Entradas populares

Ring

Agosto en la ciudad, calor sofocante. En la cola de una conocida librería del centro, escucho el timbrazo de un teléfono móvil que suena, "- Ring, ringggg, rinnngggggggggggg". "- Si?. Bien, bien, ya he vuelto. Pues muy bien, aterrizando, poco a poco, hoy acabo de incorporarme", alguién responde a las que intuyo serán preguntas del tipo "- ¿Qué tal la vuelta? ¿Cómo va todo? ¿Ya estás trabajando?" Nuestro personaje sigue hablando "-Pues al final parece que quimio no, le van a dar radio. Si, si, mejor la verdad, menos mal, nada de quimio.." Pausa, el del otro lado debe estar al tanto de la enfermedad de algún familiar de nuestro amigo y al interesarse por él o élla, parece que hay nuevas noticias. Así que nada de quimio, lo cual le hace respirar aliviado.
"- Al parecer no es necesario, como está muy localizado en el cuello y la lengua, con un poco de radio bastará. Si si, yo también, estamos muy contentos. Gracias, gracias" Ahora el del otro lado le debe haber felicitado, claro, quién iba a pensarlo, porque fíjate, qué fatalidad!, tan joven y ya verse así, porque seguro que es joven y nadie se lo esperaba, que si fuera viejo, pues mira, es ley de vida dirían. Pero bueno, nos queda el consuelo de que no le van a dar quimio, porque parece que para ellos (o serán ellas?) la quimio debe ser como darle a alguién la extrema unción o algo así. Ahora, la radio, eso ya es otra cosa, suena mejor, seguro que es como tomarse una aspirina...
"- Bueno pues nada, que gracias por llamar, tenemos que vernos. Si, si, pero esta vez de verdad, que no nos pase como siempre, que decimos y luego pasa el tiempo y nada. Que si, que si, oye, venga, en serio, nos llamamos, cuidate, vengaaa, besosss. Chao, chao, deu!"
Pues eso, que nos vemos, que me alegro de hablar contigo, pero tenemos que charlar con más calma, que cuídate, que estamos en contacto, que a ver si un dia de estos me paso, venga da recuerdos, abrazos amigo...!

Toallas y Beneficios

Estimado cliente,

¿sabía Ud. la cantidad de agua y detergente que contaminan nuestros mares diariamente debido al uso de toallas en los hoteles? Si Ud. fuera tan solidario de querer contribuir a salvar el planeta, sirvase de volver a poner la toalla en su lugar y no retiraremos la misma. Con este acto suyo de buena voluntad, Ud. contribuirá a salvar a la humandidad de terribles catástrofes futuras. En caso contrario, deposite la toalla en el suelo o la bañera y nosotros gustosamente se la cambiaremos.

Esimado hotelero,

¿sabía Ud. la cantidad de dinero que Ud. gana cada vez que alquila una de sus habitaciones? ¿Sabía que existe la posibilidad de que con ese dinero, en lugar de aumentar de forma indiscriminada los beneficios de su empresa, para así poder comprar nuevas empresas, expandir su negocio con campos de golf, resorts y spas e invertir en otros negocios de dudosa reputación, Ud, deciamos, si, si, Ud., podría dedicar parte de esos beneficios que le sobran a causas más nobles y solidarias?  Y en lugar de que tener que pedir a sus sufridos clientes, que una vez en el hotel después de un duro día de trabajo o de turismo en su ciudad, esa ciudad de la cual Ud. se beneficia de que tenga cierto atractivo turístico o de negocios, decíamos, que Ud. tenga que pedirles que tengan la "bondad" de asearse con una toalla mojada, sudorosa y maloliente, sin que por ello hayan de sentirse culpables o insolidarios con el mundo? Si es así, por favor, deposite cierta cantidad de dinero en diferentes cuentas corrientes de asociaciones, ONG's, etc. En caso contrario, deje por favor de amargarnos con sus dichosos papelitos en los espejos...!

Tour de Francia

Sábado de final de julio. Me siento en el sofá después de comer, el mismo sofá que tantos eventos deportivos presenció a lo largo de los años, y que vió como poco a poco, los fracasos y decepciones de los deportistas compatriotas, se fueron tornando en éxitos, inesperados y épicos al principio, anunciados y rutinarios después. Parece que hoy es una de esas etapas decisivas, en la que los favoritos se lo juegan todo a una carta, una contrarreloj en la que, como su nombre indican, luchan contra el tiempo (como si se pudiera luchar contra Ése) por parar ese reloj lo antes posible, en la hora y el minuto más cercano a la hora de salida. Son pocos segundos los que separan a ambos contrincantes. El entusiasmado locutor cuenta que nunca antes en la historia llegaron los favoritos separados por tan poco tiempo al final, y que no sabemos lo afortunados que somos, que es un lujo y una suerte estar vivo en esta época para poder presenciar en directo tan magno acontecimiento. Un "eso lo viví yo" que podremos dejar a nuestros hijos y nietos de legado, cuando después de muchos años se hable del día de hoy. "- ¿Te acuerdas aquel año en que menganito y funalito llegaron al final sólo separados por ocho segundos? diría un entusiasta padre o abuelo hoy sentado delante del televisor, cuando la misma escena se repitiera otro sábado de final de julio dentro de 30 o quien sabe, 50 años?
Pues bien, hoy es el día, y es el último, bueno, técnicamente no es el último, es el penúltimo, ya que el último es ese que dejan para correr por París, homenajeando al campeón, ya que existe una especie de acuerdo tácito para que nadie ataque al líder en ese último recorrido. ¿Qué pasaría en caso de que el aspirante hoy fuera capaz de reducir su desventaja, pero no lo suficiente, y quedara, digamos a uno o dos segundos del primero? Parece que nunca antes ocurrió, así que también somos privilegiados por asistir a esa incertidumbre...

Comienza el espectáculo, los corredores se muestran inicialmente nerviosos, incómodos subidos en la bicicleta, esa que a veces parece una extensión más de su cuerpo, en la que a lo largo de los años y de duros entrenamientos y carreras han aprendido a comer encima de ella, a charlar con los compañeros e incluso a hacer sus necesidades, eso si, lejos de las cámaras...Cámaras que hoy únicamente parecen tener ojos para esos dos protagonistas, cuya imagen van simultaneando una y otra vez. Las tomas aéreas muestran como el ciclista no corre solo. Al lado suyo se monta una parafernalia que incluye el coche del director, que le sigue, anima y da instrucciones y consejos de como afrontar la carrera. "- Corre, bien bien, dale dale, vamos, vamos, sigue así, fuerte!, duro!" son algunas de las palabras de aliento que se intuyen y a veces se escuchan cuando alguno de los micrófonos se cuelan por entre las motos. Porque las motos, omnipresentes, acompañan también a estos dos ciclistas, cada uno la suya, pegadas a su lado, el que conduce y el tipo de detrás que lleva la cámara. Hay veces en que desde estas motos también se les muestra un cartelito con en el que le indican la diferencia que lleva a sus perseguidores, pero hoy no. Hoy no se puede mostrar nada, hoy es un día especial, clave, crucial... Podria ocurrir que si la diferencia se fuera acortando, el ciclista se pusiera más nervioso aún, las piernas le pesaran, comenzara a agarrotársele el cuerpo y en lugar de correr, pareciera que caminara pesadamente, como un caracol con su casa a cuestas. Y en cambio, si la diferencia aumentara, quizá se relajara demasiado, pensara que la victoria ya está en sus manos y precisamente por eso, pudiera perder la ventaja y finalmente la carrera. Así que nada, hoy es mejor que no haya cartel alguno, el ciclista sabrá si va bien, mal o regular en función del tono de las voces que le lleguen desde el coche del director, esos impercetibles cambios de sonoridad de los gritos, esos nervios ahogados, que con el paso de los años de entrenarse juntos, han creado un código de comunicación especial, sólo perceptible por ambos.

Me pregunto cómo puede el ciclista concentrarse, porque además del coche del director y de las motos, no hemos dicho nada del helicóptero, que suele revolotear y nunca mejor dicho, para mostrar alguna toma aérea con la que deleitar al espectador, para que este no solo tenga el aliciente de ver la carrera, sino también de que haga un pequeño y particular viaje por Francia, sentado cómodamente en el sillón de su casa, contemplando quizá unas bellas vistas aéreas de la región central francesa, o quien sabe, de los Alpes o de los Pirineos, que le traigan a la memoria lejanas excursiones o caminatas realizadas por aquellos valles y cimas majestuosas, y le recuerde que él estuvo allí una vez, y ahora que lo vuelve a ver desde arriba, no parece que haya cambiado tanto, sigue el monte tal o cual como siempre, con ese saliente o pico tan característico desde ese ángulo, ¿o quizá no? Quizá sea otro y no lo ha distinguido bien desde esa posición. Pero que más da, ya no hay tiempo, la imagen vuelve de nuevo a los corredores, o a los aficionados, que salen a la calzada y casi chocan con los ciclistas, a pesar de los policías que cuidan de que nada ocurra, siempre hay unos cuantos individuos especiales, disfrazados, con banderas, con caretas, con la cara pintada y que animan a uno y a otro, que esto no es como el fútbol, que eres de un equipo y no del otro, que éste es un deporte noble, de hombres duros y recios, sufridores en esa lucha contra el crono, contra las empinadas rampas y las etapas interminables de más de 200 km bajo un sol de justicia de finales de julio. Aquí todos son admirados, aplaudidos, vitoreados, todos son héroes, lo mismo da el equipo o la nacionalidad...

La carrera transcurre, y las diferencias oscilan, ahora el rival se acerca, ahora se aleja. No parece haber mucha diferencia entre ambos, la carrera está como se suele decir "en un puño" y la emoción no puede ser mayor, lo cual tengo entendido que es muy bueno para las audiencias. Al aproximarse el final, el corredor perseguidor, el que va detrás en la clasificación y por eso sale antes en orden inverso, ya ha cruzado la meta y el otro corredor, que hace de perseguidor pero en realidad es perseguido por el primero, ya solo le queda un último esfuerzo. Nuestro líder viste integramente de un color amarillo chillón, para que se le distinga y quede bien claro quién es el, quién manda aquí. Tiene margen de tiempo para entrar en la meta, uno o quizá dos minutos para llegar y coronarse como el mejor, parece que no es la primera vez que lo consigue, pero repetir éxitos siempre es especial. Ya se acerca, sólo dos o tres curvas más y de no haber ningún desfallecimiento, caída o avería mecánica, la victoria será suya, que ya sería mala suerte que eso ocurra ahora, así que no lo mencionamos más. Todo está preparado para su entrada triunfal, el corredor va muy concentrado y apenas piensa en otra cosa que no sea la siguiente pedalada, y después de esa, la siguiente y así sucesivamente. Sabe que queda poco, no cuanto exactamente porque como ya hemos dicho por su cabeza solo pasan las pedaladas, pero parece que a pesar de seguir, es como si no llegara nunca, "- Esto debe ser eso que dicen que justo antes de que ocurra algo grande, importante, algo por lo que llevas luchando toda la vida, el tiempo no parezca transcurrir y los segundos se hagan minutos e incluso horas" se dice, por eso le parece que no llega nunca la meta, pero él sigue y sigue. De repente siente que ya llegó, que ya cruzó, pero no, se equivocó, los aplausos y el griterío lo confunden. Por primera vez siente un sudor frío, "- ¿Me quedará tiempo? Me da la sensación que ya debería haber llegado. No parecía tan largo este tramo final cuando vinimos aquí a estudiar los recorridados de las etapas hace ya unos meses" Pero es un flash, acto seguido ya no se permite más pensamiento que continuar. Otra curva, y parece que ya está. Pero nada. De repente ya no escucha nada, ni público, ni gritos, ni jaleos ni aplausos. Piensa que debe ser su extrema concentración, pero esta vez no es así. Se da cuenta de que ya no hay nadie, el público ha desaparecido, las familas con sus hijos que vinieron a pasar una bonita tarde en este bucólico pueblo del centro de Francia, ya no están. El ciclista continua pedaleando, pero por inercia, porque se incorpora en su bicicleta de esa posición agachada en la que lleva parece llevar siglos encorvado y comienza a mirar. No, no hay nadie, ni gente, ni motos, ni el helicóptero, ni el coche de su director. "- ¿A dónde se fueron todos, carajo?. ¿Qué broma es esta? Yo tenía que ganar y entrar triunfante, me lo merezco, ¿dónde está la gente? ¿cuándo se hizo de noche?" Porque sí, es cierto, se hizo de noche, la gente recogió sus cosas y se marchó, cansada de esperar a que entrara el líder y de que no llegara nunca. Así que todos los premios y agasajos dispuestos para él se fueron para su rival, su perseguidor, que había ido siempre por detrás de él, pero se aplicó más al final e hizo lo que debía, entrar a su hora. Ahora él es el héroe y ganador, y el líder, que ya no lo es, vaga por las carreteras tratando de saber dónde se equivocó, en qué lugar giró donde no debía, o no lo hizo donde si debía. Y si fue así, ¿por qué nadie le advirtió? ¿por qué nadie le esperó? y en su desesperación, trata de despertar de esta historia, de esta novela macraba en la que seguro se metió por accidente, en este cuento desesperante que lo eligió a él como funesto protagonista de un escritor de tercera que no tenía otra cosa mejor que hacer que ponerse a escribir un relato sobre el Tour de Francia, en una tórrida tarde de sábado de finales de julio...

Pequeño

Siempre he pensado en ese gran álbum de Bunbury llamado "Pequeño". Tanto la música como las letras siempre me inspiraron. A pesar de que haga más de 10 años que se publicó, no he dejado de darme cuenta de muchas cosas en este tiempo, como si éste, hubiera hecho hacerme comprender las sutilezas y esas pequeñas cosas, esos detalles, que cuando somos más jóvenes nos perdemos por la prisa con la que queremos hacerlo todo.
Uno de esos detalles "ocultos" lo he ido descubriendo en la letra que da título al disco, Pequeño, cuando dice "...de pequeño me enseñaron a querer ser mayor, y de mayor voy a aprender a ser pequeño...". Seguro que las primeras veces que lo escuché, debió parecerme un contrasentido, una frase ocurrente y rimbombante de su autor, de esas a las que nos acostumbraba con los Héroes...Pasado el tiempo, la frase fue cobrando sentido... A lo largo de los años, he visto como durante toda mi vida me empeñé en hacerlo todo deprisa, llegar rápido a las metas que tu entorno y tu mismo por ósmosis, te vas poniendo (y auto-obligando). Crecer deprisa, experimentar mucho, comenzar cosas y terminarlas lo más rápido posible. Carreras universitarias, masters, idiomas, trabajos fijos y bien pagados, encontrar pareja, casarse, tener propiedades (piso, coche, vacaciones cada verano y escapaditas de puentes, fines de semana...), hijos... De pronto un día te levantas y tienes 35 años, con todo ese "curriculum" a tus espaldas y te dices...Y ahora..., ¿qué hago? ¿Qué quiero ser? ahora que ya soy "mayor"... Entras como en una especie de "estatus" en que te parece (luego te das cuenta de que erróneamente) que ya lo has hecho todo, ya has cumplido tus metas, y con más de media vida por delante, parece que ya no queda nada nuevo que hacer más que repetir mecánicamente lo ya aprendido...y ahí viene la crisis...Por eso es tan popular ese término anglosajón  del "Mid Life Crisis" (ellos ya sabemos que tienen siempre palabras para definirlo todo), ese llegar a los 35-40 años y estar de "vuelta de tó", ya no crees en nada, ni en nadie y desconfías de todo aquel que te dice que no, que aún quedan cosas por hacer, que aún se puede cambiar el mundo...- Qué iluso, piensas....- Ya te tocará a ti, y esbozas una sonrisa entre cínica y maliciosa, sabedor de que tu ya has pasado por ahí...
Pues no, me quiero rebelar, y como dice la canción, ahora que ya soy mayor, quiero aprender a ser pequeño, a ilusionarme de nuevo, a tener metas, pero disfrutando también del camino hacia ellas, a emocionarme de nuevo con las cosas, a pensar no que ya he vivido media vida, sino que aún me queda más de la otra mitad por delante, y que, aunque suene a ya dicho, lo mejor, siempre, siempre está por llegar. Y por si acaso, para que "cuando cometa otra vez el mismo error, quizá no me lo tengas tan en cuenta"

Ansied@d

Sigo con mis temas 2.0, orientados a Marketing. Google Adwords, YouTube, redes sociales y todo eso... O sea, nada nuevo. Lo que si me ha sorprendido, o quizá más que sorprenderme, ha sido darme cuenta, de algo que me han repetido hasta la saciedad: La gente no lee en internet. No leemos dicen...Resulta que las páginas con mucho contenido, con mucho tema para leer y analizar, son las primeras de las que huyen los usuarios, con prisa para hacer desde casa todo lo inimaginable hace unos años, las vacaciones, la compra del súper, comprar ropa, "ir" al banco...

La verdad es que, analizandolo, me dí cuenta de que a mi me pasa lo mismo. Me exasperan esas páginas que se eternizan en cargarse porque son "pesadas". ¿Y qué decir del odioso intro con Flash, del cual huimos como alma que lleva el diablo buscando el botoncito de "skip intro"...? ¿O las páginas con musiquita pegadiza de la que ya no te olvidas en toda la tarde? ¿O esas otras con palabrería de lo buenos que somos, nuestro "mision" and "vision" que ya no se cree nadie? ¿Pero no se dan cuenta de lo ridículos que resultan...!!??

Bueno, aparte de estas websites tan penosamente diseñadas y para las que tendríamos alguna disculpa para pasarlas corriendo...., ¿no parece que es cierto? ¿No vamos también con demasiada prisa en internet? Quizá antes, cuando empleábamos tanto tiempo en hacer una serie limitada de cosas (ir al super, comprar ropa, hacer cola en el banco, pasar por una agencia de viajes) podría parecer que todo era como más "liviano", no había tantas "opciones" de ir aquí o allí... Hoy, con miles y miles de ofertas de cosas que son casi indiferenciadas, ¿qué hacer? ¿cómo no volverse loco? ¿Cómo no tener ese síndrome de click nervioso, impulsivo y "zappero" para navegar de un sitio a otro rápidamente buscando la mejor oferta, el mejor precio?

Quizá nos han engañado con internet, o hemos pensado lo que no era. Nos prometieron que todo sería más fácil y barato, y si que lo fue al principio...., ¿pero ahora? Hoy, que cuando haces una boosgleda (perdón búsqueda, se me fue la mano...) y te salen cientos de miles de páginas sobre ese tema... ¿cómo escoger? ¿cuántas páginas habría de mirar como mínimo? ¿a cuántos de mis amigos en las redes sociales habría de preguntar su opinión sobre tal o cual marca? ¿o en cuantos foros habría de consultar noticias sobre el tema en particular?
Hoy me siento saturado, información por todos los sitios, eso es lo que precisamente ya no falta, y sin embargo...¿somos más felices? ¿realmente, tenemos más tiempo "libre"? Ahora que lo usamos para conectarnos, chatear, buscar info, comprar, comprar...¿tenemos más opciones? ¿somos más libres?

Diego



La verdad es que no estoy viendo mucho el mundial estos días. Me resulta un lío saber qué partidos se retransmiten en abierto. Esto unido a que lo poco que he visto ha sido soporífero, han hecho que me retraiga un poco y no se muy bien qué está pasando, más allá de que la vieja Europa no parece estar pasándolo muy bien...

A pesar de todo, tenía ganas de ver el partido de ayer de Argentina, por muchas razones; ver a Messi, comprobar si juegan tan mal como decían cuando estuve por allí, pero sobre todo por ver a Dieguito. Diego, Dios, Pelusa y no sé cuantas cosas más....

Diego se está convirtiendo en la imagen de este Mundial. Con ese traje raído dos tallas más pequeño, que dificilmente encontraríamos siquiera en el mercadillo del domingo, nuestro Dieguito grita, salta, gesticula, se tira al suelo, como si en lugar de buzo (esto para mis amigos argentinos) vistiera de chándal... Es la antítesis del entrenador elegante e inmutable, tan de diseño, que salen inmaculadamente trajeados en la banda y a los que apenas se les ve que pierdan la calma (Guardiola, Capello, incluso me acuerdo del engominado Pat Riley de los Lakers, un auténtico Giorgio Armani de los banquillos...). Ya para rematar parece que va sin corbata porque es tan clara que se confunde con la camisa (¿nadie le ha dicho como combinar colores...?). Quizá tenga complejo de sindicalista rojeras para los que ponerse una es poco menos que vomitar sobre la tumba de Carlos Marx, y por eso lleve una que no se vea mucho, como disimulando, no vaya a ser que pensemos que se ha convertido, que ha olvidado sus orígenes y ya no le dejen entrar más en la Boca (República Independiente de...)... ¿Y qué decir de esa melena? Oh Dios, la verdad es que ayer cuando lo veía, por un momento pensé si no me había equivocado de canal y había puesto algún concierto de Los Chichos o Manzanita....

Pero aún así, Diego es un crack. Se le ve motivado, animando, abrazando y besando a los jugadores cuando van a la banda, cuando hace un cambio. ¿Se habrá convertido nuestro Pelusa en una especie de "coach" de barrio, no en uno de esos de nombre impronunciable y que te sablan nada más que entras por la puerta de su elegante despacho, sino en una especie de asesor "low cost", un regala-abrazos y regala-besos cercano y entrañable, con el que te puedes cruzar por la mañana cuando vas a por el pan o el periódico? Y si encima ocurriera que Argentina "saliera" campeón, ya me imagino a las grandes multinacionales y escuelas de negocios llamándole para que dé sus charlas de cómo motivó a sus jugadores, qué les dijo, cómo lo logró...¿Se imaginan? Ante una pregunta de cualquier alumno avispado, ¿qué diría? - Jódanse.... Pero sos un pelotudo...!!- Que la chupen....!

Diego, Dieguito, nuevos tiempos, nuevas poses...

Mi Yo 2.0


Estos días he asistido al Día del Emprendedor en BCN. Interesante, un mix de gente curiosa, ejecutivos, empresarios, "entrepreneurs" intentando montar su propio chiringuito "new age", bloggers, informáticos, marketinianos, comerciales, twitteros y "tribus" laborales varias...He atendido, como dicen los yankis, unas cuantas conferencias, sobre todo de marketing y ventas, mis campos "naturales" de actuación. Además de volver a deleitarme cada vez que escucho a algún idiotizado ponente con esas modas de la terminología chachi que se lleva ahora, tipo "glocal", "low luxury", "masstige", "marketplaces", "cool-hunting" y demás palabros sugerentes, he podido certificar algo que ya viene siendo habitual en los últimos años, pero que ahora con la crisis y los malos tiempos, pega con más fuerza: TODO es ya virtual!. Bueno, eso al menos llevan diciéndonos dos lustros, pero ahora parece que la cosa van en serio porque ese monstruo internetiano, ese gran hermano, ya parece haberse pulido de errores y se ha reprogramado, luciéndonos su flamante versión 2.0. (Ay...!, ¿por qué será que me acuerdo tanto de Matrix..?). Bueno el caso, es que sí, que ya está aquí, ahora es definitivo y no hay vuelta atrás; si no estás en la red, eres hombre muerto (o empresa o lo que sea, pero muerto...!). Ay amigo, corres el peligro de quedarte "off-line" dicen, como si fueras una canción de los Panchos o como empapelar las paredes del comedor. Definitivamente no estar en la red, está pasado de moda. Acabarás por convertirte en una especie de brontosaurio sin apenas haber cumplido los 40...

De entre todas, me dejó perplejo una charla en la que un tipo hablaba de que hoy había que tener una buena "reputación digital". Buf, me dije, hay gente que se gana la vida con eso...!! La cuestión consiste en buscarte en el omnipresente Google (riete ahora de Telefónica y su monopolio) y, suponiendo que estés por ahí y salgas en la primera página, pero en las líneas de arriba (porque parece que ya las de abajo no las lee ni su madre, y no hablemos ya de la segunda, tercera o más páginas...), has de tener al menos, decía el individuo, más de la mitad de links que contengan información tuya que sea positiva, o neutra (no sé que será eso)... Porque con que sólo haya un enlace negativo, mal tema. Al parecer el morbo no entiende de tecnologías y los "users" digitales son igual, o más, morbosos que los de siempre, y clickarán con ahinco en esa entrada sospechosa (quizá una foto desfavorecedora de tu última juerga, o vete a saber que vídeo en el Youtube), fomentando así que salga todavía más arriba y por tanto, sea más visible...

Al salir de la feria, me convencí que tenía trabajo urgente y fui corriendo a casa para abrir rápidamente esa cuenta de facebook que tengo caducada desde hace meses, revisar a fondo mi incompleto perfil de LinkedIn, twittear un poco con amigos olvidados y por supuesto a escribir este "post" en mi "blog". A ver si así consigo más "followers" que comenten mis escritos y que la gente me "linke" desde cuantos más "sites" posibles mejor. Quizá de esta manera consiga mejorar mi "rank" y cuando mis amigos, fans, clientes y demás se les ocurra "googlear" buscando que se dice de mi en esta telerrealidad 2.0., no me encuentre con desagradables sorpresas...

Mientras iban pasando las estaciones de metro pensaba, "- Dios, no tenía ya bastante conmigo mismo y mi mini-yo, y ahora resulta que también tendré que lidiar con mi recién nacido Yo 2.0...."

SGAE

Me resulta curioso cuando me pongo a analizar este fenómeno de la SGAE. Para los (pocos) que no lo sepan, la Sociedad General de Autores y Editores. Y digo curioso, porque yo mismo estaba un poco, bueno, más bien bastante en contra de ellos, me caían así como gordos, pero como ya he dicho, haciendo una vista así rápida, por encima...

Si te pones a analizar un poco en detalle, te das cuenta de que esta gente no hace otra cosa que defender sus derechos, creo..., ¿A alguien quién le gusta que le pirateen su obra? Supongo que a nadie...Lo que pasa es que en nuestro caso, quizá no haya mucho que piratear, por eso es tan fácil hablar.... y hacer ruido claro... No sé si lo hacen bien o mal, seguro que son una banda de chupócteros del gobierno (¿quién no lo es?). Pero, ¿y los bancos?, ¿las aseguradoras? ¿los abogados? ¿No son ellos igual o más ladrones? ¿No trafican con nuestros datos de forma ilegal? ¿No los venden sin permiso a empresas que comercializan con información?....Es decir, que también piratean nuestras modestas creaciones intelectuales como importes de depósitos bancarios, números de teléfono, hábitos de consumo...y ahí, ahí no decimos nada....

Seguro que de todo hay, pero que alguien defienda la propiedad intelectual de su trabajo me parece lógico, justo diría.... ¿Hemos pensado alguna vez que pasaría si hubiera algún sistema por el cual nos piratearan nuestro trabajo, no sé, quizá alguien que se hiciera pasar por nosotros y, por ejemplo, mandara los emails a nuestros clientes, a mitad de precio o incluso gratis? Y claro, igual nuestro jefe entonces nos bajaba el sueldo, o nos despediría...
¿Por qué caemos entonces (yo también lo he hecho, antes de pararme a pensar un poco...) en la demagogia y decimos que "- Bah!, que se jodan, que ya ganan bastante!..., que no ganen tanto las productoras, o los distribuidores..., que se bajen el sueldo ellos...-Mira como viven, mira el lujo...., como han vivido hasta ahora a mi costa, ...pero se acabó!! ahora ya no le compro un CD más y me lo bajo con el BitTorrent..."
Imaginemos por un momento la siguiente situación. Lunes, 9 de la mañana, acabas de llegar a la oficina después de una noche de sueño en la que pensabas que eras libre por fin, que ya no tenías que trabajar nunca más, que eras millonario sentado en un palmeral de una paradisiaca playa en el Caribe, recoges ese asqueroso café de la máquina, si, si, ese que dices desde hace 5 años que no vas a beber más en tu vida, y viene tu jefe, te da los buenos días con un gruñido y cara de perro y te dice: - Oye Peláez, que mira, que este fin de semana he estado pensando en que....verás, en resumen, que ganas mucho dinero, que eres muy caro para la empresa. Que los costes de marketing, ventas, distribución de todo lo que vendes, pues es mucho. Así que se nos ha ocurrido que vamos a reducir un poco toda esa parafernalia y le vamos a sacar la cajita esa tan mona, el envoltorio, la publicidad, las comisiones de los puntos de venta y todas esas chorradas, para que así, no salga tan caro y nos compren más.... Y hemos pensando que también te haces tu los anuncios, te traes unos papeles de periódico de casa y lo envuelves, y ya de paso, te vas a las tiendas y lo vendes directamente. Así reduciremos los cotes y como saldrá más barato pues tienes que vender más para seguir haciendo el presupuesto y todo eso claro, bajándote el sueldo, mmm digamos un 50...%, ¿qué te parece...?

¿Qué pensaríamos si a algún médico, científico le piratearan el trabajo? ¿No pensaríamos que es un delito? ¿O que robaran unos planos de un edificio a un arquitecto? Y entonces, ¿por qué con la música, el cine, lo hacemos? Es que es muy caro, decimos...Venga!! ¿No es caro el cubata a 15 euracos que nos meten el sábado por la noche en el garito de turno? ¿Y cuántos nos tomamos?

No sé por qué tengo la sensación que esa doble vara de medir tiene un poco que ver con el pecado capital español más típico; si, la envidia, que rechaza siempre y da la espalda toda manifestación artística precisamente porque no la entiende o porque no es capaz de hacerla uno mismo...

¿Cuántos CD's comprábamos (por que hoy ni dios compra ya nada, algún colgao por ahí que se compra uno de Mocedades ...) antes al mes? Uno, dos como mucho? ¿Y todos los meses? Ni en coña..! Entonces? ¿Por qué le hemos cogido manía a comprar música? Hace cuánto que no sentimos ese placer de oler un compacto nuevo, con su plastiquito y su cintita, cuando la desenrroscas, con impaciencia y salía el plástico rompiéndose, y oler por primera vez el librito con las canciones y las letras, con ese olor a nuevo, a recién abierto. Y la emoción de poner el CD dentro del reproductor, e ir descubriendo cada nuevo tema (antes en la era del vinilo incluso era más emocionante, con los ruiditos entre corte y corte, y al final tenías que darle la vuelta al disco...oh dios! que gran pérdida...). Hoy eso se ha perdido, oímos y no escuchamos, no saboreamos, vamos perdidos por la calle, en el bus o en el metro, con los ojos perdidos a la vez que leemos y las canciones saltan aleatoriamente de una a otra en nuestro modernísimo aparato del Sr. Jobs, casi sin darnos cuenta...

Venga, recapacitemos un poco, compremos algo de música de vez en cuando, vayamos al cine, no pirateemos (no tanto al menos), Recuperemos esos pequeños placeres que nos estamos dejando arrebatar por esta sociedad de enlatada tecnología...

Argentina: y III. El Corazón Partío...


Bueno, voy a terminal la trilogía ya, me lo pide el cuerpo, aunque no puedo asegurar que en el futuro no existan epílogos, "remakes" o simplemente cuartas o quintas partes, tipo la amenaza fantasma y cosas de esas... Aunque de momento, esto es el final...

Pues estaba en Córdoba, metido en un taxi camino de la terminal de ómnibus, (vamos a ver... ¿de cuántas formas es posible llamar en Argentina a un autobús!!!??....micro..., colectivo..., ómnibus..., bondi..., combi...dios...!, queda pendiente que alguien me aclare las sutiles diferencias entre cada una de ellas..., por favor...). Bueno, estaba diciendo lo del taxi, esto es, estaba con con mi amigo Lucas, despidiéndome desde fuera y yo medio tonto con un esbozo de lagrimilla cayendo por mi mejilla derecha. Me disponía a comenzar el último tercio de mi viaje, sin yo saberlo aún, de eso me daría cuenta más tarde, pero sí, mi tercera y parte final. ¿Por qué será que cuando lo hemos pasado tan bien, lo que viene a continuación parece que no sea nunca suficiente? ¿Estaba condenándome de antemano a ya no disfrutar igual, sabiendo que difícilmente se repetiría lo vivido anteriormente...? El caso es que mi llegada a Mendoza me dejó en un estado un poco melancólico. La ciudad es preciosa, pero me pareció fría, no llegué a conectar con ella, ni con la gente que por allí me encontré. Si, si, ya sé que seguro que se debía a mi estado de ánimo post-euforia, pero el caso es que así fue... Por tanto hice un par de excursiones sin pena ni gloria (a pesar de que en una de ellas estuve contemplando el Aconcágua, ni más ni menos..., desde una posición privilegiada...!) y me dije que a otra cosa...Siguientes destinos fueron San Juan y La Rioja, visité dos maravillas como el Valle de la Luna y Talampaya, pero....el caso es que no me encontraba.... Me costaba rodarme, como ese equipo de fútbol que ya lo ganó todo y ahora cualquier cosa le sabe a poco. ¿Será posible? Lo peor es que sí, que lo era...Volví, por azares del destino, a Salta de nuevo. Quería pasar a Chile, al desierto de Atacama, y el mejor paso me dijeron que era por ahí, paso de la Jama se llama... Pero agua...!, había perdido ya mi magia y mi suerte (esas pérdidas, con el tiempo, dieron incluso más valor a todo lo ocurrido anteriormente y al viaje a su conjunto). Como por un mecanismo natural indiscutible, toda la dicha y suerte vivida, tanto disfrute, pues quiso la naturaleza compensar tanta positividad, digo, con algo de negatividad..., por eso de mantener a raya a no se qué ley física sobre el orden y el desorden, el caos y la entropía...El caso es que peor no pudo salir la cosa. El día que me disponía a ir a Atacama, los chilenos, en mitad del partido cambiaron las reglas de juego (algo habitual que ocurre en todo el mundo menos en nuestra "civilizada"sociedad) y cerraron el paso (los muy cabrones...). Total que a 4.000 metros de altitud, un frío de muerte y 7 horas para llegar hasta allí, media vuelta y otras 7 horas después (con una más de regalo debido a pinchazo de rueda en el...micro, bondi, omnibús?...) de nuevo en Salta, sin cenar, cabreado y sin plan...! Estamos jodidos tío...!

Los días siguientes intenté recuperar la paz interior que me había abandonado, decidí volver a Tilcara, hermoso pueblito de artesanos con una onda muy especial. Volví a recuperar (un poco) de calma y decidí llegar hasta Bolivia a través del paso argentino de La Quiaca. Allí me reuniría con la chica de Bilbao de nombre impronunciable (Goiatz) que vivía en Cochabamba para visitar el salar de Uyuni, un increíble desierto de sal, el más grande del mundo, con no sé cuantos miles de kilómetros cuadrados y unos paisajes asombrosos...! Pude recuperar entonces en estos últimos días un poco de la serenidad y sensaciones que había creído perdidas, aunque no pude sino también decepcionarme con el carácter de los bolivianos, un poco cerrados y demasiado acostumbrados al turismo fácil...Bueno, pensé, todo no puede ser.

Sensación ya de final, vuelta a Buenos Aires y dos días magníficos con mis amigas porteñas, Sole y Caro. Con más calma, esta vez sin tanto agobio de visitar lugares sino más bien de descansar y disfrutar de los pequeños momentos, los cafés, los paseos, las charlas...Y una terrible nostalgia de ver como poco a poco el tic tac del reloj marcaba implacable la hora de salida de mi vuelo de regreso, más que una fría fecha y una hora, yo sabía que era algo más. Significaba un final de algo, un punto de no retorno en mi vida, una consciencia de que nada sería igual ya a partir de ese momento...

Cuando mi avión despegó, ya era de noche, en el primer sobrevuelo a la ciudad, iluminada con millones de pequeñas lucecitas, pensaba dónde quedaban todos esos momentos vividos, en qué lucecitas estaban en ese momento cada uno de mis amigos y amigas, esas personas que me acompañaron, con las que reí, conversé, lloré, grité, salté... Me quedé con una sensación agridulce, de alegría y tristeza a la vez, con lágrimas de ilusión pero también de pena, con el alma y el corazón dividido, una parte de él ya irremediablemente abandonado en esta tierra de pasión, ilusión y esperanza...

Antes de viajar por segunda vez a Argentina solía decirme a mi mismo que nunca repetía viaje a un país..., hay tantos lugares en el mundo que conocer, y somos tan efímeros...! con Argentina me salté esta especia de "regla" por primera vez...Creo, estoy seguro, de que no será la última...

Gracias a todos, de verdad, os quiero!

Argentina: II. Y si fuera Ella...?

Cerro Torre, parece de mentira!


Venga va..., bueno sí, lo haré....!! Ante el inmenso número de peticiones, seguidores, lectores y fans de mi blog que han literalmente bloqueado mi cuenta de email estos días..., pidiéndome que por favor, que continuara mi historia argentina, que no me lo guardara... ¿que a ver quién me había creído yo para mantener en vilo a tan numeroso grupo de fieles fanáticos de mis historias...? -Acaso has pensado ser una suerte de nuevo Aaron Speeling (o como se escriba), ese nombrecito que siempre aparecía al final de un capítulo de Falcon Crest, con el que crecimos nuestra generación y comenzamos a frustrarnos delante del televisor??...Si si, cuando en lo mejor del capítulo, Angela Channing ya tenía contra las cuerdas a su malvado nieto Richard, retorciéndole el pescuezo, y entonces salía el vil Aaron nos ponía el rotulito de "...To Be Continued". Sería cabrón el tío...! Y nos dejaba en ascuas y entonces nos teníamos que esperar otra día, o semana para asistir al desenlace....?

En fin, que no me ha quedado más remedio que ceder, dejar todas mis tareas cotidianas y ponerme aquí delante de estrujarme el cerebro antes de que mis treintañeras (largas) neuronas dejen de funcionar como en sus buenos tiempos lo hicieron...Así que ahí va.

Lo dejamos en Buenos Aires, en esa duda existencial de a dónde dirigirme. Después de barajar todas esas opciones, de repente se me ocurrió...Se me encendió una lucecita y me dije, ¿por qué no voy a visitar a mi amigo Cordobés? Fíjate lo que son las cosas, nos habíamos despedido hacía sólo 10 o 12 días en Salta, prometiéndonos hacer todos los esfuerzos posibles del mundo porque alguna vez nuestros caminos volvieran a encontrarse...-Ey, pibe, si volvés por acá, yssa sabés, llssamá, pero llssamá de verdad ehhh?, no me seas pe-looo-tuuu-dooo. Que no me entere que venís y no llssamás. Y yo: Pues claro hombreee, que te llamo y tu igual si vienes por Españaaa...Y los dos posiblemente pensando que eso no ocurriría jamás, o como mucho al cabo de vete tú a saber cuántos años...Pues hete aquí que no, que para que dejar pasar años cuando puedes hacerlo al cabo de sólo días?

En fin que me dirigí a Córdoba, sin tener mucha idea de qué había allí para visitar. Claro, Córdoba a nosotros nos suena a la mezquita, catedrales y cosas de estas, pero, ¿en Argentina? Pensé, - bueno, ya me enteraré allí de qué puedo hacer. Mi amigo Lucas, el cordobés (joder suena a torero...) me acogió en su casa, la cual compartía con su compañera de piso, Lidia, más conocida por "Flaca". Estuve dos días con ellos muy muy a gusto, me recibieron con los brazos abiertos y me explicaron lugares donde podía ir (después volví, así que me extenderé un poco más adelante...). El caso es que me dirigí a la parte norte de la provincia, muy montañosa, la sierra de Punilla se llama. Establecí como base un pueblito llamado Capilla del Monte. Es una zona muy verde con una onda muy especial de naturismo, ecología, terapias alternativas y...OVNIS...! Si, si, me sentía como un pez en al agua...Después de casi una semana en Bs.As., con el estrés, respirando contaminación y con el ajetreo de la ciudad, necesitaba un descanso, un entorno natural en el que desconectar...y lo conseguí! Me fui para dos días y me quedé como 8 o 9 ! Guardo muy buenos recuerdos de este lugar. Subí a un cerro donde dicen que hay aparaciones de OVNIS (el Uritorco) y que es también el punto de entrada a una ciudad de otra dimensión llamada ERKS (qué nombre tan sugerente...) donde viven seres que han conseguido llegar a una vida en un plano espiritual superior,...Descubrí alguna terapia natural alternativa como la desintoxicación iónica (increíble...), estuve haciendo meditación zen con unos monjes budistas...con los que luego compartí una comida genial, con unas conversaciones muy inteligentes sobre la nueva era que viene y el 2012 (a ver, ya me conocéis, suelo ser escéptico con estas cosas, pero cuando la gente habla con el corazón, sabiendo de lo que habla y creyéndolo de una forma razonada, entonces eso ya es otra cosa, eso ya deja de ser charlatanería....). El caso es que ese día, cuando volvía de comer con ellos, será sugestión, será verdad, pero yo sentía, una energía enorme..., un poder..., unas ganas de comerme el mundo y de que podía hacer cualquier cosa, lo que yo quisiera, y que era libre para elegir!! Me dí cuenta de que no hay nada tan poderoso como el creer en uno mismo, el ser consciente de que somos capaces, la mayoría de las veces, de lo mejor, y que somos nuestros peores enemigos. Si conseguimos superar a ese demonio que todos llevamos dentro, y lo creemos, entonces...., entonces ya somos libres, por fin...!

Estos días todavía dieron para más. Estuve en un hostel muy coqueto, donde se juntó un grupo heterogéneo de gente muy curioso, y la verdad es que las cenas y veladas en el patio fueron inolvidables. Conocí a Nicolás, un pibe de 21 años argentino que decía que era psiconauta! Esto es, que viajaba con la mente...!! Muchas veces al volver por la tarde me lo encontraba en el patio, solo, sentado en una silla con la mirada perdida. Le preguntaba, -Qué tal Nicolás, dónde fuiste hoy? Y me decía - Me quedé acá, viajando con la mente...Pero el tipo era increíble, decía que no había viajado nunca, que era esta la primera vez que salía de Buenos Aires, pero al hablar con él, las cosas que te decía, parecía haber estado en tantos sitios...!! Y sus experiencias las sabía de la gente con la que había hablado, de la India, de África, de Europa, que pibe...! Y leía a Foucault, a Nietzsche, a Heiddegger, a los escritores malditos franceses (Rimbaud, Baudelaire...) y yo no salía de mi asombro...Y pensaba, qué ignorantes que somos, tienen que venir desde tan lejos a decirnos lo grande que ha sido (y aún es, aunque menos) Europa intelectualmente, y me acordaba de qué es lo que hacen nuestros jóvenes (joder, me estoy haciendo mayor...) europeos con 21 años... ¿cuántos han leído a Rimbaud, a Nietzsche...? Quizá pregunto demasiado...

Me volví a encontrar de nuevo con la sencillez y naturaleza de los argentinos, otro día me quedé hablando como dos horas con otro chico de Bs As, no recuerdo muy bien de qué, el recuerdo es que la conversación fluía, no me aburría, me mantenía interesado, nos dieron casi las dos de la mañana... Recuerdo en cómo nos admiran de alguna forma, o cómo ven en España esa tierra prometida a la cual ir alguna vez en su vida, pero en cómo las cosas son tan difíciles para ellos, cómo han de juntar tanta plata para comprar el pasaje, y los problemas que les pueden poner en la aduana, y me dio rabia, rabia de pensar como aquí somos incapaces de valorar lo que tenemos, ahogados por el maldito consumismo, en fin...

Por fin conocí europeos que no me aburrieran con su aire de displicencia y del que todo lo sabe sin saber nada...Una pareja de franceses (que no eran pareja aunque lo parecía...) que hablaban un español fatal, y entonces íbamos cambiando al inglés, al francés..., spanfranglish diría que estuvimos hablando durante 3 días...Eran franceses y eran divertidos!!! Pero, pero, de dónde habían salido??? Pero qué lugar este tan extraño..! ¿tendría algo que ver que no sale en la Lonely Planet y sólo viene gente rara...?

Me llamó mi amigo cordobés diciendo que si me habían abducido los ovnis? En dos días más estaría de vuelta en Córdoba City. Allí pasé otros dos días en su casa, y que dos días! No paré de reírme, organizamos dos cenas memorables, una los 3 con varias botellas de vino de Mendoza (sin palabras!), y fue un cachondeo continuo. Llegamos al punto que a las 3 de la mañana, una vez en la cama, riendo y gritando, nos volvimos a vestir para bajar a comprar un helado! Yo no lo podía creer...A la siguiente vinieron una pareja de amigos de ellos, un matrimonio grande (como allí dicen a los mayores...). Disfruté tanto hablando con esas personas..., tan abiertas, a pesar de la diferencia de edad, pude conectar con ellos mucho mejor que con la mayoría de los jóvenes occidentales con los que me había topado los dos meses anteriores...No se me olvidará en la vida...

Me fui de Córdoba despidiéndome de aquella gente tan magnífica con un dolor en el pecho..., ¿cómo podían haberme dado tanto en tan poco tiempo? ¿Cómo haría ahora para volver a estar solo de nuevo? Ya me había acostumbrado a la compañía... Mi siguiente destino era Mendoza y no sabía muy bien como digeriría mi mente el hecho de casi, volver a empezar...Ya iba para dos meses de viaje y me encontraba aturdido, con tantas sensaciones vividas, sin casi tiempo para procesarlas..., empachado de vivencias y de emociones... Uno tiene que venir a Argentina preparado, con un desfibrilador para poder enfrentarse a esa montaña rusa de sentimientos, tiene que saber que no va a un país cualquiera, que no podrá pasar por los lugares, verlos, meterlos en una fría máquina fotográfica, y volverse a su casa como si nada. Que posiblemente cuando se vaya (si es que alguna vez eso es posible) ya no volverá nunca a ser el mismo, que ya siempre existirá en un rincón de su mente y de su corazón un pedacito de esa tierra y de esa gente y que siempre, siempre tendrá entre sus sueños y anhelos el volver alguna vez...

Argentina: I. Mi Soledad y Yo



Recientemente he vuelto de mi segundo viaje a Argentina. El primero lo hice hace 5 años, en el 2005 y volví emocionadísimo. Ahora, lo vivido esta segunda vez ha superado aún más todas mis expectativas, que ya eran grandes de por sí...!

No voy a hablar de los topicazos argentinos, que si el tango, que si Maradona, el mate, que si todos son psicoanalistas...., eso lo dejo para las Lonely Planet de turno. A mi me llaman más otras cosas, quizá no tan espectaculares, no tan llamativas o de portada, pero llenas de pasión y emoción. Los pequeños momentos, lo cotidiano, las relaciones humanas, esas pequeñas cosas intangibles y tan difíciles de explicar....Lo que convierte a un turista en viajero y al final, lo cambia para siempre...

La verdad es que la vida a veces sale por donde menos te lo esperas, tu planeas, crees, fijas fechas y lugares a visitar y después ocurren cosas (por suerte) que hacen que tu viaje adquiera tintes de aventura e improvisación, y ahí es donde se esconde la magia...

Cometí el recurrente error de tratar de planificar ciertas cosas previas a mi viaje. Estamos muy lejos y claro, uno nunca sabe si le va a dar tiempo a hacer esto o aquello y prefiere el hecho de atar ciertas cosas, no vaya a ser que luego no se pueda, o no haya lugar....así que programé fechas de vuelos, algún alojamiento, ciertas excursiones.... Así discurrió la primera parte de mi viaje (el mes y medio inicial aproximadamente). Visité lugares magníficos, míticos, con los cuales todo amante de la naturaleza y de los viajes ha soñado alguna vez en su vida. La Patagonia, los glaciares, la Tierra del Fuego, Torres del Paine... Hice cosas típicas como sentarse en una piedra a contemplar el reflejo del Fitz Roy en la laguna, navegar por el canal del Beagle, observar el faro de les Eclaireurs, que todo el mundo confunde con el del fin del mundo y no es..., exclamar "ooooooohhh" en la curva de los suspiros al aparecer por primera vez el Perito Moreno ante nuestros extasiados ojos, y otros muchos "highlights" o "to do's" que dicen todas las guías que no debes perderte... Pues bien, a pesar de todo eso, digo, en esa primera parte de mi viaje notaba que algo no iba bien, algo me faltaba...¿¿Cómo podía ser!!?? Estaba en la tierra soñada, en los lugares más bellos del mundo, sin prisa por primera vez en mi vida, pero...

A medida que iba consumiendo días, iba cumpliendo mis objetivos, como si de un trabajo se tratara... - Venga, qué es lo siguiente??, Esto ya está...!, a otra cosa...Y así, uno detrás de otro.... Por supuesto (obvio!) que me emocioné muchas veces al contemplar, al disfrutar, de este incomparable marco natural, pero era algo así como una diversión enlatada, originada y programada desde mi cómodo despacho, a golpe de correo electrónico y tarjeta VISA. Poco se dejó al azar... Todo iba saliendo redondo, y aún así... -¿¿Qué pasa Iñaki?? Estás aquí cumpliendo tus sueños, viviéndolos y ahora también te estás quejando??? Me repetía mi sub o in-consciente (nunca entendí la diferencia entre ambos...). Nunca estás contento con nada....! me castigaba...implacablemente...

Pese a todo también conocí buena gente, europeos la mayoría, con algunos me divertí... Recuerdo a un holandés lleno de prisa que me tope un día en Torres. Iba con un mochilón de 30 kg, juntando etapas y corriendo como un loco. Me cazó en Serón, venía con la lengua fuera desde Laguna Amarga. Le dije, pero hombre, si vas tan rápido, vas a acabar antes..., ¿¿ qué sentido tiene entonces que lleves tanto peso?? Me miró con cara rara, como si le hubiera descubierto América y al de unos segundos dijo: - Tienes razón!! Todo en mi vida lo he hecho corriendo y no me dí cuenta de que ahora también estoy en una carrera, pero contra mí mismo...!!! Ese día se calmó un poco y me esperó, hizo noche conmigo en el lugar con más mosquitos de todo el planeta..., pero ésa, es otra historia... Al día siguiente su cerebro se reseteó y volvió a su posición normal..., se le olvidó todo y le perdí de vista, tenía prisa por terminar...

También una pareja de australianos muy simpáticos que llevaban muchos meses por Sudamérica, son majos estos australianos, aunque hablan un inglés que cuesta de entender...Les dí una buena charla de la historia reciente de España, estaban muy interesados porque no hacían más que preguntar.... (me imagino que no por quedar bien...). No tenían ni idea de que hacía sólo 35 años habíamos salido de una dictadura...que había durado 40 años!! De qué nos sorprendemos??, acaso sabemos nosotros algo de la historia de Australia...??? Por algo son nuestras antípodas... Venga!!! Si apenas conocemos nuestra historia, como para saber la de los demás...!
Otro australiano con el que estuve dos días en un refugio perdido en Tierra del Fuego, los dos sólos, tratando de que el fuego no se apagara, como dos locos sentados delante de la chimenea, los ojos vidriosos y perdidos en las llamas, hablando de libros de Chopra y de...Física Cuántica!!!. Los dos reíamos, diciendo que estábamos "watching TV"... - Ey guy, what's on TV tonight...?? nos decíamos...y nos recagábamos de la risa...!!

También encontré un grupo de españoles en El Calafate con los que me sentí muy a gusto (quizá por primera vez en mi vida fuera de España...). La verdad es que me sorprendió el hecho de que nada más conocernos ya nos fuimos a cenar por ahí, cosa harto difícil con la gente de aquí, tan cerraditos y a su rollo que van siempre que andan fuera. Y ni una discusión de política, de fútbol o de mujeres (increíble..., serían españoles de verdad o me tomaban el pelo??)

Bueno, todo cambió cuando llegué al Norte de Argentina. Mi viaje pasó de tener casi todo pre-programado a todo lo contrario. De hecho, el día que viajaba desde Ushuaia a Salta, no tenía alojamiento aún, y fue gracias a que nuestras queridas Aerolíneas sufrieron retraso (raro ehh?), y que en el aeropuerto de Ushuaia había wi-fi gratuito, que pude reservar en un hostel de Salta en último momento...cosas de la vida, casualidad-causalidad?

Salta fue el punto de inflexión del viaje. Conocí a gente genial en las excursiones que hice a las Quebradas, a Cafayate, a Cachi, a Purmamarca y Tilcara....Una chica de Bilbao que vivía en Bolivia y trabajaba con niños discapacitados, un Cordobés macanudo con el que me moría de la risa de cómo hablaba (y él conmigo claro de cómo hablaba yo...), dos encantadoras porteñas a las que a veces no entendía nada cuando se ponían a hablar entre ellas...Con todos disfruté, reí, salí de joda, bebimos mate, comimos humitas, a alguno le rompí las bolas..., con todos boludeé, tomamos, chupamos, fuimos de boliches....En este momento encontré el sentido a mi viaje, eso era lo que me había faltado hasta entonces..., el calor de la gente, la improvisación, esas pequeñas cosas que quedan en el recuerdo para siempre...Ya me daban igual los paisajes, tremendos por cierto, diría que hasta más espectaculares que la mismísima Patagonia. Las quebradas majestuosas, los infinitos colores, los contrastes, los inmensos salares, todo cobra una dimensión más en Argentina, hay algo sobrecogedor en cada paisaje, en lo pequeño que te hace sentir aquí la naturaleza, en lo insignificante que te das cuenta de ser ante tanta grandeza...Y en lo cercana y acogedora que es la gente, en cómo puedes hacer amigos con una facilidad de la que los europeos carecemos, en cómo te abren su casa, en cómo te hablan, en lo que dicen,...Siempre hay algo que me resulta cercano en los argentinos, no sé exactamente qué es, me resulta fácil hablar con ellos, que me escuchen con sincero interés, que hablen de cualquier tema que te puedas imaginar, que recién les conoces te inviten a un café,...eso es algo que poca gente más en el mundo tiene, y es algo impagable...Una vez leí un libro que hablaba de la nueva física, de la teoría de las supercuerdas, y decía que habitamos un universo multidimensional del cual sólo somos conscientes de 4 dimensiones, pero que hay más, hasta 10, o 12, ya no recuerdo, pero no las vemos...no somos capaces de sentirlas... Algún día pensé, que si existe algún lugar en el mundo donde puedan ser conscientes de más dimensiones a parte de esas escasas y tristes 4 que el resto de los comunes mortales sólo somos capaces de vivir, ése lugar es... sin duda...., Argentina...!

Volví a Buenos Aires, pasé unos días inolvidables allá, con un tiempo magnífico, recorrí los barrios más emblemáticos como Palermo, San Telmo, Boca, Recoleta, Mini Centro, Retiro. No hay nada como ver una ciudad a través de los ojos y en compañía de sus propios habitantes. Mis amigas porteñas me llevaron de paseo como dicen allá y la pasé re bien...Pude comprender y percibir tantas cosas que en mi anterior viaje me pasaron desapercibidas....! Allí decidí que mi viaje no podía finalizar así, tan pronto, ahora que era cuando comenzaba a disfrutar de verdad. Así que me lo pensé un poco - bastante y retrasé el vuelo de vuelta. Recuerdo esa extraña sensación de estar en un lugar en el mismo momento que se supone te tienes que haber ido, tu vuelo ha partido ya, y no tener ningún plan. Es un sentimiento raro, como de libertad y pérdida a la vez. Es como si tu turno hubiera pasado, pero eso no es necesariamente malo, sino que te abre el mundo. Ahora bien..., ¿a dónde? A veces no hay nada más confuso y peligroso que la libertad de no tener obligaciones..., pero tener a la vez todas las posibilidades..., que vértigo! ¿A dónde me dirigiría? Montevideo, Colonia, quizá Mar del Plata o primero Bolivia? La mente se vuelve loca a cada segundo con tantas opciones, tantos caminos, como si se juntaran todas las probabilidades de ser del universo, de que no tuviéramos que elegir, de que no fuéramos o sólo ondas o sólo partículas, materia o anti-materia..., sino todo a la vez...!

Comenzaba la segunda parte de mi viaje...

Mouriño



Si si, voy a hablar de él...!

A pesar de que durante toda mi infancia y parte de mi juventud fui antimadridista (entenderme, nací y crecí en Bilbao, había que ser anti-todo lo que sonara España y en particular Madrid...tenía poca escapatoria) y que ahora vivo en Barcelona y por simpatía (y cercanía) me cae bien el Barsa (aunque son los dos igual de prepotentes), no puedo evitar decir, contra viento y marea, ...que sí!, que me cae bien el tipo este de Mourinho...

Será por la cara de malo que tiene, o ese macuto tipo Hanfry Bogart que siempre lleva sobre sus hombros, o la pose de chulo perdona-vidas y que escupe por el colmillo que porta, pero el caso es que, en contra de todos los que piensan que es un déspota, prepotente y un largo rosario de, más bien descalificativos, el amigo Mou me resulta simpático...

La verdad es que no deja de ser otro personaje más dentro de este circo en que se ha convertido el fútbol en particular y toda la sociedad en general. Parece que cuando ya no quedan cosas que nos sorprendan, cuando en esta era (post-tecnológica como ya afirman algunos), no hay forma de que queden territorios vírgenes, ni lugares donde no llegue la contaminación lumínica, el vocerío, las ondas de TV, de radio, de móvil... Cuando parece que ya estamos de vuelta de todo y nada ya ni siquiera nos inmuta, van y de un día para otro y como si de dentro de una chistera saliera, nos sale algún personaje nuevo, un muñeco de pim pam pum al cual machacar a tomatazos para regocijo de la vil y cruel plebe. Pues sí, ya tenemos en España al nuevo teleñeco, al encargado de reemplazar a los Ristos, Vilches o Houses de turno, ya tan olvidados y pasados de moda. Ya tenemos al Mou para un papel que le va como anillo al dedo: el de malo oficial...!! Y vaya que si lo consigue!

El amigo Mou, que de tonto no tiene un pelo, conoce y asume ese papel de manera magistral. Lejos de huir de la bronca, la promueve, se dice no ser un provocador y a la siguiente suelta perlas como que es el mejor entrenador del mundo, y que el resto no sabe de fútbol, ..., y cosas por el estilo. Y la prensa se frota las manos. Este año se preve calentito, y a falta de noticias de muertes, catástrofes naturales, crisis que ya aburren y reyes que no acaban de palmarla, pues tenemos al "mauriño" para sacarlo por los telediarios a todas horas y ponerlo en las portadas de los periódicos para que los machotes de turno tengan de que hablar en el bar cuando vayan a tomarse su carajillo mañanero o sus copas nocturnas...

Ay Mou, eres un monstruo, haciendo más bien poco, con tus equipos practicando anti-futbol y liándola con todo el mundo, has pasado traductor de segunda a fenómeno mediático a razón de 10 millones de eurazos por año que te va a pagar tu Florentino del alma... Por eso me caes bien, eres un superviviente, un oportunista, lo que diríamos comunmente, un tío listo, dentro de esta marea de decrepitud y decadencia. Lo has conseguido todo a cambio de lo más fácil, lo menos costoso; montar barullo, hacer ruído. Nadie como tu representa el ocaso de esta sociedad consumista y sin rumbo que encumbra a los más mediocres y deja arinconados a los mejores, músicos, escritores, artistas, cineastas, todos caídos en el más miserable pozo de los olvidos...

Larga vida para ti Mou, dentro de lo que cabe, mereces estar donde te encuentras ahora. Te deseo suerte, te va a hacer mucha falta...

GR-11 Transpirenaica

La transpirenaica recorre la parte sur de los Pirineos por la parte española en su ruta de gran recorrido GR-11. Es un camino duro, largo y muy exigente que pasa por muchos collados y pasos míticos de la geografía pirenaica. A diferencia de su homólogo francés, el GR-10, es una ruta mucho más cercana a los grandes picos y con unos desniveles importantes. El GR-10 en cambio, discurre más alejado de los valles y su recorrido es más suave.

En el verano de 2009, realicé unas cuantas etapas de esta ruta por el pirineo central, en Huesca, donde se encuentran las cimas y valles más famosos de todo el Pirineo. Ordesa, Monte Perdido, Aneto, Posets Maladeta, Torla, Bujaruelo, Panticosa, son por si mismos nombres llenos de historia, de leyenda, que todo amante de la naturaleza y de la montaña quiere visitar y recorrer siempre.

En concreto la ruta seguida fue desde Benasque hasta Panticosa en 8 días con algún día acortando alguna etapa para descansar. La distancia total son unos 100 Km.

El camino pasa por las poblaciones de Benasque, Parzán, Bielsa (opcional), Torla y Panticosa

Serra de Tramuntana GR 221

Puesta de Sol de cuento...
Ocho días para atravesar la Sierra de la Tramuntana, espectacular cadena montañosa de la cosmopolita isla de Mallorca, una experiencia única!

La Sierra de la Tramuntana es un paraje inigualable dentro de las islas Baleares. La verdad es que no deja indiferente a nadie que la visite. Quizá lo más sorprendente sea lo inesperado del paisaje. Quienes únicamente conocen la ciudad de Palma o los que aún no visitaron la isla, rara vez saben que más allá de un turismo a veces despiadado y con muchos euros en el bolsillo, puede dejar paso a esta maravilla de la naturaleza, donde aún es posible recorrer la isla sin ver un alma en muchos días, por caminos que fueron hollados por las más antiguas civilizaciones y que aún hoy nos muestran restos de un pasado tan diferente al actual.

Construcciones de piedra "en seco" (sin ningún tipo de argamasa que una sus estructuras) como hornos de pan, pozos de nieve, cabañas de pastores, torres de vigilancia, nos hablan de un pasado agrario, duro, donde el ser humano había de sobrevivir a las duras condiciones invernales, con muchos meses de incomunicación por el mal tiempo y la lejanía de los núcleos habitados. Por otro lado, la zona fue en su día también refugio de intelectuales y artistas, que vieron en sus pueblitos y montañas un lugar idílico de retiro espiritual e inspirador para sus obras, como fue el caso del músico Frederic Chopin y su amante, la escritora Aurore Dupin (George Sand)

Etapas

Día 1. Port d'Andratx - Sant Elm - La Trapa. Fecha: Sabado, 22 de Mayo 2010

Comenzamos no muy pronto, hay pereza...Hay que ir de Palma a Port d'Andratx en bus. Vaya pedazo de estación de buses que tiene Palma! Dios! Cómo se nota que aquí hay dinero! Le da mil vueltas a la de Madrid o Barcelona, sólo por citar dos que se supone debieran ser las más top...Los buses son nuevitos nuevitos y sirven para llevar turistas a los pueblos de la costa, jubiletas alemanes que tienen aquí su segunda (o tercera) residencia
Después de unos 40 minutos llegamos a destino. El Port d'Andratx es (o fue) un pueblecito de pescadores, bucólico y rodeado de naturaleza, bosque típico mediterráneo con acantilados que se despeñan al mar. Hoy, la furia inmobiliaria se ha llevado todo eso por delante y las casas de lujo y hoteles spa resort cuelgan de esos acantilados, aunque sin, todo hay que decirlo, afear (todavía) demasiado el paisaje...

La etapa de hoy no es muy dura (al menos esa es la previsión) pero por el hecho de ser la primera, ser más de la una del mediodía y pegar un solarro de escándalo, el comienzo se hace muuuy difícil. Remontamos las laderas de la montaña dejando atrás el puerto, los nombres de las calles no recuerdo (la guía Alpina lo explica) y la subida, no muy dura, discurre entre bosque de pinos. Vamos viendo detrás la bahía del puerto y sus casitas, y al cabo de una media hora salimos a un collado donde puede verse una panorámica preciosa del mar y la punta final de la isla. Estamos en el Coll des Vent, que por suerte hoy no hace honor a su nombre...

Siguiendo un camino bien marcado, el camino ahora va sin mucha subida. Después de una media hora, se alcanza el Pas Vermell, de colores rojizos, por donde ya se divisa el pueblo de Sant Elm, otro de los típicos pueblitos de la zona, turísticos. Bajamos vertiginosamente hasta el pueblo, probamos suerte de bañarnos en una calita (pero está llena de piedras) y damos una vuelta por el pueblo. Las horas pasan indefectiblemente y la pereza comienza a hacer mella, ya que después de comer un poco y tomar algún café en una terracita, y siendo la hora que es ya (casi las 7 de la tarde), como que no apetece mucho seguir, más sabiendo que queda una subida final de una hora o más hasta la Trapa y que no sabemos muy bien qué encontraremos allí (se preve dormir al raso y claro siendo la primera noche, como que cuesta más...)

Total que armándonos de valor, decidimos partir...Al cabo de una media hora ya estamos puestos en la tarea de la subida, por unas rocas y pasos de vértigo, con unas magníficas vistas de la isla de Sa Dragonera (la llaman así porque por lo visto está llena de esos reptiles....) y finalmente divisamos nuestro destino! La Trapa! Es difícil definir el lugar. Resulta que era un antiguo monasterio de monjes (trapenses) que lo fundaron hace 200 años huyendo de la revolución francesa. Hoy día está todo derruido, no hay ni una sola infraestructura utilizable y lo gestiona una asociación llamada GOB (Grup Ornitológic Balear) que se encarga de las tareas de recuperación, de los cultivos y reforestaciones y que tiene previsto construir un refugio allí, pero parece que el tema está parado desde hace años, ya que los del Consell de Mallorca no sueltan la plata, lo de siempre vaya!
La verdad es que el atardecer es espectacular, con el mar trangándose al sol literalmente y el espectáculo de la isla Sa Dragonera al frente. El lugar es casi mágico y por la noche toca dormir al raso protegidos por el saco, la esterilla y la pared de piedra del molino abandonado...Y los aviones que salen de Palma martilleando nuestras cabezas...jeje. Me quedé impresionado del tráfico aéreo de Palma, me dijeron que es uno de los aeropuertos europeos más congestionados, y puedo afirmarlo, aviones en el cielo cada dos minutos...Bueno, la verdad es que tampoco molestan, ya que en ese lado de la isla ya han cogido bastante altura...
Sa Dragonera
Día 2. La Trapa - Estellencs. Domingo, 23 de Mayo 2010

Día 3. Estellencs - Esporles. Lunes, 24 de Mayo 2010

Día 4. Esporles - Valldemossa - Deiá. Martes, 25 de Mayo 2010

Día 5. Deiá - Port de Sóller. Miercoles, 26 de Mayo 2010

Día 6. Port de Sóller - Sóller - Tossals Verds. Jueves, 27 de Mayo 2010

Día 7. Tossals Verds - Llúc. Viernes, 28 de Mayo 2010
Día 8. Llúc - Pollença. Sabado, 29 de Mayo 2010

Sol, mar y nubes