Entradas populares

Día 7: de Lower Pisang a Manang: "Nice to see you again!"(22.10.2010)

Pisang Peak entre la niebla
Después del medio día de descanso de ayer, hoy hemos tenido una etapa larga larga, aunque al menos de no mucha dificultad, con muy poquito desnivel y por un camino bastante trillado. Eso porque hemos decidido ir por el "lower" y no por el "upper trail". Bueno, decidido, lo que se dice decidido tampoco es que hayamos decidido mucho. Digamos que hemos "tirao palante" y no hemos visto el desvío que, pasando al lado derecho del valle, sube y sube y luego discurre por un sendero a mucha mayor altitud, con unas (dicen) vistas excepcionales.

Pero bueno, tampoco pasa nada y al de un rato hasta nos sentimos aliviados de ver lo que parece, justo al otro lado del rio, un camino con miles de zig zags que sube vertiginosamente por la ladera de la montaña. Casi que mejor no haber visto el desvío ese de marras pensamos, no fuera a ocurrírsenos, como siempre, ir por el camino difícil, y ahora estaríamos posiblemente desollados como burros de carga, rebuznando por esas laderas de dios...

Nosotros hoy a lo facilito, que ya hemos pasado los 3000m y tampoco se trata de forzar. Seguimos sin ver apenas nada, ningún Annapurna parece de humor para apiadarse de nosotros, soplar un poquito y llevarse estas malditas nubes que nos acompañan ya desde hace una semana.

Después de una llanura interminable, llegamos a Humde, un lugar bastante feo, puesto militar (como iba a ser bonito entonces?) y donde hay un aeropuerto. Todo es bastante extraño, ya que supuestamente el aeropuerto esta como a medio construir, según nos dicen por aquí, pero al pasar por allí, la torre de control y la "terminal" (madre mía, no sabría como llamar a esa caja de cerillas...) parece que tengan algo así como 30 años. Debe ser que cada año avanzan un poquito y claro, para cuando acaben, pues se habrá quedado tan viejo que tendrán que volver a empezarlo. En fin, estos nepalíes y sus ritmos...
                    Terrible aeropuerto!

Seguimos y llegamos al siguiente pueblo, nada más cruzar el rio. Se llama Mungji, que no tendría nada que contar si no fuera porque encontramos una bakery donde nos comemos un "chocolate roll" espectacular. Después de tantos días, algún caprichillo no viene mal... Además, sale un poco el Sol y alguien nos dice que se ven todos los Annapurnas, bueno, todos los visibles desde aquí, concretamente el II, III y IV. No estamos muy hábiles, entretenidos con tanto trabajo como tenemos para comernos ese gigante rollo de chocolate, y cuando vamos a ver qué pasa, las nubes vuelven a jugárnosla y solo vemos algún piquillo sobresaliendo por encima del manto blanco y que tampoco sabemos distinguir. Vaya chasco! Bueno, ya habrá mas días decimos, pero es queya  llevamos una semana diciendo lo mismo...
Ellas quieren dejarse ver, pero la niebla...
Vamos avanzando y llegamos a Bhraka, justo ya antes de Manang y de donde mañana trataremos de coger el desvío para el "Ice Lake", un etapa de aclimatación un poco dura llegando a los 4600m. Habrá que ver...
Bhraka, casas bajo las piedras y templo
Un poco mas y por fin estamos en Manang. No tardamos en darnos cuenta de que va todo esto. Tiendas, bakeries, lodges a patadas, gente por todas partes. En fin, un lugar donde confluye todo el mundo. Los que vamos en un sentido (los distinguirás por ir en ese sentido), los que vienen del otro (efectivamente, los distinguirás por ir en el sentido contrario), los que se aclimatan (llevan mochilitas de un día), los que descansan (llevan cara de cansados), los que se ponen malos de altura (ves como se llevan las manos a la cabeza con un sentido gesto de dolor), los domingueros (a esos se les ve a la legua), los pofesionales (también a estos se les ve a la legua), los ni fu ni fa (el resto a los que no distinguirás, o sea la mayoría), los despistaos (con cara de no saber que hacen en medio de este barullo), los superpofesionales (estos te miran como diciendo, "que carajo haces tu aquí si esto solo es para superpofesionales como yo?) y muchos otros más. 

Por fin en Manang!
Bonita stupa en un fondo incomparable
Llegamos además en día de festival, por lo que nos cuesta un poco encontrar un lodge que este bien y las negociaciones y regateos son más duras de lo normal, aunque al final todo acaba bien para ambas partes...

En el lodge nos encontramos otra vez con la pareja de franceses de Toulouse que vimos la noche de Timang, Vincenc y Sophie. Compartimos mesa con ellos en una agradable y divertida cena en la que les contamos nuestra batallita de Bhratang y el francés loco... Por fin unos franceses con los que se puede hablar en ingles...! También vemos al alemán y el americano de Timang, al ingles e irlandés de Tal, a la rusa que llevaba las plaquitas solares esas a la espalda para cargar el móvil, el portátil, el iPhone...

Así que día de reencuentros hoy, "oh nice to see you", "nice to meet you again". Y es verdad, después de unos días en que vas viendo gente y luego la vas perdiendo de vista ya que cada uno sigue su ritmo, está bien volver a encontrarse, saludarse, charlar un ratillo, contarse batallitas de abuelo cebolleta, desearse buena suerte y un "see you again" que en algunos casos será verdad y en otros no.
El rio, nuestro fiel companero...

Lo que sí es cierto es que mañana todos vamos para el Ice Lake. Esperemos no engrosar en el grupo de los de los dolores de cabeza...

Texto: ©Iñaki Barettini
Fotos: ©Iñaki Barettini (inakibarettini@hotmail.com) y ©Elena Castillo (elenafcp@hotmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario