Entradas populares

Diálogos

Hace unos días recibí una visita de amigos de la ciudad. Vinieron a pasar la noche del sábado y después el domingo la idea era ir a dar un paseo por la montaña. Le viene bien a la gente de la ciudad salir de vez en cuando al campo para ver a sus amigos ermitaños, comprobar que la naturaleza está ahí bien cerquita, para luego volver corriendo a su madriguera e intentar convencerse de que su elección es la correcta. Yo no sé por qué hay tantos libros de autoayuda, con lo fácil que nos convencemos de lo que queremos nosotros mismos. El caso es que estos dos días dieron para unos jugosos diálogos que muestran la distancia que nos separa va más allá de unas pocas decenas de kilómetros


Televisión

-Pues yo no veo la televisión, total, es una basura todo lo que dan en ella. Nada merece la pena, la verdad es que ya está bien, no hay derecho, sólo dan anuncios, programas de cotilleo y series españolas, no hay nada decente
- Yo no tengo tele
- ¿Cómo que no tienes tele? Algo ya tendrás
- No, no tengo. Como ves, no hay TV en el salón
- Pero no me digas, ¿y qué haces entonces?
- No sé, leer, escribir
- Uy, es verdad que tú siempre fuiste un intelectual…
- No, si es que no me gusta, entonces por eso no tengo
- Oye, que a mí tampoco me gusta. Me gusta menos que a nadie, menos que a ti incluso. De hecho, es casi como si tampoco la tuviera, porque no la veo…
- Entonces ¿por qué la tienes?
- Venga venga, no te pases
- Pero si no la ves
- A ver, ver, lo que se dice ver, algo veo, pero no la mierda que echan. Veo solo cosas que yo elijo, películas por ejemplo
- Pero si en la tele ya no dan películas, todo es telebasura, decías ¿no?
- Hombre, alguna ya dan, y de vez en cuando me pongo un video
- Ah, yo también
- ¿El qué?
- Pues eso, que alguna película también veo
- Pero si no tenías tele, ¿no?
- Y no tengo
- ¿Entonces?
- Pues con el portátil, me pongo una película, de vez en cuando
- ¿Ves como si ves la tele?
- Pero, ¿cómo quieres que vea la tele si no tengo?
- Yo tampoco, yo tampoco la veo, películas y ya esta
- Vale, pues eso te digo. Las veo en mi ordenador, a veces las veo enteras, a veces las dejo a medias, depende…
- Bueno, pues al final casi que vemos lo mismo la tele
- ¡Que no tengo tele!
- Que sí, que sí, que a mí no me engañas, seguro que la tienes escondida por ahí y la ves cuando nadie te ve. Jaja, venga, jaja, que no tiene tele dice, ¿has oído Manu?, que no tiene tele dice jaja…
-…
- No se puede estar sin tele hombre, que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Ayyy
- Pero si es que…
- Quita quita, anda, venga, saca la tele y vamos a ver el futbol, que es sábado por la noche y dan el Barsa. Porque no me vayas a decir ahora que tampoco ves el futbol, ¡amos anda!
- No
- Vengaaa, jaja, vengaaa, ves como si ves la tele, ¿lo ves? Ya decía yo, que no podía ser, que te estabas quedando conmigooo

Vegetarianos

- Hemos traído comida
- Hombre, no teníais que haberos molestado, aquí ya hay
- Bueno, es igual, hemos traído, para el niño y eso
- Vale
- ¿Quieres pollo?
- No, no como pollo, soy vegetariano
- Ah, pero yo pensaba que pollo si podías
- Poder, puedo comer lo que quiera
- ¿Entonces?
- Es que soy vegetariano
- Haces muy bien. Yo también tendría que comer más verdura y menos guarradas
- Pues venga, ¡lánzate!
- Ya, ¡es que me da una pereza…!
- Bueno, eso es al principio, luego cuando descubras formas diferentes de cocinar ya verás cómo te gusta
- Ah, sí, sí. Oye ¿y los vegetarianos no comen pollo?
- No
- Ah, vale, es que pensaba que solo no podías carne
- Carne también puedo, pero no quiero
- ¿Y pescado?
- Tampoco
- Joder, ¿pero qué te ha dado?
- Pues nada, ya sabes, yo soy así de rarito
- Ah, vale, vale. ¿Pero por algo en especial?
- Hace ya cinco años que soy vegano
- ¿Vegano? ¿Eso qué es?
- Es vegetariano, pero más estricto
- ¿Cómo es eso?
- Pues que además de ser vegetariano, tampoco tomo huevos ni lácteos
- ¿Lácteos? ¿Cómo que no? ¡Pero si esta mañana te has tomado un Cacaolat!  ¿Ves? ¡ya te he pillaoo!
- Es que he hecho una excepción al haber venido vosotros y como no tomo café ni tampoco quería que en ese bar de mala muerte me pusieran una mierda de bolsita de té, me he pedido un Cacaolat
- Venga, venga, una excepción, que casualidad, seguro que estas todo el día haciendo excepciones
- No, soy bastante estricto
- Jajaaa, vengaaa (dice otro) que seguro que te comes unos chuletones a escondidas de miedo jajaja
- …
- Es que ya ves ¿¿eh Manu??  ¡Que fuerza de voluntad tiene que ser eso de no comer carne! Hay que ver…
- A mí no me cuesta. No es fuerza de voluntad, es que no necesito comer carne, como otras cosas
- Seguro que sí, porque a ver, necesitar, necesitamos todos, a mí no me digas, que esas lechugas que os coméis seguro que no os llenan nada y luego andáis por ahí con hambre picoteando todo el día
- Pues no es así, es que además, no solo comemos lechuga, los vegetarianos y veganos comen muchas cosas que no conocéis
- Pues eso, que lo que te digo, que un buen chuletón de vez en cuando tampoco le hace daño a nadie. Y el jamón, ¿qué me dices del jamón? Seguro que sí que comes jamón, porque yo no podría vivir sin jamón
- …
- Cuando vengas a mi casa te voy a preparar yo una comida de chuparte los dedos, ya verás. Una lubina, o una dorada, porque eso ¿sí que puedes no? Y un platito de jamón que ya verás. Y ya me dirás tu si eso del volcano te acaba de gustar o no
- Vegano
- Eso, como se diga

La ciudad y el campo

- Oye que bien se está aquí, ¿verdad?
- Si, es tranquilo
- Ya me gustaría a mí venirme por una temporadita
- Pues ya sabes, todo es proponérselo
- Unos días, así ya sabes, para desconectar del caos de la ciudad y todo eso
- Pues nada, aquí estamos
- Pero no sé, creo que no podría, no sé, en el fondo yo necesito marcha
- Aquí también puedes tener “marcha”
- Ya pero no es lo mismo, como te diría…
- Pues sí, no es lo mismo, pero es que si buscas algo diferente, mejor será no encontrar lo mismo ¿no?
- Bueno, pero tú ya me entiendes
- ¿El qué?
- Pues eso
- ¿Eso? ¿Cuál?
- Pues ya sabes, aquí, lejos, fuera del jaleo, de lo que se cuece allá, fuera de la onda
- Pues eso es lo que yo quiero
- Claro, pero una temporadita
- No, una temporadita no. De momento, indefinido
- Ya ya, pero al final no aguantaras, ya sabes, a todos nos gusta el lio
- Quizá no a todos. Además, estábamos hablando de ti ¿no?
- Que sí que sí, que te lo digo yo. Que al final acabareis volviendo, ¿no ves que al fin y al cabo aquí no hay mucho que hacer?
- Depende de lo que consideres mucho y de lo que quieras hacer
- Pues eso, aquí no hay gente, no hay ambientillo, bares, restaurantes
- Es que yo no busco eso. Además, aquí también hay bares y restaurantes, por si quieres ir
- Y estando aquí tan lejos. ¿Y si te pasa algo?
- ¿Y qué me va a pasar?
- Ay no sé, algo, ponerte malo, ¡qué sé yo!
- Pues como si estuviera allí
- Pero no es lo mismo. Aquí no tienes a nadie
- ¿Y qué más da? Alguien siempre habrá. Aquí también conozco gente. Además, aquí me pongo menos malo que allí
- Pues hombre, por los médicos, hospitales, me vas a decir tu que va a ser lo mismo
- Es que yo no voy al médico ni a los hospitales
- Venga, venga
- Que no, ya lo sabes
- Y entonces, ¿qué haces si te acatarras?, ¿o te constipas? ¿O te da fiebre?
- Hay otros remedios diferentes
- Ah, sí las porquerías esas que os tomáis de las florecitas y las hierbas
- A mí me van bien. Además, ya te digo que apenas caigo enfermo desde hace años
- Ya será menos. ¿Y qué haces cuando te has de vacunar?
- No me vacuno
- ¿¿¡¡De verdad!!??
- De verdad
- ¡No me lo creo!
- Créelo
- ¡Tú estás loco! ¿Te han dicho que estás loco? Porque lo estás, que sepas que lo estás. Algún día te pasará algo gordo y verás. Ya verás. Te lo digo por tu bien. Piénsalo. No seas loco. Siempre fuiste un loco
- Bueno, gracias por el consejo
- Tú siempre llevando la contraria..
-…

Texto: ©Iñaki Barettini

5 comentarios:

  1. Jajajajaja, has hecho que me ría un buen rato :-) La cosa es que me he sentido identificado con ambas posturas. A veces yo también puedo ser un contrasentido andante, jejeje.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Sandor!

    Que casualidad, ayer estaba leyendo tu Blog, te estaba poniendo un comentario del articulo traducido del copyright (genial, por cierto!) y se me fue todo el texto al carajo (jodido iPod...). Tengo que leerme con mas calma tu Blog, me gusta tu eclecticismo, hablas de todo un poco eh?
    Pues si, ya ves, la verdad es que estos dialogos con mis amigos cosmopolitas me sirven de fuente de muuuucha inspiración, jaja...!
    Un abrazo desde el campo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!: Me alegra saber de tí a través de este medio.Ha sido toda una sorpresa.
    Miren

    ResponderEliminar
  4. Respeto, respeto, respeto, respeto. Tienes (tenéis) todo mi respeto y mucha admiración por mi parte: por vivir "en el campo", por ser vegano, por no tener tele... y sobre todo por escribir tan bien. Muchos besos desde Palma

    Ana

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ana, que bien que haya alguien que nos entienda jeje
    A ver si podemos ir pronto por Palma y nos vemos eh??

    Un fuerte abrazo desde la montaña pirenaica!

    ResponderEliminar