pesar de todo, creo que Pai sigue conservando esa parte de encanto que supongo debió hacerle famoso en sus primeros tiempos. Y para nada es el Khao San del norte como dicen algunos. Por favor!