Entradas populares

Ring

Agosto en la ciudad, calor sofocante. En la cola de una conocida librería del centro, escucho el timbrazo de un teléfono móvil que suena, "- Ring, ringggg, rinnngggggggggggg". "- Si?. Bien, bien, ya he vuelto. Pues muy bien, aterrizando, poco a poco, hoy acabo de incorporarme", alguién responde a las que intuyo serán preguntas del tipo "- ¿Qué tal la vuelta? ¿Cómo va todo? ¿Ya estás trabajando?" Nuestro personaje sigue hablando "-Pues al final parece que quimio no, le van a dar radio. Si, si, mejor la verdad, menos mal, nada de quimio.." Pausa, el del otro lado debe estar al tanto de la enfermedad de algún familiar de nuestro amigo y al interesarse por él o élla, parece que hay nuevas noticias. Así que nada de quimio, lo cual le hace respirar aliviado.
"- Al parecer no es necesario, como está muy localizado en el cuello y la lengua, con un poco de radio bastará. Si si, yo también, estamos muy contentos. Gracias, gracias" Ahora el del otro lado le debe haber felicitado, claro, quién iba a pensarlo, porque fíjate, qué fatalidad!, tan joven y ya verse así, porque seguro que es joven y nadie se lo esperaba, que si fuera viejo, pues mira, es ley de vida dirían. Pero bueno, nos queda el consuelo de que no le van a dar quimio, porque parece que para ellos (o serán ellas?) la quimio debe ser como darle a alguién la extrema unción o algo así. Ahora, la radio, eso ya es otra cosa, suena mejor, seguro que es como tomarse una aspirina...
"- Bueno pues nada, que gracias por llamar, tenemos que vernos. Si, si, pero esta vez de verdad, que no nos pase como siempre, que decimos y luego pasa el tiempo y nada. Que si, que si, oye, venga, en serio, nos llamamos, cuidate, vengaaa, besosss. Chao, chao, deu!"
Pues eso, que nos vemos, que me alegro de hablar contigo, pero tenemos que charlar con más calma, que cuídate, que estamos en contacto, que a ver si un dia de estos me paso, venga da recuerdos, abrazos amigo...!

Toallas y Beneficios

Estimado cliente,

¿sabía Ud. la cantidad de agua y detergente que contaminan nuestros mares diariamente debido al uso de toallas en los hoteles? Si Ud. fuera tan solidario de querer contribuir a salvar el planeta, sirvase de volver a poner la toalla en su lugar y no retiraremos la misma. Con este acto suyo de buena voluntad, Ud. contribuirá a salvar a la humandidad de terribles catástrofes futuras. En caso contrario, deposite la toalla en el suelo o la bañera y nosotros gustosamente se la cambiaremos.

Esimado hotelero,

¿sabía Ud. la cantidad de dinero que Ud. gana cada vez que alquila una de sus habitaciones? ¿Sabía que existe la posibilidad de que con ese dinero, en lugar de aumentar de forma indiscriminada los beneficios de su empresa, para así poder comprar nuevas empresas, expandir su negocio con campos de golf, resorts y spas e invertir en otros negocios de dudosa reputación, Ud, deciamos, si, si, Ud., podría dedicar parte de esos beneficios que le sobran a causas más nobles y solidarias?  Y en lugar de que tener que pedir a sus sufridos clientes, que una vez en el hotel después de un duro día de trabajo o de turismo en su ciudad, esa ciudad de la cual Ud. se beneficia de que tenga cierto atractivo turístico o de negocios, decíamos, que Ud. tenga que pedirles que tengan la "bondad" de asearse con una toalla mojada, sudorosa y maloliente, sin que por ello hayan de sentirse culpables o insolidarios con el mundo? Si es así, por favor, deposite cierta cantidad de dinero en diferentes cuentas corrientes de asociaciones, ONG's, etc. En caso contrario, deje por favor de amargarnos con sus dichosos papelitos en los espejos...!