Entradas populares

Argentina: II. Y si fuera Ella...?

Cerro Torre, parece de mentira!


Venga va..., bueno sí, lo haré....!! Ante el inmenso número de peticiones, seguidores, lectores y fans de mi blog que han literalmente bloqueado mi cuenta de email estos días..., pidiéndome que por favor, que continuara mi historia argentina, que no me lo guardara... ¿que a ver quién me había creído yo para mantener en vilo a tan numeroso grupo de fieles fanáticos de mis historias...? -Acaso has pensado ser una suerte de nuevo Aaron Speeling (o como se escriba), ese nombrecito que siempre aparecía al final de un capítulo de Falcon Crest, con el que crecimos nuestra generación y comenzamos a frustrarnos delante del televisor??...Si si, cuando en lo mejor del capítulo, Angela Channing ya tenía contra las cuerdas a su malvado nieto Richard, retorciéndole el pescuezo, y entonces salía el vil Aaron nos ponía el rotulito de "...To Be Continued". Sería cabrón el tío...! Y nos dejaba en ascuas y entonces nos teníamos que esperar otra día, o semana para asistir al desenlace....?

En fin, que no me ha quedado más remedio que ceder, dejar todas mis tareas cotidianas y ponerme aquí delante de estrujarme el cerebro antes de que mis treintañeras (largas) neuronas dejen de funcionar como en sus buenos tiempos lo hicieron...Así que ahí va.

Lo dejamos en Buenos Aires, en esa duda existencial de a dónde dirigirme. Después de barajar todas esas opciones, de repente se me ocurrió...Se me encendió una lucecita y me dije, ¿por qué no voy a visitar a mi amigo Cordobés? Fíjate lo que son las cosas, nos habíamos despedido hacía sólo 10 o 12 días en Salta, prometiéndonos hacer todos los esfuerzos posibles del mundo porque alguna vez nuestros caminos volvieran a encontrarse...-Ey, pibe, si volvés por acá, yssa sabés, llssamá, pero llssamá de verdad ehhh?, no me seas pe-looo-tuuu-dooo. Que no me entere que venís y no llssamás. Y yo: Pues claro hombreee, que te llamo y tu igual si vienes por Españaaa...Y los dos posiblemente pensando que eso no ocurriría jamás, o como mucho al cabo de vete tú a saber cuántos años...Pues hete aquí que no, que para que dejar pasar años cuando puedes hacerlo al cabo de sólo días?

En fin que me dirigí a Córdoba, sin tener mucha idea de qué había allí para visitar. Claro, Córdoba a nosotros nos suena a la mezquita, catedrales y cosas de estas, pero, ¿en Argentina? Pensé, - bueno, ya me enteraré allí de qué puedo hacer. Mi amigo Lucas, el cordobés (joder suena a torero...) me acogió en su casa, la cual compartía con su compañera de piso, Lidia, más conocida por "Flaca". Estuve dos días con ellos muy muy a gusto, me recibieron con los brazos abiertos y me explicaron lugares donde podía ir (después volví, así que me extenderé un poco más adelante...). El caso es que me dirigí a la parte norte de la provincia, muy montañosa, la sierra de Punilla se llama. Establecí como base un pueblito llamado Capilla del Monte. Es una zona muy verde con una onda muy especial de naturismo, ecología, terapias alternativas y...OVNIS...! Si, si, me sentía como un pez en al agua...Después de casi una semana en Bs.As., con el estrés, respirando contaminación y con el ajetreo de la ciudad, necesitaba un descanso, un entorno natural en el que desconectar...y lo conseguí! Me fui para dos días y me quedé como 8 o 9 ! Guardo muy buenos recuerdos de este lugar. Subí a un cerro donde dicen que hay aparaciones de OVNIS (el Uritorco) y que es también el punto de entrada a una ciudad de otra dimensión llamada ERKS (qué nombre tan sugerente...) donde viven seres que han conseguido llegar a una vida en un plano espiritual superior,...Descubrí alguna terapia natural alternativa como la desintoxicación iónica (increíble...), estuve haciendo meditación zen con unos monjes budistas...con los que luego compartí una comida genial, con unas conversaciones muy inteligentes sobre la nueva era que viene y el 2012 (a ver, ya me conocéis, suelo ser escéptico con estas cosas, pero cuando la gente habla con el corazón, sabiendo de lo que habla y creyéndolo de una forma razonada, entonces eso ya es otra cosa, eso ya deja de ser charlatanería....). El caso es que ese día, cuando volvía de comer con ellos, será sugestión, será verdad, pero yo sentía, una energía enorme..., un poder..., unas ganas de comerme el mundo y de que podía hacer cualquier cosa, lo que yo quisiera, y que era libre para elegir!! Me dí cuenta de que no hay nada tan poderoso como el creer en uno mismo, el ser consciente de que somos capaces, la mayoría de las veces, de lo mejor, y que somos nuestros peores enemigos. Si conseguimos superar a ese demonio que todos llevamos dentro, y lo creemos, entonces...., entonces ya somos libres, por fin...!

Estos días todavía dieron para más. Estuve en un hostel muy coqueto, donde se juntó un grupo heterogéneo de gente muy curioso, y la verdad es que las cenas y veladas en el patio fueron inolvidables. Conocí a Nicolás, un pibe de 21 años argentino que decía que era psiconauta! Esto es, que viajaba con la mente...!! Muchas veces al volver por la tarde me lo encontraba en el patio, solo, sentado en una silla con la mirada perdida. Le preguntaba, -Qué tal Nicolás, dónde fuiste hoy? Y me decía - Me quedé acá, viajando con la mente...Pero el tipo era increíble, decía que no había viajado nunca, que era esta la primera vez que salía de Buenos Aires, pero al hablar con él, las cosas que te decía, parecía haber estado en tantos sitios...!! Y sus experiencias las sabía de la gente con la que había hablado, de la India, de África, de Europa, que pibe...! Y leía a Foucault, a Nietzsche, a Heiddegger, a los escritores malditos franceses (Rimbaud, Baudelaire...) y yo no salía de mi asombro...Y pensaba, qué ignorantes que somos, tienen que venir desde tan lejos a decirnos lo grande que ha sido (y aún es, aunque menos) Europa intelectualmente, y me acordaba de qué es lo que hacen nuestros jóvenes (joder, me estoy haciendo mayor...) europeos con 21 años... ¿cuántos han leído a Rimbaud, a Nietzsche...? Quizá pregunto demasiado...

Me volví a encontrar de nuevo con la sencillez y naturaleza de los argentinos, otro día me quedé hablando como dos horas con otro chico de Bs As, no recuerdo muy bien de qué, el recuerdo es que la conversación fluía, no me aburría, me mantenía interesado, nos dieron casi las dos de la mañana... Recuerdo en cómo nos admiran de alguna forma, o cómo ven en España esa tierra prometida a la cual ir alguna vez en su vida, pero en cómo las cosas son tan difíciles para ellos, cómo han de juntar tanta plata para comprar el pasaje, y los problemas que les pueden poner en la aduana, y me dio rabia, rabia de pensar como aquí somos incapaces de valorar lo que tenemos, ahogados por el maldito consumismo, en fin...

Por fin conocí europeos que no me aburrieran con su aire de displicencia y del que todo lo sabe sin saber nada...Una pareja de franceses (que no eran pareja aunque lo parecía...) que hablaban un español fatal, y entonces íbamos cambiando al inglés, al francés..., spanfranglish diría que estuvimos hablando durante 3 días...Eran franceses y eran divertidos!!! Pero, pero, de dónde habían salido??? Pero qué lugar este tan extraño..! ¿tendría algo que ver que no sale en la Lonely Planet y sólo viene gente rara...?

Me llamó mi amigo cordobés diciendo que si me habían abducido los ovnis? En dos días más estaría de vuelta en Córdoba City. Allí pasé otros dos días en su casa, y que dos días! No paré de reírme, organizamos dos cenas memorables, una los 3 con varias botellas de vino de Mendoza (sin palabras!), y fue un cachondeo continuo. Llegamos al punto que a las 3 de la mañana, una vez en la cama, riendo y gritando, nos volvimos a vestir para bajar a comprar un helado! Yo no lo podía creer...A la siguiente vinieron una pareja de amigos de ellos, un matrimonio grande (como allí dicen a los mayores...). Disfruté tanto hablando con esas personas..., tan abiertas, a pesar de la diferencia de edad, pude conectar con ellos mucho mejor que con la mayoría de los jóvenes occidentales con los que me había topado los dos meses anteriores...No se me olvidará en la vida...

Me fui de Córdoba despidiéndome de aquella gente tan magnífica con un dolor en el pecho..., ¿cómo podían haberme dado tanto en tan poco tiempo? ¿Cómo haría ahora para volver a estar solo de nuevo? Ya me había acostumbrado a la compañía... Mi siguiente destino era Mendoza y no sabía muy bien como digeriría mi mente el hecho de casi, volver a empezar...Ya iba para dos meses de viaje y me encontraba aturdido, con tantas sensaciones vividas, sin casi tiempo para procesarlas..., empachado de vivencias y de emociones... Uno tiene que venir a Argentina preparado, con un desfibrilador para poder enfrentarse a esa montaña rusa de sentimientos, tiene que saber que no va a un país cualquiera, que no podrá pasar por los lugares, verlos, meterlos en una fría máquina fotográfica, y volverse a su casa como si nada. Que posiblemente cuando se vaya (si es que alguna vez eso es posible) ya no volverá nunca a ser el mismo, que ya siempre existirá en un rincón de su mente y de su corazón un pedacito de esa tierra y de esa gente y que siempre, siempre tendrá entre sus sueños y anhelos el volver alguna vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario