Entradas populares

Dia 24: de Ghorepani a Poon Hill y Tadapani "Otra noche española..." (8.11.2010)

Amanece en el Dhaulagiri
Despues de una agradable velada con nuestros compatriotas, hoy toca madrugon...El despertador suena poco antes de las 5am. Nos espera, en teoria, una comoda subida hasta Poon Hill para disfrutar del punto panoramico mas famoso del Himalaya; aunque tambien, por esa misma razon, el mas concurrido en esta epoca del año. Ver el amanecer desde aqui, con el Sol tiñendo de rojo de Este a Oeste el macizo del Dhaulagiri primero, y de los Annapurnas despues, es una de esas experiencias inolvidables en la vida...Asi que hoy, es un dia marcado en rojo en el calendario...


Con el estomago vacio y las frontales en ristre (bueno, en la frente mas bien...) comenzamos una subida, que aunque no muy pronuciada, se nos atraganta...No resulta facil ponerse a subir a estas horas, nada mas habernos "caido" de la cama y sin haber tomado un misero te, pero es lo que hay... En fila india debido a la multitud, en menos de una hora nos plantamos en la cima. Hemos subido unos 400m de desnivel, asi, de golpe y casi sin darnos cuenta. Al subir de noche, se pierde bastante la perspectiva y el atontamiento por la altura (hace dos dias estabamos solo a 1000m...) nos obliga a tener que reposar un rato hasta recuperarnos... Asi que alli que estabamos, en esa "pequeña" colina de 3200m, esperando a que salga el astro rey; Poon Hill tiene por nombre, toda una excepcion, teniendo en cuenta que en Nepal los picos de menos de 5000m dificilmente reciben un nombre mas alla de "Peak" lo que sea...

Poon Hill
Tomamos un carisimo te en el chiringuito de la cima y contemplamos el espectaculo esperado. Magnifico, increible y mucho mas, pero a mi se me hace un poco decepcionante. Quiza por el hecho de haber pasado poco tiempo desde que estuve aqui por primera vez, hace menos de dos años, siento un poco la falta de emocion, esa que te produce un cosquilleo la primera vez, cuando no sabes que va a pasar, cuando todo esta por llegar...Por algo se dice aquello de que las segundas partes nunca fueron buenas... A pesar de todo, merece la pena y disfrutamos de unas vistas privilegiadas de montañas miticas; Dhaulagiri al oeste, con sus 8167m y la punta Tuckuche escoltandola, como su guardian...Annapurna I, 8091m, escondiendose como una puntita detras de todo el macizo, como con modestia, no queriendo sobresalir por encima de las otras, a pesar de ser la reina... Annapurna Sur, Hinchuli, otros Annapurnas y Macchappuchare (nadie en Nepal parece saber con cuantas "pes" o "ces" se escribe este nombre realmente...) conforman el cuadro, inigualable e inabarcable en una sola foto...

Inconfundible Macchappuchhare
Se acaba lo bueno. Despues de mas de una hora, el Sol ya esta en lo alto y el deber manda. Toca trabajar un poco; hay que bajar al pueblo, desayunar, hacer la mochila y ponerse en marcha. Hoy tenemos otra etapa por delante, con llegada en Tadapani, lugar a donde no es facil que llegue el agua...o eso es lo que nos dicen que significa en nepali...

La "colinita" de Poon Hill
El dia se hace pesado, primero nos perdemos y tenemos que dar media vuelta, ibamos en sentido contrario....y es que no se puede ir con el piloto automatico... Luego nos llega un bosque precioso de rododendros del que no podemos disfrutar mucho, ya que los continuos sube y baja nos dejan casi KO. A media etapa, una magnifica bajada por bosque, con parada en Bathanti, donde comemos y cazamos a los españoles...Y como todo lo que sube baja, eso sera lo que venga despues... Una vez llegado al fondo del valle y cruzado el rio, comprobamos en nuestras piernas porque es tan dificil llevar el agua a Tadapani; si ya es un suplicio subirse a uno mismo hasta alli arriba, lo que debe ser ademas tener que cargar con el agua...

Bosque de rododendros en la bajada
Al llegar al pueblo, sorpresa! Nos alojamos en el mismo lodge donde estan los españoles...! Y hoy, con un poco mas de confianza, nos sentamos todos en la misma mesa y vamos hablando unos con otros; conversaciones informales, cruzadas y a saltos, de esto y aquello, espontaneamente... Y me siento a gusto, quien lo diria....me resultan agradables, cercanos, me hacen sentir por unas horas como en una pequeña gran familia, ahora que la de verdad queda tan lejos... Puedo comprobar, una vez mas, lo malos que suelen ser los prejuicios...

Y asi es como transcurre nuestra noche, una segunda, inesperada e inolvidable noche española...

Texto: ©Iñaki Barettini
Fotos: ©Iñaki Barettini (inakibarettini@hotmail.com) y ©Elena Castillo (elenafcp@hotmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario