Entradas populares

Dia 18: de Jomsom a Kobang: "Viento y polvo..." (2.11.2010)

Dhaulagiri Icefall. Im - presionante!
Jomsom, un antiguo puesto militar con un pequeño aeropuerto, es un pueblo bastante grande a 2600m. de altitud y situado estrategicamente en medio de dos macizos como el Dhaulagiri y el Annapurna. No es raro por tanto, ver por aqui a gente yendo y viniendo en una y otra direccion. Unos desde Pokhara hacia el interior del circuito; otros hacia Pokhara de vuelta; y otros mas, para completar retos ya mas exigentes como el circuito del Dhaulagiri o el campo base norte del Annapurna I. Profesionales y amateurs, turistas y montañeros, domingueros y algun que otro "despistao", en busca de la foto que salia en el folleto de su agencia de viajes, se juntan por igual en este lugar.



Rio Gandaki a la salida de Jomsom
Cerca del aeropuerto, si es que asi se puede llamar a la minuscula pista de aterrizaje, donde las avionetas procedentes de Pokhara parece que se vayan a estrellar pasandose de frenada, se encuentran todos los lodges, restaurantes y tienditas vendiendo el mas diverso "handicraft" de la zona. Tambien es tipico ver a grupos de porters esperando a que lleguen los turistas con sus guias y ser contratados por unos dias para cargar con su equipaje por la montaña. Pueden llegar a transportar unos 25-30 Kg sobre sus espaldas a cambio de unas 500 rupias al dia, poco mas de 5 euros...Duro trabajo el suyo!


Va de un pelo que no se salga la avioneta de la pista...
Asi que despues de 17 dias, hasta aqui habiamos llegado, en medio del viento y polvo caracteristicos de estas latitudes y de aqui nos vamos con mas viento y mas polvo aun... Y es que este valle del Kali Gandaki es asi. Abierto y profundo, por donde corre un viento helado que te deja los labios como tempanos y casi sin poder hablar, a pesar de haber bajado ya de los 3000m. Y donde ese mismo viento levanta una polvareda digna de una tormenta de arena del mismisimo desierto de Gobi...

Durante todo el dia tuvimos que soportar no solo el viento autoctono del valle, sino el paso de jeeps y buses por el camino de tierra en que se ha convertido el antiguo sendero. Cada dos por tres nos alejabamos del camino principal, en busca de algun atajo o caminillo solitario por donde huir de esos artefactos motorizados martirizando nuestros ojos y gargantas... Muchos turistas terminan en Jomsom su periplo montañero y deciden tomar un jeep o un bus hasta Tatopani para evitar los 2-3 dias de caminata hasta alli. Incluso algunos siguen hasta Beni y en un par de dias se plantan en Pokhara. A nosotros aun nos llevaria 15 dias llegar a nuestro destino final. Antes de eso, preferimos dar mas vuelta, ir poco a poco y disfrutar de todo lo que aun quedaba por ver...

Buses. Nuestro martirio estos dias...
Salimos de Jomsom hacia Kobang. Por el camino pasamos por Marpha, un bonito pueblo que se autoproclama la capital del Himalaya en produccion de las mejores manzanas...no tenemos porque no creerles. Tambien por Tuckuche, tipica villa de emigrantes tibetanos, de casas con ventanas y techos con preciosos tallajes de madera. A partir de Tuckuche y siguiendo hasta Larjung, nos acompañara la magnifica e imponente vista del pico del mismo nombre. Sera aqui donde nos comamos ese dal bhat que nos hara estragos y mañana pasara su factura. A su lado, el Dhaulagiri I, uno de los miticos ochomiles y su temible "Icefall". Dicen los locales que el desprendimiento de sus tempanos de hielo ha provocado mas de una desgracia en los atrevidos montañeros que han osado acercarse hasta su mirador. Realidad o leyenda, nunca se sabe...

Pues que asi sea...
Tuckuche. Callecita tipica
Ventanas de madera
Me pregunto que venderan aqui...
Poco a poco llegamos a Kobang, que no es un solo pueblo sino tres juntos. Decidimos parar en un lodge que tiene buena pinta, y en el que tendremos que pasar dos dias por obligacion, aunque en ese momento aun no lo sabiamos... La dueña resulta ser muy amable y tenemos la suerte se ser los unicos en el lugar. Por la noche, nos trae al comedor donde cenamos un braserito con el que poder calentarnos del frio que todavia hace por aqui. No tardara mucho en aparecer un pequeño monstruito que nos acompañara durante bastante tiempo en las proximas horas...

Pero eso, sera en el proximo capitulo..

Como necesitabamos este braserito...
Texto: ©Iñaki Barettini
Fotos: ©Iñaki Barettini (inakibarettini@hotmail.com) y ©Elena Castillo (elenafcp@hotmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario