Entradas populares

Por que viajar?

Hace mucho tiempo, cuando estaba acostumbrado a tener las vacaciones habituales, pensaba lo increíble que sería poder ser libre y viajar durante meses sin las ataduras de tener que volver a la rutina diaria de un trabajo. Creía, un poco ilusoriamente o por simple desconocimiento, que una aventura de este tipo comportaría eso precisamente: aventura, diversión, nuevas experiencias cada día, conocer  mucha gente, miles de cosas "emocionantes". En ese momento no era para nada consciente de lo que podía implicar un viaje largo y si encontraba a alguien que hubiera hecho algo así pensaba para mí: "que envidia, quien pudiera..."

Pues bien, ahora soy yo el que ha estado (y de hecho estoy aun) en esta situación, y mi visión de las cosas ha cambiado mucho... 

Irte de viaje un largo tiempo no es lo mismo que sería irte de vacaciones ese mismo tiempo. Es más, creo que lo segundo es mentalmente imposible de realizar para la mayoría de los humanos. De vacaciones podemos estar 15, 20 o 30 días, pero como pocos están más allá de ese tiempo, es muy difícil darse cuenta que una vez llegado a un punto, uno ya no disfruta lo mismo. Ocurre en muchos procesos físicos: una variable crece muy rápidamente con el tiempo en los primeros instantes, para detener su ritmo de crecimiento e ir haciéndose este cada vez más pequeño hasta llegar a un punto donde ya no crece más. En ese momento la curva se transforma en una recta de pendiente casi cero. Esto recibe el nombre, no por casualidad, de punto de saturación. (joer, pero que bien que me ha quedao!)

Parecido ocurre cuando hacemos una actividad durante un largo periodo de tiempo. Al principio, todo es nuevo y nuestra mente disfruta con todos los estímulos que llegan a ella. Pero va pasando el tiempo y llega un momento en que las mismas percepciones ya no causan las mismas sensaciones ni reacciones. Eso podemos también llegar a intuirlo cuando estamos de vacaciones y nos aparecen algunos problemillas con los que no contábamos: un retraso, una maleta perdida, un hotel por debajo de nuestras expectativas, un lugar que pensábamos idílico y que resulta estar lleno de gente buscando exactamente lo mismo que nosotros. Y muchos más ejemplos... Así que, como no va a pasar esto y mucho mas entonces si te vas de "viaje largo"? Llegas a comprender que no te vas de vacaciones; te vas a vivir durante 6 meses o un año, o dos, o el tiempo que sea, a otro país o países. Y vivir significa eso: pasarlo bien, pasarlo mal, disfrutar y sufrir, encontrar lugares buenos, otros malos y otros ni lo uno ni lo otro. Gente amable y gente desagradable, experiencias buenas y malas, éxitos y fracasos, decepciones o inesperados aciertos. En definitiva, vivir!, algo muy diferente a estar tumbado a la bartola bajo un cocotero todos los días (solo algunos, solo algunos...) como muchos creen. Ojo!, hasta esto aburre después de unos días...!

Es ahora cuando me planteo: que busco al viajar? Una vida mejor? Una huida de la rutina? Pero, que es la rutina? Porque la rutina también puede aparecer al viajar. Por mucho que visites nuevos lugares, acabaras inmerso en una dinámica parecida en cada uno de ellos: llegar a un nuevo destino, buscar alojamiento, desplazarte, estudiar qué lugares de interés visitar, alimentarte, hacer pequeñas compras, también descansar o simplemente no hacer nada. Un poco alejada de esa vida idílica que se ve desde fuera ciertamente. También habrá días que te preguntes: qué carajo hago aquí? A miles de kilómetros de (me guste o no) mi país, lejos de la gente que quiero, lejos de mis lugares, de mis sitios, de mis cosas, de mis aparcados proyectos... Tiene sentido? Nostálgico y también un poco olvidado y decepcionado por muchas personas que yo creía importantes y recordado (gratamente) por otras que quizá pensaba más lejanas pero que, con la distancia, me han demostrado un mayor interés y me han acompañado regularmente durante todo este tiempo. 

En todos estos meses he huido de las preguntas: que hare cuando vuelva? Quien me espera? Que me espera? Donde viviré? Y he conseguido esquivarlas bien, hasta sorprendiéndome a mí mismo, tradicionalmente acostumbrado a comerme el coco continuamente. He aplicado la táctica de "para que preocuparme de los problemas que vendrán mañana si todavía no es mañana?" recordando una cita que leí hace años que decía: "No tengo miedo a la muerte porque cuando yo estoy, ella no está y cuando ella esta, yo ya no estoy". No tengo que temer a los problemas de mañana porque mañana aun no ha llegado. Y así he actuado estos meses, pero ahora... me vienen las dudas. Merece la pena todo el camino recorrido? Haberlo dejado todo? Tener casi 40 y no tener nada? Que me llevare de todo esto? Servirá de algo? Realmente lo hago para que sirva de algo o esta pregunta es la más absurda de todas? Difíciles respuestas, difíciles...

No quiero que parezca muy lacónico este post. También estoy muy contento y satisfecho de todo lo realizado, de haber dado un paso adelante y vencido muchos miedos, de haber tenido muy buenas experiencias con gente que hemos conocido, de haber superado pequeñas o grandes dificultades por mí mismo. Estas cosas te hacen crecer y todo eso me llevo.

Ahora viene el futuro y nunca se sabe que deparara. Espero que, sea bueno o malo, continue estando en mis manos llevar yo el timón de mi vida.

3 comentarios:

  1. Hola! Somos Pablo y Elena, y te acabamos de descubrir a traves del blog de "Donde esta Sergio?". Entendemos perfectamente estos planteamientos. Nosotros llevamos viajando desde Enero de 2009, lo dejamos todo y decidimos lanzarnos a la aventura. Y tambien nos planteamos muchas veces las mismas preguntas. Pero lo unico que no compartimos contigo es ese pensamiento de "merece la pena?". Para nosotros, 3 años despues de haber empezado el gran viaje, te podemos decir que nunca jamas nos hemos arrepentido de nuestra decision, independientemente de lo que pase cuando volvamos. Me imagino que tambien es mas facil yendo en pareja como vamos nosotros, pero bueno. Te mandamos mucho ánimo para seguir adelante y ojalá coincidamos algun dia contigo por estos mundos de dios, jeje. Un abrazo compañero! Te dejamos nuestro blog por si quieres echarle un vistazo
    www.laaventuradepabloyelena.blogspot.com
    Chao!!
    Pablo y Elena

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo y Elena, gracias por vuestro comentario. Siempre es gratificante saber que hay personas por ahi como vosotros compartiendo y entendiendo estas vivencias. Es curioso pero yo tb conocia vuestri blog, pero no por medio de Sergio, sino q creo q algun dia os encontre buscando info sobre vietnam, q es donde estoy ahora. Teneis un blog muy chulo, ya veo q andais por NYC, paea mi, que no soy nada de ciudades, siempre pongo a NY a parte, me encanto cuando fui, y eso q solo pude disfrutarla una semanita, imagino q vosotros con mas tiempo la estareis disfrutando a tope, recorriendo cada rincon...
    Si q estaria bien encontrarse si, igual de vuelta a BCN podriamos organizar algo tipo "bloggeros de tumbos por el mundo", seria chulo!
    Gracias por los animos y tb animos para vosotros en esta aventura, joder 3 años si q es tiempo tu!!
    Nos vamos viendo por aqui
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Si mal no recuerdo, en una función exponencial no ocurre eso del punto de saturación, va creciendo siempre.

    ResponderEliminar