Entradas populares

Desde mi balcón

Desde mi balcón disfruto de unas vistas privilegiadas. Veo nubes, blancas y grises, a veces claras, otras oscuras, pero siempre bellas en sus caprichosas formas y colores. Distingo muchos de ellos, con miles de pequeños matices diferentes dependiendo del día o de la hora, de si ha sido un dia seco o húmedo, si cayó un pequeño sirimiri o hizo un dia caluroso. Veo el verde y el azul, diviso árboles y bosques, el intenso azul, a veces del cielo, a veces del agua, ese pantano que parece un mar, nuestro mar pirenaico. El verde de la Naturaleza virgen, en todo su esplendor, de bosques, campos, árboles, sierras.

También veo campos y cultivos, plantas, frutas, árboles en flor, verduras y pageses que cada día trabajan duro la tierra. Veo montañas a las que quiero ir, picos que quiero subir, miles de senderos por descubrir. A veces también he visto nieve, lluvias y un viento huracandado, que casi asusta. Pero después siempre ha salido el Sol, un Sol especial, distinto, intenso de luz y de brillo, un Sol que aqui siempre es bienvenido.

Ahora los oscuros nubarrones tienen belleza. Y ya no dan miedo. Aquí en el Pirineo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario