Entradas populares

Pattaya: Red Zone

Sombrillas. Apenas dejan sitio en la arena
Despues de 15 dias en Bangkok, necesarios para la descontaminacion fisica y mental de la India, elegir el siguiente destino era una tarea complicada. Quiza comenzar en el Sur y esas playas paradisiacas de las postales? O ir al Norte, hacia las zonas de montaña? O igual hacer alguna ruta cultural por ciudades historicas cercanas a Bangkok? Ardua tarea esta de decidir a donde ir cuando hay tanto para elegir... Al final, ni lo uno ni lo otro. De momento la montaña podia esperar, ya que nuestros sufridos musculos y huesos aun no estaban como para trotar por el monte. Por otro lado, el remoto Sur quedaba un poco lejos como para ir asi de golpe y para la tercera de las opciones ya habiamos tenido bastante racion de Budas y espiritualidad por el momento... Asi que el destino escogido fue un lugar mas mundano: Pattaya, la zona playera mas cercana de Bangkok en el Golfo de Thailandia y a poco mas de 2 horas en autobus. Pasado el tiempo y habiendo visto ya buena parte del pais, Pattaya resulto ser el mas prescindible de todos los lugares visitados, aunque siempre es facil juzgar a toro pasado... A pesar de todo, tambien nos mostro una de las caras mas conocidas del pais; el golferio y la prostitucion...



Para ponernos en situacion, Pattaya podria definirse, asi de forma rapida, como una mezcla entre Benidorm y la Costa del Sol en version asiatica. Una calle de varios kilometros con varias calles secundarias que desembocan en ella, llamados "sois". Y por todos los rincones y huecos imaginables, una proliferacion de hoteles, chiringuitos, centros comerciales, bares, restaurantes, go-go bars y mucho, mucho puterio...

El lugar esta lleno de hordas de turistas occidentales en busca de sexo facil y rapido. A veces da la sensacion de que todo este mundillo se intenta enmascarar o disimular bajo el paraguas del masaje, pero no hace falta ser un lince para distinguir y darse cuenta de cuales son los lugares donde ofrecen un tipico masaje thailandes, en sus multiples versiones, de los otros donde te ofrecen un "massaaaage"... "Oil massage" o "Happy massage" son los señuelos a tener en cuenta para no confundirse... Tambien las indumentarias de las señoritas, no muy adecuadas para la practica del masaje, nos pueden dar alguna pista...

Go-go bars
En cuanto a la clientela... Mayoria son los hombres ya mayorcitos, retirados y con buenas pensiones a la caza de jovencitas (o jovencitos tambien) a las que imagino buscar una forma de salir de ese mundo por medio del "principe azul" que las retire. Aunque bueno, en algunos casos el principe ya casi que va para Carlos de Inglaterra mas que otra cosa.. Asi que no era raro ver pasear a algun voluminoso septuagenario con una jovencita colgada del brazo como unas 3 veces menor, no solo en dimensiones, sino tambien en edad.

Por otro lado, el "otro" tipo de turismo, digamos el "normal", lo componen mas hordas, esta vez de rusos y europeos del este. Puedes encontrarlos en varios formatos: "pareja-joven-con-niños-pequeños-buscando-maximo-descanso-minimo-esfuerzo" o tambien en "grupos-de-amigos-con-ganas-de-fiesta". Incluso tambien hay la opcion "pareja-mayor-de-jubilados-con-cara-de-no-saber-como-vinieron-a-parar-aqui". Paises que ahora mismo empiezan a tener una clase media emergente y que vienen con dinero fresco en el bolsillo, pocas exigencias, poca cultura y en busca de diversion a bajo precio. No les faltan opciones en forma de fiesta y alcohol. Un mundo hecho a su medida, con bares donde se sirven por igual cervezas que "white russians", o donde poder pasar una velada lo mismo viendo un partido de futbol de la "Premier League" en una pantalla gigante, que echando una partidita de billar con los amigotes...Tan a su medida, que hasta costaba encontrar esos tipicos mapas-folletos de publicidad con las calles de la ciudad en ingles. Todo en ruso, asi que algun dia tuvimos que apañarnos con el mapita de marras version bilingue ruso-thai...Por supuesto que no nos perdimos, faltaria mas!

Fiesta y mas fiesta
Despues de 5 dias decidimos que ya habiamos tenido bastante de go-go's, fiestas, bares bajo el hotel con karaoke hasta las tantas y rusos borrachos dando unas voces que daban miedo. Nos ibamos para Koh Chang, una islita mas al Sur y donde esperabamos encontrar un poco mas de sosiego y sobre todo, que aparecieran las playas de verdad.

Por suerte, no nos equivocamos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario