Entradas populares

Life is beautiful!



Folio en blanco. Este es mi estado ahora mismo. La maldición del escritor, la más temida y odiada. Porque se puede estar, permanecer impasible, contemplar un folio en blanco y no pasar nada. Porque a quien nada tiene que decir, poco le importa que no se diga nada. El problema es cuando hay mucho por decir, no porque sea más o menos interesante, más o menos o importante, eso es secundario y opinable, sino porque sale de dentro, porque sale a borbotones, porque las frases se agolpan en la mente sin respiro, justo cuando no tienes ningún medio para atrapar toda esa inspiración, todo ese torrente de ideas y emociones expulsado hacia afuera como un big bang desde el fondo de tus agujeros más negros... Y después, una vez aposentado, retomada la calma, con todo a tu favor, nada sale por estos dedos que repiquetean nerviosos ante el teclado, que van y vienen, leen y borran, apagan y regresan, al cabo de unas horas, o quizá unos días, quién sabe si unos meses o nunca más...

Esta mañana así me he sentido, montado en mi bici, haciendo una de mis últimas (esta vez de verdad) rutas por la zona, despidiéndome de mis montañas, de mis valles, ríos y lagos. Al menos de momento, quién sabe si en un futuro vuelva a existir una nueva oportunidad. Subía, sudaba, bajo un tenue pero radiante Sol de invierno, por fin aparecido tras días de esconderse. Y pensaba. Pensaba en algo que leí hace poco. Un viajero que volvía de Nepal de un trekking de montaña decía: "iba con porteadores, 40 kilos en su espalda atados con una cinta a la cabeza. Se levantan los primeros, preparan la comida y recogen el campamento, cargan los bultos de sus clientes, salen cuando apenas ha amanecido y se van a dormir  cuando el Sol hace rato que ya se marchó. Aun así, cuando pasas a su lado sonríen. Y te preguntas: ¿por qué se ríe este tío si tiene un trabajo de mierda? Pues mira, sonríe porque la vida es bella. Así de simple. Y el puede entenderlo. Muchos de nosotros, no"

Pues sí, la vida es bella, a pesar de que  muchas cosas que no son bonitas ni perfectas, el saldo final es positivo siempre. Porque de todas las cosas se aprende, sobre todo de los errores. Y porque siempre, aunque haya expertos en decirnos que no habrá un mañana, siempre, siempre, siempre existe ese mañana. Cada día nace de nuevo y hace que tú nazcas de nuevo. Así que ¿Por qué no sonríes? Hoy existe una nueva oportunidad para ti. ¿Vas a quedarte en casa renegando de lo que pasó ayer y temeroso de lo que está por venir? El pasado ya no está, el futuro aún no llegó. Sólo existe hoy, nada más. Vive como si fuera tu último día, no es un tópico, ¡funciona!

El pasado fue muy bonito, el futuro es intrigante, pero hoy es el día más maravilloso de tu vida. No lo olvides!

No hay comentarios:

Publicar un comentario