Entradas populares

Lo correcto

Lo correcto y lo educado del mundo ahora son los eufemismos. Palabreja peligrosa esta. Ya hasta suena mal así, soltada directamente, a bulto que diría Gila. Ya se sabe que hoy no se despide a gente a la calle sino que se hacen ajustes para reforzar la estructura de la empresa. O que no es cierto que vivamos en un mundo de ladrones y capullos que campan por donde quieren, sino que los presuntamente autores de los delitos de cohecho o malversación esperan pacientemente y con la ley en la mano siempre, dictamen negativo de la parte acusatoria. Cosas de estas, no me extenderé mucho, creo que ya se me entiende. Y si no se me entiende, da igual, total me leen cuatro gatos así que, ¿qué más da? (saludos miau miau para todos ellos ;--)

Vivimos en un maldito mundo de cinismo, falsedad y fealdad humana. Afortunadamente no es así donde no hay homínidos o donde estos son minoritarios. Pero como iba diciendo, vivimos en la era donde se tira la piedra y se esconde la mano. Bueno no, eso era antes; ahora es la época de tirar la piedra, pero sin esconder la mano. Ahora hemos llegado a tal punto de arrogancia y despotismo pero sin ilustración, que el que tira la piedra, ya ni siquiera se molesta en esconder la mano. Ahora te dice con chulería que la culpa es tuya. "Eso te pasa por haberte puesto en medio de la trayectoria de la piedra", porque claro, quien te la tira no quería joderte, solo quería probar si sigue siendo cierta la ley del tiro parabólico que aprendió en la escuela, no te jode, y claro, ¿quién diablos te mandaba a ti ponerte delante? (Queda mejor en inglés, para esto los ingleses son la mar de buenos: Who the hell told you to stay in between?, aquí la gracia del tema está en el the hell, pero esto para otro día)

Así que ya nada es lo que era. Y uno se harta, porque a medida que va siendo mayor, ya le huele todo más a chamusquina y se deja de chorraditas y de ser políticamente correcto. Estoy harto de mear dentro del tiesto, de ser educado, amable, de exponer acorde con los hechos, de tener que probar esto o lo otro científicamente. Quien roba es un ladrón. Quien se cree con el derecho de apropiarse de lo que no le pertenece, comete delito de robo, un ladrón o una ladrona, un mangui o una mangui, un chorizo o una choriza, ratero o ratera, afanador o afanadora, un sinvergüenza o una sinvergüenza. Mira que hay sinónimos en la RAE para definir las cosas por su nombre. A CADA CUAL LO SUYO, los que merecen y los que no merecen, lo que se ganó y lo que no se ganó. Allá cada uno con su conciencia.

En este cínico mundo (lo digo de nuevo) se perdió todo. Se perdió el respeto, se perdieron los valores, se perdió la palabra, se perdió el compromiso, se perdió el honor. Y como ahora ya todo vale, por eso nada vale, parece una contradicción, pero es así de cierto. En la era del todo vale, ya nada tiene valor. Lógico por otra parte.

Intentaré las próximas veces en mi vida ver con quien me junto, ver a quien me arrimo antes de confiar, estaré atento a cada señal, a cada atisbo que me pueda producir duda de que ahí reside un chorizo o choriza, un mangui, una persona sin principios ni valores.

Uno no acaba nunca de aprender, es la mayor enseñanza de la vida. A veces es bonito, otras no

Saludos gatunos


1 comentario:

  1. Et recomano un llibre: "Ridículament correcte", i ànims, per si l'apunt te l'ha inspirat una mala experiència, tornarà a passar, només que seràs més vell i més cínic :)

    ResponderEliminar