Entradas populares

Islas Perhentians


Después de Singapur, vuelta a KL. Tramites de visados, papeles y demás y al día siguiente de nuevo en marcha. ¿Dónde ir? ¿Cuál sería el mejor circuito para poder ir a las islas, después a las montañas y finalmente marchar para Tailandia?

Pues bien, después de pensar y repensar, consultar mapas y mapas, de descifrar y memorizar nombres impronunciables, de situar estos en coordenadas a las que saber cómo llegar, al final, después de tanto trabajo, solo pudimos pasar una noche en el destino elegido: Las Islas Perhentians.

Singapur


Al llegar a la estación de Melaka con la intención de ir a Mersing para de ahí pillar un ferry a la isla de Tioman, en la costa este malaya, vimos que quedaban más de 3 horas para que este saliera. Vaya, parece que después de tanto tiempo estábamos un poco desentrenados de viajar y no nos habíamos acordado de que no siempre hay disponible lo que uno quiere y que un poco de planificación previa tampoco está de más. Pero bueno, esta vez ya no había remedio y dijimos, "Vaya, mal tema". Esperar durante 3 horas en una estación vieja y calurosa con asientos metálicos y con una alarma sonando cada dos por tres martilleándote el tímpano, no era el mejor de los planes en aquel momento así que… Si los planes no te gustan, pues siempre puedes optar por cambiarlos, ¿no?

Melaka, donde los chinos turistean en Chinatown



Puentecito sobre el rio y la catedral de fondo
Melaka o Malacca es una ciudad del Suroeste de Malasia, a unos 200 Kilómetros de Kuala Lumpur. Es un interesante lugar al cual escapar cuando los humos y ruidos de la capital ya empiezan a cargarte un poco. Un lugar para estar unos días tranquilo y perderse por entre las calles de su barrio más popular, Chinatown, y pasear por las orillas del rio al que da nombre. Una ciudad colonial que fue dominada por portugueses primero, después los holandeses y finalmente británicos, antes de que el país consiguiera la independencia, hace tan solo 50 años. Un importante y estratégico lugar de paso de comerciantes chinos, indios y europeos durante siglos. Hoy, al haber mejorado las comunicaciones terrestres y debido al auge del cercano Singapur, Melaka es más una referencia turística que otra cosa.

KL, Kuala Lumpur


Llevo unos días pensando por dónde comenzar a escribir, qué contar, qué decir, si centrarme en cada lugar visitado, con sus particularidades, o si bien hablar de las experiencias como un todo, como una sucesión de anécdotas, de pequeñas historias... Al final, no sabría decir el por qué, me he decidido a hablar de los lugares que hemos visitado de forma individual, al menos de momento me resulta más fácil así, intentar de alguna forma, afrontar el miedo escénico a la página (post en este caso) en blanco que me está persiguiendo estas últimas semanas.

desde mi rincón asiático

Aquí estoy de nuevo. En una esquinita del mundo a la que tenía muchas ganas de volver. Después de muchos meses de recuerdos, de anhelos, de ilusiones pospuestas y de sueños pendientes, retorno al Sudeste Asiático después de nuestra "campaña" 2010-11!

Escribo este post desde Kuala Lumpur, capital de Malasia. Hoy hace justo dos semanas que llegué aquí. Durante este tiempo he tenido y sentido todo tipo de sensaciones; muchos pensamientos y deseos de escribir lo que me iba pasando por la cabeza, pero el cansancio físico por un lado, el agotamiento de calor por otro, el ritmo frenético de las ciudades de esta parte del mundo y un sopor y somnolencia mental bastante agudos, me han impedido finalmente ponerme hasta hoy mismo.  Escribía pequeños bocetos, imaginaba relatos mentales por las noches, “¿Cuál será mi primer post?” pensaba los primeros días en KL, adormilado entre pastillas de melatonina para capear el Jet Lag (gracias Manelín!) y congelado o axfisiado a partes iguales en función de si el Air-Con estaba en ON u OFF. “¿Sobre qué será lo primero que escribiré?” intentaba decidir  mientras me despertaban inmisericordes los ronquidos de nuestros amigos los indios en un hostel barato y guarrindongo de Singapur. “¿Se me habrá ido la inspiración?” meditaba mientras el insomnio me torturaba en alguna noche fiestera de un café nocturno martilleando en la parte trasera de nuestro hotel, en la coqueta y colorida ciudad colonial de Malacca.