Entradas populares

Carnaval




Es curioso. Hace poco escuchaba decir a un amigo que odiaba el carnaval. Que le parecía que la sociedad en la que vivía estaba llena de borregos por seguir las normas que nos dictan desde no se sabe muy bien dónde. Ahora toca disfraces, pues a disfrazarse. Mañana los enamorados, pues a comprar regalos, pasado el día de la madre, a comprar también, y así hasta el infinito…
Y yo he pensado así muchas veces, eso de lo poco me gusta esta sociedad. Pero hoy tengo una visión un poco distinta. Cuando dices que hay algo de la sociedad que no te gusta, puede que sea porque hay algún aspecto de ti mismo que no te gusta, o al que no dejas que salga y fluya libremente al exterior...

Igual te gustaría disfrazarme, dejarte llevar, cantar canciones románticas en la calle o simplemente recitar un poema, pero no me atrevo a hacerlo, por vergüenza, por condicionamiento educativo, o porque no me creo lo suficientemente bueno y no me doy la oportunidad. Entonces manifiesto que es la sociedad la que esta alienada, la que es una borrega, la que no tiene cultura, la que no sabe hacia dónde va. Pero la sociedad en la que vives o en las anteriores, también han existido genios. Esas sociedades dieron a Alejandro, Platón o Aristóteles, la ópera, los tangos, a Carlos Gardel, los conciertos de Brahms, Einstein y Osho, el budismo, la física cuántica, no sé, por poner mil ejemplos. Si lo miras así, podría ser que no criticaras a la sociedad de esa forma, porque también es ella, la misma de la del día de la madre es la de Mozart, la de los cotilleos es la que ha dado a Bertrand Russell, la de las matanzas las y guerras también produce el yoga y la meditación. Son la misma cosa. Porque eres tú mismo.

Es curioso como llegado a una edad, cuando comenzamos a darnos cuenta de muchas cosas, es cuando más se encierra la gente en sus creencias, porque son “las de toda la vida”. Resulta que ya no puedes dudar, cambiar, has de ser un hombre o mujer hechos y derechos, alguien con creencias, con valores. ¡A la mierda las creencias y los valores! Has de dar una imagen y guardar un papel. ¡A la mierda también! (A quien le suene mal, que no siga leyendo, pero Fernando Fernán Gómez hablaba peor que yo!) Es entonces, cuando comienzas a tener real conocimiento que deberías estar abierto a más y más cosas, que sucede justo lo contrario y te encierras en lo tuyo no queriendo saber nada de los puntos de vista de los otros, de otras culturas, de otras formas de pensar, de vivir, de llevar la vida. Todo por ese maldito condicionamiento y educación que una vez más, viene de la sociedad, pero que tú has hecho tuyo sin rechistar, sin darle la vuelta, sin pensarlo, sin objetarlo, dándolo por bueno solo porque sí, porque fue lo que te dijeron tus padres, hermanos, amigos, profes, o quien fuera. ¿Acaso te crees que en otras sociedades no hay cosas negativas? También las hay en América, en Oriente, en Japón, en Australia. Porque todos somos la gran sociedad mundial y de ahí no puedes escapar.  De ti depende como te lo tomes. Igual sí que te quieres disfrazar y no te atreves, no te das esa oportunidad de escapar de ti mismo y de por un día ser otro, ponerte en la piel de otro carácter, de otro ego, de otras circunstancias. Te da miedo dejar tu casa, dejar tu fachada y ponerte a hacer aquello que se supone que no has de hacer. Ese es quizá tu miedo y contra eso te manifiestas.



Carnaval. Exprésate, disfrázate o no, diviértete o no, pero una cosa es importante. Sea lo que sea, haz lo que sientas y siente lo que hagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario