Entradas populares

Castro Valnera, 9 meses después...

Por fin, después de tanto tiempo, podré tachar ese post de la lista de pendientes que me ha venido persiguiendo en los últimos ¡9 MESES! Después de este tiempo, por fin doy a luz a esta entrada largamente esperada, inmerecidamente postergada, con unas fotos de paisaje de cuento, en pleno otoño, el día de todos los Santos del 2011, 9 meses y 5 días después. Por fin mi hermano Txema respirará tranquilo al poder ver las fotos y también al verse retratado, aunque diga que no le guste salir en fotos, cuando amablemente se puso a explicar sobre plano la ruta que habíamos seguido.
Y eso que el día comenzó tonto. Eran las 6 de la mañana y en el salón de su casa ahí que estábamos decidiendo si ir o no ir, él con la radio, que si dan lluvias, que si el tiempo está muy mal, que mira que Espinosa está lejos de Bilbao, que quizá vamos y nos tenemos que dar media vuelta. Pero nada, yo soy aún más cabezón que tú y no me daba la gana de perderme el paisaje que sabía que veríamos, aunque las pasáramos un poco canutas por la niebla en algunos momentos. Así que cogimos el coche los tres y allí que nos plantamos.

Castro Valnera queda un poco más arriba de Espinosa de los Monteros, provincia de Burgos, en la comarca de las Merindades, una zona de la Cordillera Cantábrica con clima frío y lluvioso en invierno (y nevado), y fresquito en verano, notándose la proximidad del Cantábrico. El otoño es sin duda la mejor época para visitar esta zona y disfrutar de una naturaleza viva de colores, de todas las tonalidades de marrones y verdes imaginables, de bosques encantados, de roca caliza y riachuelos perdiéndose entre los subsuelos...

Así que nosotros hasta allí que nos fuimos, disfrutamos de un día genial que al principio parecía que iba a estropearse por la lluvia, conocimos Espinosa, un pueblito típico castellano, hicimos la ruta, subimos un pico, comimos en un restaurante también típico y terminamos el día aprendiendo la diferencia que existe entre una hogaza y una torta de pan, ¿verdad? Y es que aunque suene a topicazo, suele ser cierto eso de que nunca te irás a dormir sin saber una cosa más...

Un paisaje de cuento
El Sr. Evo Morales vino a visitarnos
Comienza la ruta
No me canso de sacarle fotos a la casita...
Alguna nube sigue por ahí amenazando...
Y entramos en el bosque encantado


Poco a poco vamos llegando al colladito
Y al salir el Sol se despliegan todos los colores

Ya en el collado
Comenzamos a subir
Ganando altura
Poc a poc
La niebla va y viene, viene y va
Paisajes de vértigo
El Castro al que hemos de subir
Pero ojito a las "grietas"
Coronamos cima
Y como la niebla y el viento amenzan...
... bajamos escopeteados
Sintiendo el vértigo en alguna crestita
y volvemos de nuevo "a la carretera"
Nos preguntamos por donde habremos venido
Oiga ¿Ud. sabe por donde se va aquí al monteee eseee?
Puees, a veeer, creo que va a ser por aquí...
Ay no, por aquí no, por allá..!

O será al reves?? Ay ay ay...
Acabamos dando de comer a los burros
Unas galletitas, no veas los burros, con galletitas y todo!
Qué bien ehhh?

No hay comentarios:

Publicar un comentario