Entradas populares

El Gorbea, la nieve, refugios, y una de guardas y romanos

Hacia años que no venía al Gorbea. Y creo que nunca jamás vi la nieve que había esta vez!

Además fuimos como los buenos, subiendo "desde abajo", nada de ir a Pagomakurre en coche no. A lo bruto, como se hacía antes, desde Areatza, empezando a 100m (yo creo que antes ese pueblo se llamaba Villaro pero los vasquitos han borrado del mapa ese término tan español...)

En Pagomakurre paramos a descansar para comprobar que es casi peor estarse quieto. ¡Helados!

Hasta Arraba sin parar, 1.000 metros de desnivel acumulados y nieve a tutiplen.

Entramos al refugio. Menos mal que estamos federados, porque si no igual nos echan, o no nos dan cafe, o que se yo que cosas peores pudieran haber ocurrido. El guarda lleva 30 años luchando contra las hordas y se embarca en su enésima cruzada "pro-federados vs. domingueros".  De ahí su pose inquisidora, tratando por cualquier medio saber a qué bando perteneces.

Un tipo peculiar. Te mira fijamente, escudriñando tu rostro en busca de posibles contradicciones. Igual estás mintiendo y no eres quien dices ser. A lo mejor todo es falso y se esconde un vulgar dominguero bajo tu forro northface y los crampones, debe pensar. Nada se me escapa. Pone cara de "como te pille, te meto dos hostias" para dejar las cosas claras y que no se te ocurra darle gato por liebre. Pero en el fondo es buena gente. ¡Qué le vamos a hacer! Tengamos en cuenta que aquí nunca entraron los romanos: 1. Por algo sería; 2. Alguna consecuencia trajo.

Salimos y decisión a la vista. Se nos hizo tarde. La una. O tiramos para arriba o media vuelta. Mejor lo segundo, viendo como vienen algunos de allí. Un poco rotos. Esta vez no hay cima, mucho viento y poca visibilidad. Además, la cumbre no lo es todo, o eso dicen.

Bajamos con algún resbalón que otro, confundiendo caminos. La nieve es muy einsteniana, todo lo relativiza.

En Villaro, perdón Are.. que..? tomamos un vino y un pintxo. Mientras tanto, 3 lugareños gritan en la barra a la vez que la tele vomita pelota vasca a volumen 10,5. Las cosas permanecen. Sentados en la misma mesa, nos comunicamos por señas, y en la barra nadie para cobrar. Roma lo tuvo claro. Para qué meterse en líos!

Concluye el día, tarde y cansados, pero satisfechos. Una jornada de montaña siempre trae algo y nunca quita nada. Aunque mi hermano diga que esta cosa del monte "ya no le interesa".

Bueno, pues nada, para otra vez la cumbre, nevada a poder ser y con raquetas para echar algún set.

Dejo para los fieles testimonio blanco de la jornada. Y para los infieles, bocata de chorizo, vegetariano claro...


Pagomakurre
No hay forma de que mire a la cámara...
Primera duda. Seguimos para Arraba?

Seguimos!


Oh dios, vaya caida!
Un paso complicado

Cima o Refugio? Esta vez pudo lo segundo
Parece mentira que esto sea Arraba!


Los bastones vendrán conmigo hasta el final


No hay comentarios:

Publicar un comentario