Entradas populares

La cosmopolita Luang Prabang

Bonito templo, Wat Mai
Luang Prabang es una pequeña villa del norte de Laos. En sus inicios, fue capital de uno de los primeros reinos laosianos. Ya más recientemente, desde la época del colonialismo francés, ha sido y continua siendo centro de referencia cultural y turístico del norte y en general, de todo el país. Todo esto se puede ver reflejado en la arquitectura del lugar, con casonas de dos pisos de estilo colonial, caros (muuy caros) restaurantes y guesthouses de diseño a orillas del rio Mekong. Al menos esto es así en la zona central o península que forma la confluencia de los dos ríos: el ya mencionado Mekong y el Nam Khan. Aunque a diferencia de otros lugares, en donde nada más alejarte del centro turístico viene la cruda realidad, en forma de suciedad, pobreza o edificios semi-derruidos, aquí no es así y el panorama no cambia mucho (excepción de las "facilities" para guiris). Siguen habiendo anchas avenidas, grandes mansiones y mas que decentes hoteles (aunque me dio la sensación que eran más de negocios, parece que tienen mucho business por aquí con los chinos desde los últimos años)

Vaya choza!
Otro templito famoso, Wat Xieng Thong
Ojo!, que no se me mal interprete... Tampoco estoy dibujando aquí una mega-urbe. Más bien al contrario. En Luang Prabang todo es tranquilo, muy, muy tranquilo. Poco tráfico, nada de ruido o estrés y un ritmo de vida pausado, tanto es así que hasta los conductores de tuk-tuk apenas te molestan; bastante tienen con estar despatarrados dentro de su cacharro echando la siesta a cualquier hora del día (el Sol aquí no perdona y desde las 8 de la mañana ya empieza a pegar duro). Cuando vienen a preguntarte si necesitas de sus servicios y les dices que de momento no gracias, emiten una sonrisa y se van por donde vinieron, sin una queja o un mal gesto. Y cuando se trata de regatear un precio para llevarte a algún sitio, puedes comprobar si has bajado demasiado cuando te miran con cara risueña, empiezan a menear la cabeza emitiendo un sonoro "uuuuuuuuuu noooooooouuuuuuuuuuuuu" y se ríen avergonzadamente... Pienso en lo mal que lo pasaría aquí cualquier "tuk-tukero" de la India... 

Trisahws o Jumbos, una mezcla entre tuk-tuk y sorng taew
Evening market
Sr. Buda...
Pasamos unos 5-6 días allí y bien podían haber sido más. Hicimos bastantes actividades, teniendo en cuenta nuestra última etapa de vagancia/cansancio mental en Chiang Rai y alrededores. Visitamos un par de famosos templos, con vistosos colores rojo-amarillentos que contrastan increíblemente con el azul del cielo y las nubes; subimos al monte Phousi, una colina en el centro de la ciudad con magnificas vistas y desde donde disfrutar de la puesta de Sol; fuimos a las (dicen aquí, supongo que en el sur dirán lo mismo de las suyas) cataratas más famosas de Laos: las Kuang Si Waterfalls, donde fue imposible bañarse en esta época del año debido a la cantidad y la fuerza con la que bajaba el agua; como teníamos mono de bañarnos, al día siguiente fuimos a otras waterfalls, Tad Se, donde si fue posible bañarse entre jovenzuelos y jovenzuelas con muchas ganas de fiesta y muchas BeerLao de por medio, una especie de preludio de lo que puede ser Vang Vieng... 

Increibles flores cerca de las cascadas
Contra viento y marea!
Ay que me pilla el agua!
Mas flores extranas, aunque preciosas!
Donde no pudimos ir fue a las famosas cuevas. Lo dejamos para el ultimo día y nos aventuramos a hacerlo por nuestra cuenta, ya que nos olíamos que el tema agencias incluía ir con hordas de turistas koreanos/japoneses armados hasta los dientes con cámaras y videos y seguro que con la escopeta en el culo, ya que en 3h te recogían, visitabas las cuevas y alguna villa de alrededor y te devolvían. Así que allí bajamos al muelle a ver si algún botero nos llevaba y ay! ilusos de nosotros, fue misión imposible! Nos pedían el oro y el moro ya que no tenían suficiente gente y querían que pagásemos el bote completo. Nos pedían 400.000 kips del ala, unos 40 € al cambio, bien mirado tampoco parece mucho. Pero hace ya mucho que no miramos bien cuando nos ponemos las gafas de locales y no las de occidentales. Y bien, pero que bien mirado, esa cantidad aquí es muuuuchiiiiisimooo dinero!! Así que agua! Y nunca mejor dicho, porque acabamos la tarde en las waterfalls que dije antes con un refrescante bañito y unas BeerLao para celebrarlo!

Un rico banito, Tad Se Waterfalls
Como colofón: muy recomendable ir a tomar una copilla a un bareto llamado "Utopia". Si, aunque salga en la innombrable, esta vez lo hicimos y estuvo bien. Buen ambiente tirados en cojines de estos de tumbing en el suelo y una interesante y extraña colección de carcasas de bombas no explotadas de la época del bombardeo yanki (UXO se llaman, de "Unexploded Ordnance) decorando cada rincón del garito.

Otro de los pasatiempos favoritos es ver pasear centenares de jovencísimos monjes, niños más bien, con sus chillonas túnicas naranja-azafrán y protegiendo sus rapadas cabezas del Sol con sus naranjosos paraguas a juego. Todo un espectáculo digno de contemplar en cada rincón y en cualquier momento del día. Relacionado con esto, la procesión de todas las mañanas  ("Alms giving") a las 6 am, en las que los monjes salen "de paseo" por el centro de la ciudad y la gente les va dando ofrendas, de todo tipo, aunque comida principalmente. A cambio, los monjes bendicen a todo aquel que a su paso les hace la ofrenda. Aunque bueno, en nuestro caso la experiencia resulto decepcionante. Ni los monjes eran tantos (pocos más que los que había en la fila de la foto) ni yo vi a ninguno bendecir a nadie cuando iban recogiendo la comida. En fin, cosas que pasan...

De paseo
A ver que hay hoy en el menu...
En cualquier caso, aunque pueda pecar un poco de turístico, Luang Prabang es una parada obligada en un viaje a Laos, y todos sus "highlights" compensan de sobra el incomodo barquito y culo aplanado que se te queda después de dos días bajando por el Mekong.
Que nubes!
Noodle Soup y Sticky Rice hasta para desayunar!
Amanece en el Mekong

No hay comentarios:

Publicar un comentario