Entradas populares

de Bilbao a Llodio

Esta es una de esas rutas clasicas de toda la vida que resulta que al final nunca habia hecho. Asi que ayer, me decidi a recorrerla de una vez, aprovechando que ultimamente el tiempo nos ha dado algun respiro despues de este sufrido invierno que estoy pasando aqui en el Pais Brusco.

7.45 am: Autobus desde Deusto hasta San Adrián, el 71, al cual tengo que pegar cuatro gritos para que pare. Parece que el conductor va igual de dormido que yo y aun no se ha despertado. Por suerte, es un poco más tarde que la última vez y al menos me ahorro el espectáculo de la gente de retorno a casa después de su noche movidita

8:10 am. Bajo del autobus y me dirijo hasta Larraskitu. Comienzo la ascensión clásica "del Paga". Por el camino, lo de siempre. Abuelos que te adelantan por la derecha a veintemil por hora. Ya sabes, "subo rapidito, tomo un vino y bajo, total, es para despejarme un poco"

9:05 am. Llego al Paga, después de ir por el lado contrario, es decir, por donde baja todo el mundo, pues nada, yo subiendo. Hoy no me apetecía coger los atajos y me desollo por la pista de interminables rectas. Eso si, soy capaz de subir en menos de una hora desde el final del Bus, y es que al final uno se contagia también con tanto "korrikalari".

09:30 am. Unas vueltas por la cima del Paga, la crucecita, las piedras, el refugio, el solecito y mucho viento para disfrutar del "pulmón de Bilbao" en una mañana de domingo.

A partir de aquí, me voy dirección Zollo, bordeando todo un camino con muchas vistas y muchas nubes. ¿Donde esta toda la nieve que había aquí hace una semana? Me paro a beber agua (no de Bilbao) cumpliendo uno de los clásicos hitos del "montañero bilbaino": Beber en la fuente del Espino.

De allí sigo y llego al cruce que va al Ganeko y baja del Kamaraka. Realmente el Himalaya de Bilbao ha desaparecido y ya no hay Ganekopurnas a la vista. Ni rastro de la nieve de hace solo una semana.

De bajada a la ermita de Santa Lucia contemplo el "Cinturón de Hierro", trincheras de la Guerra Civil, testigo de un pasado turbio y no tan lejano que es mejor olvidar, o no...

En la ermita de Santa Lucía hay misa. Asomo la cabeza y el cura me mira con cara de reprobación, así que mejor me marcho con viento fresco (que no frío).

Bajo y llego a Llodio, pueblo extraño del que tengo ciertos recuerdos de mi época universitaria, cuando quedábamos en este lugar para ir de fiesta algunos sábados. La verdad es que algunas cosas han cambiado, otras no tanto, como la estación de tren...

En la misma, un lugareño me observa. Yo le observo. Pendiente, barba, chupa vaquera, perro o himno del Athétic en el móvil son parámetros que recojo a simple vista. Notas su mirada de reojo, escudriñando quien podrá ser este forastero de pinta y acento inclasificable. ¿Vasco? ¿Catalán? ¿Madrileño? Los primeros segundos de conversación son cruciales, ya se sabe lo de las primeras impresiones... Si eres capaz de hablar dando unos cuantos gritos, escupir por el colmillo en las vías un par de veces mientras miras si el tren se aproxima o preguntar la hora cagándote en la madre que parió al que no ha arreglado el reloj de la estación, es muy probable que apruebes el examen y te lo metas en el bolsillo. De lo contrario, indiferencia. Pudo lo segundo.

Montas en el tren y en 30' en Bilbao. Viejos nombres, viejos lugares: Basauri, Ollargan, Arrankudiaga, Ugao-Miravalles, uff, me sumerjo en un estado meditativo y cavilante con la música del iPod y el traqueteo del tren. ¿Me estaré haciendo viejo que ya no recuerdo ni los nombres de los pueblos?

Estación de Abando. Fin del recorrido. Una pequeña joya del Bilbao arquitectónico de otra época. Fin del trabajo. Me espera la recompensa, llego a casa para la hora de la comida. Podré aprovechar la tarde en otros asuntos.

Aquí van las fotos!


Solectito de buena mañana
El Ganeko desde el Paga
El refugio de toda la vida

En la fuente del Espino
En la cima del Paga. Ojo!, 679m!

donde está la nieve????

Trincheras...
Bonita casa en Santa Lucia
El Nervión a su paso por Llodio. Aquí aun está limpio...
Ay cosas que no cambian...
Calle típica de Llodio-Laudio
Ermita Santa Lucía
Bonita estación
Y esta mucho más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario