Entradas populares

Día 13: de Yak Kharka a Letdar: "Un hot bucket para ducharse" (28.10.2010)

El valle se va cerrando
De Yak Kharka a Letdar apenas hay dos horas de camino, unos 200m de desnivel y no más de 5 Km de distancia. Esta ha sido nuestra etapa de hoy. No teníamos muy claro a la salida hacia dónde dirigirnos. Bueno, hacia donde sí, para delante, como siempre, pero no donde pararnos. A estas alturas (en el doble sentido), por si no teníamos poco con aguantar los tutes de cada día y gestionar la cada vez mayor falta de oxigeno, resulta que ahora además tenemos que rompernos la cabeza decidiendo cual es la mejor forma de hacer las etapas. Hay que elegir donde parar para hacer noche y que nos vaya todo cuadrando de forma correcta.

¿Y que es correcta? Pues por ejemplo, que cada día ganemos una altitud prudencial, ni mucha ni poca de golpe, para evitar en la medida de lo posible, el dichoso mal de altura. Pero eso ha de casar también con que la etapa no se quede demasiado corta (ya que luego habría que recuperar mucho otro día) o que se haga demasiado larga (palizones "are not welcome"). O "diseñar" (sin sofisticaciones, ejem..., esto es Nepal) cada día para que tampoco lleguemos demasiado pronto al final del mismo y nos aburramos en el lodge de turno tomando miles de tés porque tampoco hay mucho más que hacer. O al revés, que igual lleguemos demasiado tarde y que ya no nos den de ni de cenar en donde sea que paremos.

También hay que tener en cuenta una cosa que hasta ayer no nos había pasado: que no haya alojamiento disponible. Con Thorong La en el horizonte actuando de tapón y los pueblos cada vez más pequeños y con menos lodges, la cosa se pone fea y ayer casi que tenemos que dormir en el comedor, con todos los porters. No es que tengamos nada contra ellos, pero digamos que no debe ser muy apetecible dormir en un banco con miles de mantas pulgosas encima y el frio colándose por las rendijas. Menos mal que al final pudimos encontrar algo en el último momento que si no...

Así que después del trabajo de ingeniería que supone planificar cada etapa, las paradas, los desniveles y las horas, no hay nada mejor que llegue un día como el de hoy para desbaratarlo todo y terminemos una etapa tan solo 2h después de empezar. Pronto, muy pronto, con todo el día por delante para aburrirnos y descolocando todos los planes que concienzudamente habíamos preparado para los próximos días. Consecuencias inmediatas: habrá que sentarse a hacerlo todo de nuevo. Otra vez... La poderosa y sesuda razón para tomar esta decisión? mmmm, que cansados que estamos y que poco nos apetece seguir hoy... Ni que fuéramos un consejo de ministros, vaya

Pero no todo va a ser malo. Podemos a cambio pasar una agradable tarde en el comedor del lodge descansando y tomando el Sol. Nos encontramos con unos catalanes que parecen bastante profesionales. Tienen a su disposición toda una tropa de porters, sherpas y hasta cocinero particular. Vaya nivel! Parece que van haciendo picos a la vez que el circuito, o eso les entendemos ya que son bastante parcos en palabras y hay que sacárselas son desatascador. Vienen de Tilicho y nos cuentan que se han encontrado con Calleja, el de Cuatro! Parece que esta por la zona rodando uno de sus programas. Joder nos hemos debido de cruzar con él y no le hemos visto, vaya mala pata! Hubiera estado bien haber hablado algo con él. Me cae simpático a mí el Callejas ese...

Media vuelta y aparece el Manaslu, otro 8mil
Bueno, por otro lado hacer medio día de descanso significa eso, poder descansar! También poder dedicar tiempo a leer, a escribir e incluso ducharse! Aunque en días como hoy, en este lugar y con la poca infraestructura existente, nos hemos de conformar con poco más que un cubo de agua caliente para poder lavarnos. Cubo que te traen hirviendo de la cocina pero que a la que lo sacan de allí ya se está enfriando. Así que has de organizarte para que la cantidad de agua, un poco justita, te llegue para poder lavarte casi entero y con la suficiente rapidez como para que no se enfrié. Es en estos momentos cuando más te acuerdas de nuestras pérdidas comodidades y darías lo que fuera por una cama confortable, sabanas limpias o una interminable ducha de agua humeante... Buf, que difícil se hace esto a veces...

Poco a poco se nos pasa la tarde. Comer, cenar, dormir, desayunar, las tres conjugaciones para resumir este día extraño que acabamos en la mesa del comedor, contemplando como el chavalín más joven del lodge es un artista en la combinación de servir mesas y practicar a la vez juegos de cartas. Lo mismo que te traigo un plato de sopa por aquí, lo mismo que te canto las 20 en copas por allá; ahora que te dejo unos noodles por aquí, ahora que te gano esta baza por allá... Todo un fenómeno el chaval!

Y mientras la noche cae, pensamos que mañana nos espera la subidita al High Camp... Eso si el consejo de ministros no decide lo contrario en el último suspiro...

Texto: ©Iñaki Barettini
Fotos: ©Iñaki Barettini (inakibarettini@hotmail.com) y ©Elena Castillo (elenafcp@hotmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario