Entradas populares

Proxima parada: Myanmar


Pues si, finalmente vamos a Myanmar. Después de unos últimos días de incertidumbre, de no saber si estaríamos a tiempo de conseguir el visado, el problema con los dólares y cierta pereza de ir a un país "complicado", finalmente nos vamos.

Esta misma tarde hemos conseguido el visado en la embajada de Bangkok, en un solo día, pagando religiosamente los 450 Bahts de suplemento (unos 11 euracos, en total 1260 Baht, unos 30 euros) por hacerlo "exprés". Y hemos podido conseguir algunos dólares en mejor estado que los que traíamos de Camboya, algunos de ellos realmente hechos polvo. Así que con esto y una sesión de plancha final durante esta tarde-noche, esperamos dejar los billetes nuevecitos para que los birmanos no nos pongan muchas pegas.

Birmania (o Burma para los ingleses, o Myanmar como se llama el país ahora) no es un país que parezca fácil para viajar. La situación política es complicada, con una junta militar que gobierna el país con mano de hierro desde hace casi 50 anos, con los líderes de la oposición o exiliados o bajo arresto domiciliario (caso de Aung San Suu Kyi, la premio Nobel de la Paz ganadora de unas elecciones en 1990 y anuladas por los militares) y todo el pueblo contrario al régimen pero sometido a él. Mucha censura y mucho control por parte de los militares. Tambien he leído que es posible que en algún momento del viaje te sigan, aunque tú no te llegues a enterar. Y que la gente tiene prohibido hablar con extranjeros, o que si lo hacen han de reportar que han hablado a las autoridades. Cosas curiosas: en la solicitud del visado te piden tu nombre, el de tu padre, tu color de ojos y pelo, a que te dedicas, que pongas tu curriculum profesional y en que estas trabajando ahora (jajá, me lo he tenido que inventar todo...). Ah! y no se te ocurra poner que eres escritor o periodista porque te echaran para atrás. Todo un interrogatorio!

Otro de los inconvenientes es el tema monetario. No hay cajeros en ninguna parte del país, no se puede pagar nada con tarjeta de crédito (bueno si, algunos hoteles de lujo, o sea, para nosotros, la frase sigue siendo la misma: No se puede pagar nada con tarjetas de crédito, aunque tampoco tenemmos, ya que nos las robaron, asi que lo mismo da, en fin...). Y lo peor no es que hayas de llevar todo el dinero encima (dólares), sino que estos han de estar nuevecitos, como recién salidos del horno. Así que esta mañana en Bangkok hemos tenido que patear los suburbios de las casas de cambio y andar mirando con lupa cada billetito de marras. Ni una doblez, ni una marca, nada escrito, ni manchas, nada de nada. Al menor contratiempo, no te lo cambian por moneda local o simplemente no te lo aceptan allí donde se pueda pagar en dólares... Complicado...!

También la censura de internet es importante, aunque muchos de los hoteles y cibercafés ya saben como pasársela por alto. No obstante según he leído por ahí, el gobierno monitoriza ingentes cantidades de ordenadores cada 5 minutos para ver qué es lo que están haciendo. No sé si creérmelo o no, pero de ser verdad me imagino que la empresa o empresas que se dediquen a eso deben ser las más populosas de todo el país...

A que vamos allí entonces? Buena pregunta. Quizá a encontrar algo diferente. Menos turismo, mas relajación, un país distinto, con (según nos ha dicho todo el mundo que hemos encontrado que han estado) gente amable y con ganas, muchas ganas de que lleguen extranjeros y les cuenten cosas, de cómo está el mundo, de qué pasa, de tener una información que el gobierno les oculta y secuestra y de que nosotros, a nuestra vuelta, hagamos lo mismo. Que hablemos de ellos, de Birmania, o Burma o Myanmar y que la gente sepa poner en el mapa este extraño y exótico nombre, que sepan (sepamos todos) lo que allí está pasando (confieso que antes de empezar este viaje yo tampoco sabía nada de nada de este país).Y que en un futuro, todo eso pueda cambiar y  dentro de 10 o 20 anos el que vayan turistas a Myanmar ya no sea una novedad sino algo normal, como hoy pasa en otros países que tuvieron una situación política complicada y han ido abriendo sus fronteras poco a poco, tipo Vietnam.

Así que allí vamos, esperemos que sea una linda experiencia y que pueda contarlo estos días desde este blog, pese a las censuras...
Hasta pronto!

4 comentarios:

  1. Esperamos noticias respecto a Myanmar... Yo en Kao San, a puntito, a puntito, a puntito de dar por finalizado mi periplo.
    Nos vemos en BCN!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La experiencia, la vida que estais ganando es extarordinaria.
    Cuando sea mayor me encantaria ser tu nieto para escuchar tus anecdotas, tus experiencias y poder llamar a mis hermanos: Venid, venid que el Abuelito nos va a explicar cuando fué a Birmania.
    Como os envidio!!!
    Manel (El Cargol)

    ResponderEliminar
  3. Jaja q bueno, esto ya es lo ultimo!! Q quieras ser mi nieto!! Todo un honor!!! Pero un poco complicado en esta vida ya, lo dejaremos para nuestra siguiente reencarnacion
    Lo de abuelo suena a cebolleta y a que me voy haciendo mayor!
    Un abrazo fuerte amigo, ya queda poco para vernos!!!

    ResponderEliminar
  4. Sergio, poco a poco voy a ir poniendo cosillas de Birmania, ya que desde alli era muy dificil. El tema de internet alli es bastante pesado, caro, pesado, lento, pesado, malo, dije pesado??

    Abrazo!

    ResponderEliminar