Entradas populares

Dia 29: del ABC a Deurali: "El Enfado de los Dioses" (13.11.2010)

Inolvidable amanecer
Suele decirse que las calamidades, o quiza las casualidades, nunca vienen solas...Pero mejor empezar por el principio. El dia no comenzo de la mejor de las formas. Una noche casi en vela, en el "store" de un lodge en el ABC (Annapurna Base Camp), a 4100m, lo unico que pudimos encontrar dada la masiva presencia de grupos de turistas, con frio, humedad, en fin, lo que se dice un "five stars"... A las 05.30am suena el despertador para comprobar que el tan esperado amanecer tinendo de rojo los annapurnas, tendria que esperar a mejor ocasion, debido a una densa pelicula de niebla, la misma que nos ha acompanado inmisericorde todos estos dias, cubriendolo todo...

Vuelvo al saco y al de media hora despierto de nuevo entre murmullos de gente que se despereza. Me levanto como un resorte, intuyendo que algo puede haber cambiado...Como si el subconsciente me hubiera despertado a proposito, salimos afuera para contemplar como la niebla habia desaparecido por completo y detras emergia toda la cadena de montanas, de sur a norte, como una aparicion detras de la niebla, que iba bajando y desparramandose valle abajo... El Sol mostraba su gran obra, su mayor sinfonia, de izquierda a derecha, iluminando poco a poco esas magicas montanas, pasando por los diferentes movimientos, primero, piano, andante despues, para terminar en un extaxis, allegro, presto...! El Annapurna I al alcance de la mano..., ahi mismo, en frente, a menos de 20km en linea recta, cuna de miticos alpinistas, el primer ochomil en ser escalado en la historia, tambien protagonista de tragicos sucesos, morada eterna de muchos que sucumbieron en el y en el, aun permanecen, en su descanso enterno...
Hermoso!
Increible!
En nuestro afan de encontrar la foto perfecta, el angulo imposible, vamos subiendo mas y mas, alejandonos para conseguir una mejor perspectiva desde las alturas. Un camino muy marcado, comienzo de subida hacia uno de los picos vecinos (Hinchuli, 6000 y pico metros...) nos muestra unas vistas execpcionales. A unos 4600m podemos observar mas nitidamente desde las alturas, como el glaciar del Annapurna avanza sin piedad, rompiendo el valle en una descomunal grieta. Mas alla de toda aprehension y compresion humanas de conceptos como tamano y distancia, me siento empequenecido, incluso temeroso, ante semejante grandiosidad...Me distraigo, ensimismado y no me doy cuenta de como en menos de 5 minutos, la niebla hace su aparicion de nuevo, casi sin avisar, viniendo desde abajo del valle, y comienza a cubrirlo todo en cuestion de segundos...En mi tardia decision de darme la vuelta y comenzar el descenso hacia el ABC, comienzo a sufrir sus efectos...Durante mas de una hora vago perdido en la niebla, bajando por canchales de enormes piedras que resbalan a mi paso y sin darme cuenta de que camino cerca de una cresta..., un resbalon y adios...En mi inconsciencia, pienso en famosos montaneros que perdieron la vida cerca de donde yo estoy ahora por un simple tropiezo, o por una avalancha de nieve y piedras no tan simple...Por un momento, en mi delirio me veo a mi mismo siendo buscado por porteadores, gritando mi nombre en la niebla, como portada de telediarios en los que contarian como un irresponsable montanero espanol se encuentra perdido en medio de la niebla del Annapurna, sin agua, ni comida, ni material adecuado...Y pienso en el enfado de los Dioses...Annapurna, en sanscrito, diosa de las cosechas, me castiga por mi osadia, por mi inconsciencia, mi atrevimiento al ir mas alla de lo permitido...Despues de una hora larga dando tumbos, accidentalmente una tuberia de agua se cruza en mi camino. Respiro aliviado, y siguiendola me conduce directamente al campo base, del cual me habia desviado considerablemente en la direccion contraria...Buf, suspiro, cojo aire, estoy a salvo, los dioses me indultan, al menos, por el momento...

Subidita...
Vaya pedregal!
Estaba claro que venia la niebla, pero...
Cresta hacia el Hinchuli
Entre tanta grandeza...
El dia ha de continuar, aun nos queda un largo camino para llegar a nuestro destino de hoy, Dovan o Bamboo, en funcion del tiempo y de como esten las piernas. Pero a medio camino hemos de parar, ya que, a pesar de todo, los dioses parecen seguir enfurecidos y la niebla del inicio de la manana, se convirte en una impresionante nevada camino del MBC y en lluvia posteriormente. Asi que a medio camino, empapados y agotados, decidimos parar en Deurali para pasar la noche... La parte de arriba de este pueblo es un solitario lodge que queda demasiado lejos para los que suben y demasiado cerca para los que bajan, asi que perfecto para descansar ya que practicamente no hay nadie...Final para un dia complicado, pero estamos sanos y salvos, y eso, en la montana, a veces ya es suficiente...

Vuelta. Hay que poner los pies en la tierra...
Texto: ©Iñaki Barettini
Fotos: ©Iñaki Barettini (inakibarettini@hotmail.com) y ©Elena Castillo (elenafcp@hotmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario