Entradas populares

Dia 15: de Thorong Phedi High Camp a Muktinath: "5416" (30.10.2010)

Tanto trabajo para llegar hasta aqui!
4 de la mañana. Suena el despertador. Hoy es el dia. Nos espera el temido Thorong La Pass. Tanto oir hablar de el durante estas dos semanas y ya esta aqui. Nuestra meta. Mucho mas que eso. Hoy se decide nuestro futuro, una delgada y fina linea que separa el exito del fracaso, de continuar adelante o tener que volver atras. Si, es posible que eso pueda ocurrir. A lo largo de estos dias hemos ido viendo gente que se volvia, no mucha es cierto, tan solo un pequeño porcentaje del total y por muy diversas causas; mal de altura, fatiga, frio o simplemente darse cuenta de que el "berenjenal" en el que se habian metido no era para ellos. La mayoria lo consigue, es verdad, pero para aquellos que se vuelven no hay estadisticas que consuelen. Volverte por donde has venido, con viento fresco y sin poder seguir adelante. Deshacer el camino andado durante tantos dias! No suena nada bien la verdad...

La noche ha sido terrible, o bueno, la mitad de la noche, porque a la hora que es, aun nos queda la otra mitad. Estamos a 4.850 metros de altitud y no resulta nada facil dormir en estas condiciones. Aparte de un frio terrible, canalla diria yo, nos cuesta respirar por el poco oxigeno disponible. Ademas, el dolor de cabeza que nos acompaña de forma intermitente estos dias, parece que ha venido para quedarse y nos martillea implacable desde la tarde de ayer. Asi que toca empezar con calma ya que el dia va a ser largo y duro.

Coincidimos en el desayuno con los gallegos de ayer. No tenemos nadie muchas ganas de hablar mas alla de unos forzados buenos dias. En estas condiciones, todo es entendible. Todos tenemos prisa por salir cuanto antes e ir directos al tajo. Como si no quisieramos pensar demasiado en lo que nos espera, sintiendo la cercania del dificil examen que tenemos por delante y queriendo pasar el trago cuanto antes.

Madre que frio!
Amanece, que no es poco
Nos ponemos en marcha aun de noche. Asi al menos las primeras rampas, con la oscuridad, se hacen mas llevaderas. Vamos avanzando muy poco a poco, en algunos momentos en fila india debido a la cantidad de gente que puebla el camino. Hileras de frontales hacen innecesaria la iluminacion. Como si de una autopista se tratara, solo hace falta seguir esas señales luminosas para no perderse en medio de la noche. Comenzamos a resoplar y cada poco tiempo hemos de parar, coger aire y continuar.  

Primeros rayos sobre Thorong Peak, un 6mil y pico...
Vamos todos para alla
La larga marcha
Poco a poco salen los primeros rayos de Sol. Cuanto mas arriba estamos, mayor es la grandeza del panorama. Al ir dando la vuelta, nos vamos despidiendo del valle de Marshyangdi y nos dirijimos al del Kali Gandaki. Asi que vamos perdiendo de vista definitivamente los Annapurnas (II, III y IV, Gangapurna), siendo estas reemplazadas por las del macizo del Chulu, el Thorong Peak y la cadena de los picos de Muktinath. Para nada desmerecen las nuevas a las antiguas...

Macizo del Chulu a nuestras espaldas
Picos de Muktinath
El camino se endurece, pasamos de los 5.000m por primera vez en nuestras vidas. Es emocionante, pero no podemos celebrarlo. Elena avanza a paso muy lento y yo, aunque no quiera y baje el ritmo no puedo evitar despegarme cada dos por tres. Poco a poco la distancia entre los dos es cada vez mayor y eso me obliga a parar a cada rato para esperarla, rompiendo tambien mi ritmo. Ella me dice que siga adelante, que no me preocupe y yo, no dandome cuenta de mi grave error, le hago caso. Nunca, nunca, has de dejar a nadie solo en la montaña, por mucha gente que haya alrededor para poder ayudar en caso de necesidad o por mucho que esa persona te lo pueda pedir. Uno de los peores sintomas del mal de altura, aparte de los fisicos, es la perdida de percepcion del peligro. Pensar que "tampoco es para tanto", que "no estoy tan mal", o que "yo solo ya puedo". Uno fuerza y fuerza, un poquito mas, un "lo que sea por llegar", un "ultimo esfuerzo y ya esta" y casi sin darse cuenta puede encontrarse exhausto, deshidratado, sin apenas poder respirar o con un dolor de cabeza que puede convertirse en un edema. Es asi como ocurren las fatalidades, de la forma mas tonta y muchas veces en la gente con mas experiencia (aunque la mayoria en gente que no la tiene, todo hay que decirlo).

Cuanto sufrimiento!
El caso es que llego solo a la cima, a coronar el paso y alli me quedo esperando a que llegue ella. Y no llega. Entre los nervios, el frio y el viento yo ya no puedo mas. Pasa casi una hora y decido dar media vuelta e ir a buscarla. Al de 20-25 minutos la encuentro subiendo, muy poco a poco, aunque bien. Podia haber sido peor. No hay prisa, lo importante no es solo llegar, sino llegar bien. Llegamos a la cima y una mujer se me dirige recriminandome de muy malas formas que haya dejado sola a Elena. Parece que la ha debido ver al subir y ahora nos ve a los dos juntos arriba y aprovecha la ocasion para desfogarse conmigo. Al principio no entiendo nada, pero despues reacciono enfadandome! Quien se ha pensado que es para chafarme este momento? Aunque en mi interior me cuesta reconocer que si, que aunque las formas no hayan sido las correctas, tiene razon. Que clase de guia puedo pretender ser si soy incapaz de adaptarme al ritmo de los demas? Si no puedo comprender que lo que importa es llegar y no la hora o al ritmo al que lo hagas? Si no estoy para compartir los momentos clave, en lo bueno y en lo malo? Si no soy consciente de que no se puede nunca dejar solo a nadie, en alta montaña, a mas de 5.000 metros de altura, te diga lo que te diga, te pida lo que te pida..???!!!

Caras de circunstancias. Amarga victoria...
En un rato, la cosa mejora...
Ahora mejor...
Victoria!!!
Caballos para subir a los exhaustos...
Con esa sensacion agridulce celebramos nuestra victoria, a 5.416m, coronando el paso mas alto del mundo que dicen por aqui y como se encargan de repetir los carteles donde todo el mundo posa para la foto del recuerdo. Nos quedamos un rato en la cima, al refugio en un chiringuito improvisado (dios, incluso hasta aqui!!) donde sirven carisimos tes que renunciamos a pagar, no nos van este tipo de turistadas...

Emprendemos la bajada, aun nos quedara un larguisimo camino hasta Muktinath, 1700 m de desnivel en descenso, un camino precioso por las vistas que nos acompañan y porque por fin comenzamos a bajar! Despues de tantos dias subiendo, bajar por primera vez es como un sosiego, una sensacion de paz y relax, de trabajo mas sencillo. Al menos mentalmente, ya que muchas bajadas suelen ser igual de exigentes o complicadas que las subidas. Pero eso, hoy no importa...

Preciosa e interminable bajada
Ya asoma el Dhaulagiri por la izquierda
De alli arriba que venimos!
A las 3,30 de la tarde, casi 12 horas despues de que sonara el reloj, llegamos a Muktinath, rotos fisicamente pero con la sensacion de triunfo y felicidad de haber hecho algo grande, algo importante... Lo hemos logrado, nuestra particular victoria, despues de tantos dias de camino, ya esta aqui. Asi que nos disponemos a disfrutar del momento y relajarnos merecidamente. 

Y que mejor que hacerlo con la majestuosa vista del Dhaulagiri como incomparable telon de fondo!

Texto: ©Iñaki Barettini
Fotos: ©Iñaki Barettini (inakibarettini@hotmail.com) y ©Elena Castillo (elenafcp@hotmail.com)

3 comentarios:

  1. Tot s'aprén, no hi pateixis. Ja et pots imaginar que estic ratllat el parquet amb les dents de llargues que se m'han posat. Impressionant!

    ResponderEliminar
  2. Ojo, no ralles el parquet que cuesta una pastaa
    Bueno ya veo que sigues mis andanzas, que bien, a ver si vamos hablando por aqui, quien sabe, quiza el ano que viene nos volvamos a ver en Pirineos, yo tengo cuentas pendientes con el GR 11...

    ResponderEliminar
  3. Gracias mi amor, sin ti no hubiera podido...

    ResponderEliminar