Entradas populares

Por el Norte de Laos. Nong Khiaw y Muang Noi

Nong Khiaw
Después de Luang Prabang nos dirigimos más hacia el Norte. Nong Khiaw fue nuestra siguiente parada. Llegamos después de un viaje un poco incomodo de 4h en una mini van. Al no conocer aun los buses públicos laosianos, optamos por pagar más y contratar la típica minivan para turistas. Como suele ocurrir en estos casos, nos tomaron el pelo y lo que supuestamente era una van con A/C y "only tourist", resulto ser un cacharro destartalado, con asientos hechos polvo del uso, sin aire acondicionado y en el que el espabilado del conductor iba parando cada dos por tres en el camino para rellenar con gente cada hueco inimaginable hasta llegar a, literalmente, reventar la van. Al final nos tuvimos que poner duros para que no nos metieran a nadie justo delante nuestro, en esos rellanos que suelen quedar enfrente de los asientos delanteros y en donde si te descuidas te pueden colocar a una familia entera de 5-6 miembros, abuela incluida. Y es que 10 meses de viaje ya son muchos y la gracia del "adáptate a lo que ellos hacen" está muy bien en la teoría y queda muy bonito al contarlo a la vuelta; pero cuando te han cobrado más del doble que a ellos, te la cuelan de esta forma, y no es la primera ni la segunda ni la tercera, la cosa ya no es tan idílica. Al final o te espabilas y dices hasta aquí hemos llegado, o te toman por tonto y acabas dos horas con las piernas encogidas hasta la barbilla, algún niño diabólico a 20cm de tus narices que no deja de mirarte fijamente durante todo el camino, y dos sacos de 50kg de arroz encima tuyo. Y estas cosas me cabrean bastante, porque una cosa es que quieran hacer dinero con el turismo y otra muy diferente que te estafen y no te proporcionen lo que has acordado. Y aquí todo el mundo debería plantarse, pero la gente no protesta ni dice nada por vergüenza y luego así que nos marean todo lo que quieren y nos toman a todos por tontos. Y no les falta razón...

Campos de arroz
Duro trabajo el de los "rice paddies"
En fin, el caso es que a mediodía llegamos a Nong Khiaw, un pequeño pueblecito a la orilla del rio Nam Khan que ha ido creciendo poco a poco con el turismo que se dirige más al norte, hacia el lejano Phongsali, ya casi en la frontera con China y que hacen aquí una parada intermedia. Varias guesthouses, restaurantes y bungalows en la ribera del rio le dan un toque muy tranquilo y bucólico al lugar. La verdad es que es el sitio ideal para descansar, leer, escribir o simplemente, no hacer nada.

Pasamos aquí 3 días en plan relax, leyendo y escribiendo (si!, había un par de sitios con wifi, increíble, y no iba mal del todo). También hicimos alguna excursioncilla por nuestra cuenta, caminando por los alrededores. Un día por un sendero lleno de barro que seguía el curso del rio hacia arriba, parando en un par de poblados locales y disfrutando de un paisaje incomparable, con montañas kársticas y paredes muy verticales cayendo al rio. El segundo día alquilamos una bici y fuimos por los alrededores a visitar una cueva y (lo que ellos llamaban) una cascada, aunque era poco más que un saltito de agua en un recodo de la carretera... Pero daba igual, ya que lo más interesante fue el camino en sí y las vistas de una Naturaleza virgen que apenas ha sido explotada aun por la injerencia humana. Nos encontramos con dos simpáticas inglesas (londoners) que también iban en bici y fuimos juntos durante una parte del camino. Eran tía y sobrina y la tía se había traído a la sobri a pasar las vacaciones en Laos, ya que ella era profesora y vivía en Vientiane. La tía sabia laosiano, lo cual me impresiono bastante, ya que dijo que había aprendido así a la brava, a base de hablar con la gente y traduciendo mucho vocabulario. Como siempre, me cuesta mucho pillarles el acento a los londinenses y al final casi que acabo desconectando de lo que dicen. Aunque creo que no es tanto por la dificultad de descifrar ese acento tan particular, al que diría que con los años casi ya que me he acostumbrado, sino por el agotamiento mental que me producen. Me cuesta ser receptivo a su verborrea, a la velocidad a la que hablan y a la densidad de información por metro cubico que expulsan por la boca estos jodidos, ya sean british en general, y londoners en particular. Me pregunto si no se darán cuenta. Lo harán a propósito? Además al de un rato ya habíamos llegado a la conclusión, cada uno por separado, de que la tía era también bastante chapas, así que nos escaqueamos como pudimos al de un rato y a otra cosa.

Con el rio de fondo
Paseito en bici
Increible paisaje!
Al tercer día resucitamos y tomamos un botecito que en una hora nos subió rio arriba a Muang Noi. Este lugar es casi todavía mas bucólico que Nong Khiaw y aquí si que lo ideal es quedarse un par de días o tres haciendo poquito, tumbado en una hamaca en el porche del bungalow o tirado en algún bareto con vistas al rio tomando BeerLaos. Esta vez decidimos que nada de bungalows, ya que en Nong Khiaw salimos a una media de cuatro cucarachas, dos arañas y dos ciempiés de visita por noche, las cuales perturbaron considerablemente nuestro sueño. Así que elegimos mejor una tradicional habitacioncilla en una guesthouse y a correr!

Muang Noi, que puestas de Sol!

Acompanyadas por una BeerLao..

Desde el mirador
Con los pamplonicas...
El pueblo no tenia luz más que de 6 a 10 pm, aunque te acostumbras y para pocos días tampoco pasa nada. Allí nos encontramos con toda una troupe de españoles, se nota que estamos en nuestra época veraniega porque últimamente los hemos ido viendo más a menudo. Hasta el punto que hubo uno de los días en que éramos mayoría sin duda alguna de todos los extranjeros que allí nos encontrábamos. Empezamos con una pareja de Pamplona (Marian y Txini) que estaban de vacaciones, con los que subimos en el bote y después acabamos comiendo juntos y contándonos batallitas de Tailandia. Por la noche coincidimos en el restaurante de al lado de la guesthouse con la londoner. Esta vez ya la cosa se desmadro del todo, porque a la verborrea hubo que sumarle la pila de cervezas que se tomo durante toda la tarde-noche la colega. Al día siguiente, visitando la cueva y el mirador del pueblo, por un camino bastante resbaladizo y empinado, coincidimos con Jorge, Tatiana y Sergio, los tres de BCN y que andaban de viaje bastante tiempo por el SE Asiático. Después por la noche, nos juntamos con ellos, más el francés Fabián con el que habíamos cruzado el Mekong en Tailandia y su pareja, y también otra pareja de californianos con los que reímos bastante. Fue una agradable y bonita velada la verdad.

Al día siguiente nos propusimos caminar por los alrededores del pueblo y lo intentamos durante una horilla más o menos. Pero entre el barro que había por haberse pasado toda la noche lloviendo sin parar, las pocas ganas que nos acompañaban y que las sanguijuelas empezaron a hacer su aparición, desistimos y nos dimos la vuelta. Por la tarde, aterrizo otro grupo de españoles, estos del plan "vamos-corriendo-a-todas-partes-que-tengo-poco-tiempo-y-quiero-hacer-muchas-cosas". Tanto es así que habían salido el día anterior de Luang Namtha, más arriba de Luang Prabang, viajado toda la noche sin apenas dormir en una van, llegado a Nong Khiaw a las 4 de la madrugada, metiéndose los 6 en un bungalow a dormir 3 horas para levantarse por la mañana, coger el bote a Muang Noi, llegar y quedarse toda la tarde durmiendo en el bareto tirados en cojines de estos en el suelo. Lo peor? Todo esto para irse al día siguiente a Luang Prabang. Una de las mujeres decía: "Es que nos vamos en 4 días y tengo un estrés...!" mmm no me digas chata?? y otro de ellos después de despertarse de su placida siesta se dedico a darle a los daiquiris, parece que no tenía nada mejor que hacer. Vamos, unos fenómenos todos!
Con mi gorro de "chinito"

Que bien se esta aqui tumbado...

Otra vez las sanguijuelas!!
Uno de los que más me impresiono y no quería dejar de mencionar, fue un alemán que iba con muletas ya que se había roto el tendón de Aquiles y llevaba ya unos meses de recuperación. Se vino con la novia de vacaciones ya que no quería quedarse en casa. Y era impresionante ver las ganas que le ponía a todo, a pesar de no poder andar sin muletas, el tío se metía por todos los sitios, hubiera barro, piedras, cuestas, en el rio, lo que le echaran vaya! Buf, hasta un día intento subir al mirador y todo! No pudo, pero ole sus huevos por intentarlo hombre, claro que sí! Que buen tío, y la novia majísima. Fue una pena no pedirnos los correos ni Facebook ni nada. En fin, a veces suelen pasar estas cosas...

Acabamos la noche con alguna BeerLao de mas y al día siguiente vino la Sra. resaca a pasarnos su facturita. Cogíamos el bote de vuelta a Nong Khiaw desde donde teóricamente nuestra intención era dirigirnos hacia el este, a Xam Neua y visitar Vieng Xai y las famosas cuevas donde se refugiaban poblaciones enteras durante los años del bombardeo americano en la llamada "Secret War". Poco nos imaginábamos que seria a partir de este momento cuando empezaríamos a conocer todos los "secretos" del "sistema" de transporte público del país: los buses locales laosianos. 

Pero esto, para la siguiente entrega...


4 comentarios:

  1. Jajajajaja... me ha gustado mucho esta entrada, Iñaki!!. Y con lo de plantarse y decir basta en según qué momentos, totalmente de acuerdo, aunque espérate a llegar a Vietnam (he llegado hoy) que es mucho peor.
    Por cierto, me ha gustado mucho Vieng Xhay... Y una puntualización únicamente: cuando se refugiaron en las cuevas no era la secret war, más que nada porque los aviones americanos todo el día tirando bombas, de secreto, poco. La "secret war" es como se denomina a las bombas que explotan años después de acabada la guerra, las llamadas UXO, y que matan a cientos de laosianos cada año. En la entrada que he publicado hoy lo explico!!.
    Por cierto, en Hanoi creo que me alojaré por la Old City. Ya me diréis dónde quedamos y si os alojáis por allí, genial para cenar el 30.
    Un abrazo, tío!

    ResponderEliminar
  2. Fantástica tu descripción de la zona, la van, las personas con la que compartisteis el camino, la pareja estresada,incluso la BeerLaos debe ser buenísima.

    ResponderEliminar
  3. Sergio, lo que yo tengo entendido por lo que he leido por ahi y he visto en la zona del este, es que la "guerra secreta" se refiere a que en la epoca del bombardeo del 1964 al 73, era la guerra de Vietnam la que copaba los medios de comunicacion y la que generaba todas las protestas y rechazos en la opinion publica americana y mundial en general. Y que los bombardeos que hacian sobre Laos no tenian repercusion alguna a nivel informativo, ni eran conocidos mas que por la gente de Laos, evidentemente. Estos bombardeos los p. yankis los realizaron por dos motivos: en el Norte para dinamitar el partido comunista (Pathet Lao) ya que por un lado, como tu dices no querian otro pais comunista en la zona, y por otro pq sabian que prestaban apoyo a los vietnamitas en "su" guerra, que de rebote, tambien era de ellos (de Laos, me refiero). Fue esto lo que dio lugar a todo el sistema de refugios y cuevas que hemos visto en Vieng Xai. Y en el Sur, los bombardeos tenian por objetivo terminar con el llamado Ho Chi Min trail, una ruta que discurria por el Sureste de Laos en la frontera con Vietnam, y que los vietnamitas del norte usaban para apoyar logisticamente a sus camaradas del Sur que luchaban contra los americanos.
    Bueno, al menos esto es lo que yo he sacado en conclusion de todo lo que he visto y leido. El tema de las UXOs es el "legado" que dejaron los yankis en forma de bombas sin explotar y que ha afectado y sigue afectando al pais de la forma que ya conocemos. Pero no creo que sea esto a lo que se llame Secret War.
    Y ya esta, pero bueno casi que mejor lo discutimos (de buen rollo eh?) cenando en Hanoi no??

    ResponderEliminar
  4. La Beerlao es la bebida nacional de Laos, esta buena, pero el problema es que puedes tomar demasiadas muy facilmente y luego la cosa pasa factura...
    Me alegro que te guste mi post jaja

    ResponderEliminar